Ayer por la noche murió el ciclista belga Michaël Goolaerts, tras sufrir un paro cardíaco durante la París-Roubaix.

La terrible noticia la dio el Veranda Willems, su equipo, mediante una escueta y triste nota de prensa: “Es con una inconmensurable tristeza que les tenemos que anunciar que nuestro corredor y nuestro amigo Michaël Goolaerts ha fallecido. Perdió la vida a las 22.40 horas en el hospital de Lille, rodeado de su familia. Murió por un ataque cardíaco contra el cual toda la asistencia médica no sirvió para nada”.

Esta era la segunda temporada que el ciclista belga afrontaba como profesional, y tenía la función de ser el gregario de su líder, Wout van Aert. Este año ya había participado, con el Veranda Willems, en la Ruta del Sol y la clásica de Almería, pruebas que había terminado en las posiciones 14 y 33, respectivamente.

El ciclista sufrió un accidente durante la París-Roubaix, prueba que disputaba por primera vez en su vida, en el sector Briastre, una zona que no se consideraba de alto riesgo. Estaba valorada con tres estrellas según la clasificación establecida.

Goolaerts fue atendido en primera instancia por los servicios médicos de la carrera después de perder el control de su bici, cuando llevaban cien kilómetros realizados.

Pese a que lograron reanimarlo con un desfibrilador, tuvo que ser trasladado en helicóptero al centro hospitalario de Lille, en estado grave, donde murió horas más tarde.

En un principio, parecía que la caída hubiese podido provocarle el infarto. Sin embargo, algunos medios belgas han publicado que es probable que el paro cardíaco no fuese provocado por un traumatismo.

Por el momento, aún hay muchas dudas sobre por qué murió el ciclista belga Michael Goolaerts, y se ha abierto una investigación que buscará aclarar los motivos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This