El suizo Andy Rihs ha muerto a los 75 años debido a la enfermedad del síndrome mielodisplásicos. Nacido en Stuttgard en 1942, Andy Rihs y su hermano heredaron de su padre una empresa de audífonos con algunos problemas económicos, que en unos años convirtieron en una de las mayores compañías del sector. Phonak se sumergió en el grupo Sonova Holding, que llegó a facturar unos 1.500 millones de euros anuales.

Aquellos réditos empresariales le brindaron a Rihs la oportunidad de desembarcar en el mundo del ciclismo y lo hizo creando su propio equipo profesional. El Phonak salía a las carreteras por vez primera en el año 2000, con Álvaro Pino como director técnico y corredores como José Enrique Guriérrez, Óscar Pereiro, Santiago Botero , Santi Pérez, Tylor Hamilton y Floyd Landis, entre otros. Por aquel entonces, Rihs, apasionado cicloturista, ya se había hecho con las riendas de BMC Switzerland SG, la firma de bicicletas fundada en 1986 por Bob Bigelow y que se convertiría en el suministrador oficial del Phonak Team.

La historia de aquel equipo acabaría muy mal, con múltiples casos de dopaje del que destacó sobre todos el de 2006, cuando apenas unos días después de haberse proclamado ganador del Tour de Francia, Floyd Landis, dio positivo por testosterona. Aquello finiquitó el equipo profesional del Phonak, pero Rihs no se rindió y volvió a la carga en 2007 con un equipo patrocinado únicamente por la marca de bicicletas BMC.

Aquella escuadra se mantiene actualmente como una de las más estructuras más sólidas y con mayor presupuesto del pelotón World Tour. Sin embargo, es sabido que los herederos de Andy Rihs no comparten con el patrón su afición por el ciclismo, con lo cual el futuro del BMC Racing Team es incierto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.