Una patrulla de tráfico que manejaba un radar móvil en la bajada de l’Oronet en Náquera (Valencia) ha multado un ciclista que circulaba a 59 km/h en una zona limitada a 50 km/h.

El ciclista fue detenido por la patrulla en la propia CV-310 y le notificaron de la multa cifrada en 100 euros, aunque con una reducción del 50% si la paga antes de la fecha indicada.

A raíz de esto ha resurgido el debate de los velocímetros en la bicicletas. ¿Deberían ser obligatorias en la bicis para poder gestionar mejor la velocidad por tramos limitados?

Esta no es la primera vez que multan a ciclistas por exceder la velocidad permitida. A finales de abril ya compartimos el caso de tres ciclistas que fueron multados en un tramo limitado a 60 km/h. El más rápido circulaba a 77 km/h.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.