Mundial CX: Desempate en Ostende

La playa belga de Ostende espera el domingo un nuevo capítulo de la rivalidad entre Mathieu van der Poel y Wout Van Aert, los dos fenómenos del ciclocrós, la carretera y lo que se propongan. No será un duelo más. En juego está el maillot arcoíris de la especialidad invernal que ambos se han repartido en los seis últimos años: el belga fue campeón en 2016, 2017 y 2018 y Van der Poel, oro en 2015, 2019 y 2020. Huele a desempate.

Sin barro, pero con mucha arena, dice un tal Sven Nys que el trazado de Ostende se ajusta mejor a las condiciones de Van Aert: “No creo que haya un circuito mejor para sus capacidades: potencia en la arena, tramos de pateo, potencia en el puente y largas rectas en el hipódromo”. El único precedente en la localidad costera al oeste de Flandes se remonta al Campeonato Nacional belga que ganó el propio Van Aert en 2017.

“No hay ningún circuito con el que no pueda Van der Poel”, matiza Nys. Y es que el neerlandés suma nueve victorias en 13 carreras esta temporada, números inalcanzables para cualquiera, menores para el rey del ciclocrós en comparación con sus dos últimas campañas: en la 2019/20 ganó 24 de 25 y en la 2018/19 se impuso en 32 de 33. La cosa se iguala todavía más en el cuerpo a cuerpo ante su gran rival, aunque sigue ganando Van der Poel: 5-3.

Van Aert doblegó tres veces al vigente campeón mundial este curso: en Herentals, su localidad natal, Dendermonde, un día de barro hasta las rodillas, y, la semana pasada, en Overijse, última prueba de la reducida Copa del Mundo. La victoria fue doble para el belga, que se proclamó vencedor de la clasificación la general a sólo siete días del Mundial en Ostende. Hay partido.

Outsiders y favoritas

La cuarta derrota de Van der Poel fue el 13 de diciembre en Gavere ante la última joya surgida del barro que también triunfa en la carretera y el mountain bike. Es el inglés Tom Pidcock, flamante fichaje del INEOS Grenadiers, que el año pasado fue segundo en el Mundial élite con sólo 20 años y es la alternativa a los dos grandes favoritos. Lucharán por un lugar en el podio los belgas Michael Vanthourenhout, Ton Aerts y Laurens Sweeck.

Brand, Alvarado y Worst, dominio neerlandés el año pasado en el Mundial de Dubendorf . Foto: Anton Vos/Cor Vos

La carrera femenina, plato fuerte del sábado en un programa acortado (la UCI anuló las pruebas júnior por mor de la pandemia, aunque mantiene las sub-23), es coto privado para las ciclistas de Países Bajos, que ya coparon los tres cajones el año pasado. Ceylin del Carmen Alvarado, de origen dominicano y actual campeona, es la rival a batir, pero sus compatriotas Lucinda Brand y Denise Betsema no se lo pondrán fácil.

Los españoles

La selección española partía con diez representantes, cinco hombres y cinco mujeres, aunque viajó a Ostende con nueve por la baja de Sara Bonillo, que dio positivo en covid-19. Felipe Orts, en busca de su primer top 10 en la prueba reina, Kevin Suárez, Ismael Esteban, Lucía González, Aída Nuño y Sara Cueto competirán en la categoría élite, mientras que Iván Feijoo, Jofre Cullell y Sofía Rodríguez lo harán en sub-23.

El programa

Sábado 30 de enero

  • Prueba sub-23 masculina (13h)
  • Prueba élite femenina (15h)

Domingo 31 de enero

  • Prueba sub-23 femenina (13h)
  • Prueba élite masculina (15h)

Felipe Orts, la gran esperanza española en Ostende. Foto: Fco. Javier Bandín/RFEC

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.