Mundial CX: Van der Poel rompe el empate

Tábor, Bogense, Dübendorf y, ahora, Ostende, son los cuatro títulos mundiales de Mathieu van der Poel, rey indiscutible del ciclocrós. En el mar del Norte rompió el empate con el tricampeón Wout Van Aert, afectado por un pinchazo cuando era primero. Desde entonces no pudo con su némesis y se tuvo que conformar con la plata. Toon Aerts, bronce, cerró el podio.

La carrera se convirtió enseguida en un duelo entre los dos grandes favoritos. El neerlandés fue el más rápido en la salida, pero el belga ganó la posición antes de entrar en la playa y metió una marcha más nada más pisar la arena. Sólo el defensor del título aguantó el cambio de ritmo y, al paso por meta, el dúo contaba ya con 15 segundos sobre sus perseguidores. De otra liga.

En la segunda vuelta, Van der Poel tuvo que bajarse de la bici en el tramo de playa, oportunidad que no desaprovechó su gran rival para abrir un pequeño hueco, y más tarde sufrió una caída en una curva rápida y en ligero descenso sobre un surco de barro. La diferencia creció hasta los 13 segundos en la línea, mientras Aerts cruzó a medio minuto, escapado por el bronce.

Pinchazo definitivo

No desesperó el neerlandés. Con las piernas al rojo vivo, pero la cabeza fría, eligió cambiar de bicicleta en plena persecución. Y el pit stop no fue un detalle menor. Evitó cualquier problema mecánico y enjugó la desventaja con Van Aert a ritmo de vértigo. La explicación fue un pinchazo que cambió el signo de la carrera en el tercer giro y le concedió cuatro segundos al campeón.

El cuerpo a cuerpo duro poco en Ostende y la lucha en la distancia se decantó claramente a favor de Van der Poel, que no volvió a fallar mientras el belga fue a menos y pisó arena varias veces en las últimas vueltas. La renta no dejó de crecer: ocho segundos en la cuarta vuelta, 14 en la quinta, 22 en la sexta, 29 en la séptima y 37 en la línea final. El rey se vistió otra vez de arcoíris. Y van cuatro, los tres últimos consecutivos.

En la lucha por el bronce, Aerts aguantó el arreón de Tom Pidcock, cuarto y protagonista de una gran remontada en un circuito tan duro que sólo 20 ciclistas llegaron a meta en la misma vuelta que el campeón. Ningún español entró en tiempo: Felipe Orts (26º), Kevin Suárez (29º) e Ismael Esteban (31º) finalizaron con un giro perdido.

Pleno neerlandés

Van der Poel completó un fin de semana redondo para el ciclocrós de Países Bajos. Lucinda Brand se proclamó campeona élite por delante de sus compatriotas Annemarie Worst, plata, y Denise Betsema, bronce, en un podio 100% oranje. Aida Nuño (20ª), Lucía González (28ª) y Sara Cueto (38ª) completaron la representación española.

En sub-23 ganaron otros dos neerlandeses: en chicos, Pim Ronhaar, acompañado en el cajón por Ryan Camp, y el belga Timo Kielich, en una prueba que sólo terminó un español, Jofre Cullell (23º), y en chicas, Fem van Empel, secundada por Aniek van Alphen y la húngara Blanka Kata Vas, con una sola española: Sofía Rodríguez (30ª).

Clasificaciones

1
Flag Netherlands Mathieu van der Poel
58:57
2
Flag Belgium Wout Van Aert
0:37
3
Flag Belgium Toon Aerts
1:24

 

Élite femenina
1
Flag Netherlands  Lucinda Brand
46:53
2
Flag Netherlands  Annemarie Worst
0:08
3
Flag Netherlands  Denise Betsema
0:19

 

Sub-23 masculina
1
Flag Netherlands  Pim Ronhaar
49:47
2
Flag Netherlands  Ryan Kamp
0:08
3
Flag Belgium  Timo Kielich
0:14

 

Sub-23 femenina
1
Flag Netherlands  Fem van Empel
36:59
2
Flag Netherlands  Aniek van Alphen
0:03
3
Flag Hungary  Blanka Kata Vas
0:09

La lucha cuerpo a cuerpo duró poco en la playa de Ostende. Foto: bettiniphoto

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.