¿Es rentable organizar Mundiales de ciclismo? Estas son las cifras que generaron los de 2021

¿Es rentable organizar Mundiales de ciclismo? Estas son las cifras que generaron los de 2021

Organizar un evento de ciclismo supone una gran inversión por parte de la sede que lo acoge. Y si es un Campeonato del Mundo más aún. ¿Pero realmente ese esfuerzo económico les merece la pena a ciudades o regiones? Analizamos el balance de uno de los Mundiales de ciclismo más multitudinarios y seguidos de los últimos años, el de Flandes 2021, así como el de Val di Sole 2021 en MTB.

PUBLICIDAD Content_1

Fotos: swpix.com, Wk Flanders 2021 y Red Bull

El comité organizador de Flandes 2021, junto con la UCI, acaba de hacer públicos los resultados económicos y el retorno de la inversión generada por organizar el Campeonato del Mundo de fondo en carretera del año pasado.

En el pasado, ediciones como la de Bergen (Noruega) de 2017 o el último Mundial celebrado en España, el de Ponferrada en 2014, acabaron con pérdidas millonarias para organismos e instituciones tras la celebración del evento. Generándose fuertes críticas relativas a la poca conveniencia de invertir dinero público en estas citas. Un gasto que luego no acaba traduciéndose en retorno económico que beneficie a la población.

Pero la celebración del Mundial del centenario en Flandes, una de las regiones del mundo con mayor seguimiento y afición a este deporte, pretendía cambiar esta percepción sobre la rentabilidad de la cita. Especialmente para países donde el ciclismo está mucho más arraigado. Visto el balance final del evento, estas son las conclusiones que se pueden extraer.

PUBLICIDAD Content_2

Los resultados económicos de Flandes 2021

mundiales de ciclismo 2021

El comité organizador de los Mundiales de ciclismo de Flandes 2021 publicó ayer sus datos económicos. Entre ellos está el beneficio neto que dejaron los más de 1,5 millones de aficionados que asistieron a todas las pruebas del Mundial. Tanto en la ciudad de Lovaina (sede principal), como de Brujas, Knokke y Amberes.

Las cifras, calculadas por la consultora Ernst & Young, cifran en 27,4 millones de euros el retorno económico del Mundial de Flandes 2021. Teniendo en cuenta que el presupuesto del evento era de 21,3 millones de euros, según publicó la televisión belga VRT, el beneficio estimado que ha dejado en la región de Flandes y las ciudades sede sería de, aproximadamente, 6 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que la mayoría del presupuesto lo conforma la inversión del gobierno autónomo de la región de Flandes. Este aportó 13 millones de euros, las ciudades sede 2,89 millones y el gobierno provincial del Brabante flamenco 400.000 euros. El resto lo completaron las aportaciones de los patrocinadores. Además, de esos 21 millones, 6,8 millones se los lleva la UCI en concepto de pago de tasas. Concretamente, por sus servicios ofrecidos para las carreras (infraestructura, derechos de TV, cronometraje, acreditaciones, etc.).

PUBLICIDAD Content_3

En el Mundial de Flandes se invirtieron 21,3 millones de euros, la mayoría dinero público, y se ha obtenido un retorno directo de 27,4

Todo ese dinero público ha acabado por obtener un retorno económico en positivo, que ha superado las previsiones del comité organizador WK 2021. Estos esperaban unos ingresos similares a los del gasto, pero no las del gobierno flamenco. Su por entonces ministro de deportes (cuando la UCI otorgó la sede del Mundial a Flandes en 2018) Philippe Muyters, vaticinó un retorno económico cercano a los 30 millones.

Pero, una vez celebrado con éxito de seguimiento el evento, las autoridades flamencas se muestras entusiasmadas con los resultados: «ha sido una promoción brillante de la región. Seguro que organizaremos más eventos similares en el futuro», destacó Ben Weyts, el actual ministro de Deportes.

Retorno indirecto: audiencias y promoción turística

Además de los ingresos generados por aficionados y visitantes, Los Mundiales ciclismo de Flandes obtuvo unas cifras muy destacadas de repercusión mediática. El informe de Ernst & Young calcula que 208 millones de espectadores vieron en directo o diferido las pruebas en todo el mundo.

Por otro lado, el alcance en medios online y redes sociales se cifra en 54 millones. Se registraron 777.605 visitas a las webs oficiales del Mundial. Y 24.000 seguidores activos en las redes sociales oficiales de la prueba.

Otro dato interesante del informe es el relativo al impacto indirecto en cuanto a promoción turística que ha dejado Flandes 2021. De los 1,5 millones de visitantes que registró el Mundial, 10% eran extranjeros. Y el 30% de ellos se mostraron muy sorprendidos o satisfechos de Flandes como destino turístico. El 83% afirmó que volvería a visitarlo una vez más. Asimismo, el 90% recomendarían la región flamenca como destino turísticos a familiares, amigos o conocidos.

Las cifras del Mountain Bike: el retorno de Val di Sole 2021

mundial ciclismo mtb 2021

Además de Flandes, el informe de la UCI encargado a Ernst & Young también ha calculado el retorno económico y social del pasado Mundial de Mountain Bike en la comarca de Val di Sole (Italia).

Su estación invernal acogió durante cuatro días (del 25 al 29 de agosto) las diferentes carreras tanto de categorías inferiores como profesionales de Cross Country y Descenso. Y se generó un retorno económico de 5,9 millones de euros gracias a los más de 20.000 aficionados y staff de organización y equipos que se dieron cita en la sede italiana. En cuanto a audiencias, lo siguieron 25 millones de personas en 113 países.

Una cifra que parece haber contentado a organizadores y autoridades, ya que la estación de esquí de los Alpes repetirá como sede del Mundial de MTB en el año 2026. En total, Val di Sole acogerá tres mundiales de la modalidad en diez años, 2016, 2021 y 2026.

¿Es rentable celebrar un Mundial de ciclismo?

Hemos visto que un Campeonato del Mundo de ciclismo, como cualquier otro evento deportivo de primer nivel, es caro y complejo de organizar, teniendo que financiarse con aportaciones públicas y privadas, más de las primeros que de las segundos.

Es una inversión que, dependiendo de la ciudad o país en el que se celebre, y de la gestión de los recursos que se haga desde la organización, puede resultar un éxito, como en el caso belga, o un fiasco, como el ejemplo cercano de Ponferrada. Este último, que generó pérdidas de 11,8 millones de euros en el ayuntamiento de la ciudad leonesa, acabó en los tribunales por supuestas irregularidades en la gestión de los fondos públicos destinados al evento.

Incluso el por entonces alcalde de la ciudad, Samuel Folgueral, acabó siendo investigado por esta causa, que finalmente se archivó en 2020, según esta noticia de La Nueva Crónica.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario