Participamos en la Mussara 24h 2021, un día en las carreras
PUBLICIDAD

Mussara 24h 2021, un día en las carreras

Vivimos desde dentro la Mussara 24h, una prueba de ciclismo diferente a cualquier marcha cicloturista, enmarcada en un escenario incomparable como el circuito de Montmeló. Además del viento y las altas temperaturas, hemos aprendido que la estrategia y el compañerismo son una parte fundamental del éxito de cualquier equipo que quiera participar en este formato de carrera.

Más de 300 corredores repartidos en 80 equipos se daban cita el pasado sábado a las 7 de la mañana en el autódromo de Barcelona-Catalunya, también conocido como Circuito de Montmeló. Tres horas antes del pistoletazo de salida de la Mussara 24h, una prueba de resistencia por equipos segmentada en múltiples formatos de 6, 12 o 24 horas y categorías (masculina, femenina, mixta y equipos desde 2 hasta 8 participantes según la modalidad).

Una de las señas de identidad de esta prueba consiste en hacer sentir a cada ciclista una experiencia propia de un piloto de Moto Gp o Fórmula 1. De este modo, cada equipo dispone de un box asignado en el paddock, se realizan relevos en el pit lane y un Team Manager de cada equipo debe acudir al briefing previo en la misma sala de prensa del circuito.

Por supuesto, los ganadores de cada categoría son condecorados con un trofeo en el pódium de Montmeló, incluyendo la mítica escalinata que da acceso a los cajones, por donde hemos visto acceder a leyendas del motor como Schumacher o Marc Márquez.

Relacionado: 10 consejos que debes saber antes de hacer tu primera marcha cicloturista

Salida ‘old school’

Sin embargo, quizá el mejor ‘guiño’ al ámbito del motor lo encontramos en la salida. Se trata de un inicio multitudinario, con todas las categorías y modalidades juntas, al estilo LeMans. ¿Qué quiere decir esto? Un compañero se ubica en un lado de la recta de meta sujetando la bicicleta, y el ciclista que hará el primer relevo se coloca en el lado contrario de la vía.

Cuando la organización finaliza la cuenta atrás, el primer relevista debe cruzar la pista corriendo a pie, montar en la bicicleta que está sosteniendo su compañero y pedalear rápidamente hasta coger ritmo. Sin duda uno de lo momentos más divertidos y carismáticos de la jornada.

Porque la diversión rápido se convierte en agonía. La primera vuelta es un auténtico polvorín con todos los ciclistas tratando de formar parte de una grupeta consistente y rodando a un ritmo frenético. Afortunadamente los ritmos se van suavizando a medida que avanza la competición.

¿Cómo es montar en bici en un circuito?

La experiencia de rodar en un circuito de competición, con el misticismo y la historia que rodea a Montmeló, es cautivadora. El asfalto está en perfecto estado y la anchura de la pista es tal que podemos completar una vuelta prácticamente sin tocar el freno.

Pero si hay algo que aprendes desde la primera vuelta de reconocimiento es que este circuito cuenta con un desnivel muy superior al que se percibe desde la televisión cuando vemos las carreras. Cada vuelta nos desafía con unos 50 metros de desnivel positivo. Además, se presentan tres subidas bien definidas por cada giro, incluyendo la ya mítica Moreneta, con picos del 8% de desnivel.

En cuanto a la dinámica de cada vuelta, cambia mucho la experiencia si ruedas en solitario o si tienes la oportunidad de pedalear a rueda y dando relevos. El viento de cara ralentiza mucho el ritmo cuando ruedas sin compañía, y además aumenta el desgaste psicológico. Por el contrario, puedes elegir tu ritmo y gestionar tus reservas de energía con independencia.

En grupo, cada giro es más entretenido, debes adecuar tu ritmo, corres el riesgo de descolgarte, hay que neutralizar ataques y la concentración debe ser máxima si quieres evitar el temido ‘afilador’.

La estrategia, clave

Por supuesto, la estrategia de cada equipo varía y es un elemento clave para luchar por los puestos de cabeza o simplemente para finalizar la prueba. Hay quienes realizan relevos muy cortos y otros prefieren coger ritmo con tandas de horas. Hablé con un equipo formado por una pareja cuya estrategia consistía en una tirada de 10 horas. Eso supone montar desde las 10 de la mañana hasta las 20 de la tarde, incluyendo las horas centrales del día. Es un caso extremo, puesto que el calor fue un factor determinante, llegando a picos de 40 grados y una sensación térmica muy superior dentro del circuito.

Sin embargo, lo más común son relevos de una o dos horas en las modalidades de 12 y 24 horas respectivamente. El cambio de turno también debe seguir un estricto protocolo, puesto que la velocidad dentro del pit lane está limitada a 20 km/h y vigilada en toda la recta. Infringir esta norma más de dos veces acarrea una sanción de vuelta perdida desde la organización.

Una vez alcanzado el box, cada corredor entrega el transpoder (con forma de bidón y ubicado en el cuadro de la bici) al siguiente relevista para continuar con la carrera. Dentro del paddock disponemos de varias pantallas para hacer un seguimiento en vivo de la situación de carrera y además podemos acceder a un site virtual para comprobarlo desde cualquier dispositivo.

Campeones y finishers

Caen las horas y a las 16 h de la tarde asoma la primera bandera de cuadros. Los equipos del Club Ciclista Lloret son los más rápidos en la modalidad de 6 horas tras completar 48 y 46 vueltas respectivamente.

Con focos de luz delante y detrás de forma obligatoria desde las 20 h de la tarde, a las 22 h se cumple el plazo de los participantes en la versión de 12 horas. Los ganadores son el equipo Etixx, con 95 vueltas, 6 más que el equipo Solo Bici, quintos en esta modalidad.

Para los participantes en la modalidad de 24 horas, más de la mitad de los equipos inscritos y auténtico reto de ultra resistencia, aún tienen el 50% de la prueba por delante. Cae la noche, el ritmo decrece, los ciclistas tienden a agruparse y los miembros que no están en liza tratan de descansar.

Horas después de amanecer, a las 10 de la mañana, se producía el momento más emotivo de la Mussara 24h. Desde la megafonía se informa del cumplimiento de las 24 horas de carrera con un alto porcentaje de finishers. El equipo Eastern Watts repite triunfo tras la victoria conseguida en 2019 y lo hacen con un espectacular registro de 194 vueltas, un nuevo récord de la competición.

Éxito organizativo

Además de centenares de cicloturistas, la Mussara 24h ha contado con la participación de algunos nombres reconocidos como el triatleta Marcel Zamora, la entrenadora personal Miriam García, el entrenador de fútbol Eder Sarabia o el humorista y presentador Javi Sancho.

Entrevistado por Solo Bici en el mismo pit lane, Javi Sancho declaró con su habitual dosis de humor que en la Mussara 24h “el ambiente es diferente a cualquier marcha cicloturista. Poder rodar en un circuito como Montmeló donde lo hacen grandes pilotos es una experiencia única. Tengo las rodillas rasgadas de rozar con el piano en cada curva”.

Por su parte, Enrique García, director de la Mussara 24h afirmó que “sacar adelante la prueba, tras un año tan complicado y en tan poco tiempo es todo un éxito. El circuito nos ha puesto muchas facilidades y estamos muy contentos con el resultado”.

Además respecto a la esencia de esta prueba respecto a otras citas cicloturistas, Enrique García opina que “lo que hace verdaderamente especial a Mussara 24h es el fin de semana que pasas con tu grupeta en el paddock, planeando la estrategia, compartiendo anécdotas, hablando con otros equipos, organizando las comidas… Sin duda este ambiente especial es lo que hace única a esta prueba”.

El sello Mussara ha completado con éxito esta primera parada pero no echa el cierre a la temporada, puesto que ya tiene en el horizonte la próxima Mussara Reus, una de las marchas cicloturistas más prestigiosas del calendario nacional, que tendrá lugar el próximo 31 de octubre.

Gracias a Lapierre España pudimos disputar la Mussara 24h con esta espectacular Lapierre Aircode DRS. Pronto podrás leer una prueba a fondo, incluyendo nuestra experiencia en el circuito barcelonés.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario