A finales del pasado mes de septiembre se presentó oficialmente en Burguete (Navarra) el proyecto RAK-Ruta de los Akelarres. Se trata de una ambiciosa apuesta por el cicloturismo impulsado por el Ayuntamiento de Auritz/Burguete, el Gobierno de Navarra y la Fundación Caja Navarra. La idea pasa por dar a conocer las extraordinarias posibilidades que la zona del Pirineo navarro-francés ofrece a los amantes del ciclismo. Esta parte de los Pirineos es quizás la menos conocida por los aficionados y, probablemente por ello, sea la que más secretos esconde. Como dejó escrito Ernest Hemingway, habitual de estas tierras, estamos ante “el territorio más malditamente salvaje de los Pirineos”.

Para todas las modalidades de ciclismo

Pero más allá del la belleza del entorno, lo más interesante del RAK-Ruta de los Akelarres es que ofrece rutas y diversión para casi todas las modalidades del ciclismo. Carretera, gravel, montaña, enduro, eBikes… Además, el proyecto cuenta con una oferta también pensada para cuando el aficionado se baja de la bici y para sus acompañantes: senderismo, visitas culturales, gastronomía…

Las posibilidades de estas montañas y estos valles son enormes, tanto desde el punto de vista de sus atractivos naturales como culturales. Los aficionados al ciclismo de carretera se sorprenderán al encontrar aquí algunos de los puertos más duros del Pirineo, auténticos hors categorie apenas transitados por el Tour o la Vuelta. Los amantes del ciclismo de montaña descubirarán senderos infinitos en medio de densos bosques y ríos acabados de nacer –la Selva de Irati es el segundo hayedo más extenso de Europa–.

La web www.rakpirineos.com aglutina toda la información sobre el RAK. Desde rutas guiadas en varios días para la bici de carretera o montaña, a una amplia propuesta de recorridos para todo tipo de aficionados a la bicicleta, independientemente de su nivel. La localidad de Burguete –muy próxima a Roncesvalles y lugar de paso del Camino de Santiago– es el centro neurálgico de esta oferta cicloturista y de sus servicios. Muchas de las rutas propuestas comienzan y acaban en esta pequeña y típica localidad del Pirineo navarro

Ruta de los Akelarres

Con este nombre se ha bautizado a una de las rutas propuestas para el RAK, probablemente la más representativa de la oferta de carretera. La Ruta de los Akelarres es también una ‘quedada’ cicloturista que nació con el objetivo de dar a conocer algunas de las rutas de la zona. Su recorrido es un ejemplo, muy exigente, de lo que puede dar de sí está zona, ya que enlaza casi sin descanso nada menos que tres puertos de categoría especial (Lindux, Arnostegi y Artaburu). Junto a estos tres colosos, la ruta cuenta con tres preciosas subidas mucho más asequibles (Sorogain, Orion, Lapizea) y, para que haya de todo, incluye también con unos 7 kilometros de ‘sterrato’ para atravesar parte del bosque de Irati.

Iribarren Xtreme

Es el equivalente a la Ruta de los Akelarres para la bici de montaña. Esta vez sí, se trata de una pedalada organizada que se celebra desde hace unos cinco años a principios de mayo. Su recorrido combina pistas, senderos, caminos de tierra y algún tramo de carretera. Nabala, Txangoa, Lepoeder, Lindus y Menditxipi van a ser los “puntos calientes” de un recorrido único y espectacular, con el bosque pirenaico en todo su esplendor. Esta marcha se disputa como prueba cronometrada y durante todo el fin de semana de la misma se llevan a cabo diferentes actividades para dar a conocer la zona y sus posibilidades para disfrutar del BTT.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.