El responsable del equipo australiano deja el equipo, sin aclarar su futuro. Stephens asumió la dirección deportiva de la estructura de la familia Ryan desde su primera temporada, en el año 2012. Desde entonces ha sido el gestor de una de las escuadras más potentes del UCI World Tour y ha ganado carreras prácticamente durante toda la temporada.
Sin embargo, parece que las desavenencias entre Stephens y los propietarios del equipo han crecido en los últimos años, tal como reconoce el propio director deportivo en el comunicado enviado hoy a los medios:

«Después de meditarlo mucho, he llegado a la conclusión de que tendré que decir adiós al equipo ciclista de Michelton Scott. Todas las cosas buenas terminan y, en mi caso, es hora de buscar un nuevo reto. En los últimos ocho años, mi familia y yo hemos disfrutado siendo parte del grupo Greenedge y no tengo nada negativo que decir de este período, pero con el tiempo, maduramos y nuestras filosofías pueden cambiar. Posiblemente en algunas cuestiones el equipo y yo no coincidíamos, por lo que creo que es mejor que continuemos por caminos separados. Para terminar, debo expresar mi sincero agradecimiento a la familia Ryan por permitirnos a todos seguir nuestros sueños».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This