Si ayer os presentábamos la nueva Orbea Oiz, hoy continuamos con las novedades en cuanto a bicis de cross country, y en este caso también en doble suspensión. Los alemanes nos presentan la nueva Canyon LUX CF 2019. Una bici con muchos pequeños/grandes detalles únicos.

Si sois unos observadores avispados, ya habréis visto la nueva LUX en alguna de las carreras que se han ido corriendo. Se estrenó en la Cape Epic de la mano del campeón del mundo maratón Alban Lakata y la vimos en la Copa del Mundo de Albstadt, pilotada por Pauline Ferrand-Prevot, otra campeona del mundo. Hasta dos años de trabajo previo es lo que han tardado los ingenieros en conseguir ver finalizada su obra. Porque la nueva LUX es como una obra de arte.

Perfil_bici_2

Objetivo cumplido

La premisa ha sido la de hacer una bici muy ligera, efectiva y adaptada a las necesidades de los circuitos actuales, cada día más complejos y técnicos. Para ello, han empezado por posicionar el amortiguador paralelo al tubo superior (a diferencia de la versión anterior de la LUX), para otorgarle de esta manera un marcado slooping que ayudará a darle agilidad a la bici, con 100 mm de recorrido trasero. Además, este posicionamiento del amortiguador ayuda a contar con menos estrés en el cuadro, lo que quiere decir que tiene menos peso, ya que necesita menos zonas de refuerzo, y una mejor respuesta del funcionamiento del amortiguador. Esto también ha sido uno de los puntos de mayor esfuerzo, al conseguir una suspensión optimizada respecto a la LUX anterior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La geometría ha sido pensada para ser idéntica a la hardtail Exceed XC en el punto de sag, lógicamente, con una cinemática pensada para contar con el equilibrio total entre absorción y eficacia. Eso quiere decir que dispone de 20 mm más de reach que la versión anterior, y todas las tallas montan potencia de 80 mm. También se ha reducido la longitud de vainas 15 mm. Se fabrican dos cuadros, el SL y el SLX, y este último es el tope de gama debido a la disposición del carbono. El peso del cuadro SL es de 1.852 g, mientras que el del SLX es de 1.662 g. Impresionante.

Los pequeños detalles también importan

– Una de las partes más importantes para conseguir un peso lo más ligero posible sin perjudicar a la rigidez de la LUX es la bieleta y sus rodamientos. Aquí han destinado gran parte de su tiempo (y dinero) porque es la clave. Con una reducción del peso de 70 gramos, se ha aumentado un 63 % la rigidez de la bieleta, ya que esta es de aluminio, mientras que el anclaje del amortiguador Trunion es de carbono.

Despiece_canyon_1

– La pinza del freno trasero es flat mount. Esto quiere decir que se ancla directamente al cuadro sin ningún tipo de adaptador. En este caso los discos son de 160 mm de diámetro.

– Otra cosa importante, que podría parecer una minucia, es que la bici está pensada para poder cargar con 2 bidones de 750 c.c., hasta las tallas más pequeñas. Pocas bicis pueden decir eso…

– Se ha fabricado un pequeñísimo guía cadena, o más bien diríamos un tope para que la cadena no se salga. La pieza, que puedes ver en la foto derecha inferior, pesa tan solo 16 gramos y se puede adaptar en función del tamaño de plato que montemos.

Despiece_canyon_2

GAMA

La gama está compuesta por seis modelos, cuatro con el cuadro SL y dos con el SLX. La gama de las SL empieza en un precio de (ojo…) 2.599 euros de la LUX CF SL 6.0 Pro Race (en la imagen superior) hasta los 4.599 euros de la LUX CF 8.0 Race Team. En el caso de los tope de gama, la LUX CF SLX 9.0 Pro Race vale 5.599 euros y la LUX CF SLX 9.0 Race Team, 5.999 euros. Sin duda, diferentes opciones para diferentes bolsillos, pero de gran calidad todos ellos.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.