Nueva Lapierre XR 2022, probamos la gran apuesta en XC de competición de la firma gala

Nueva Lapierre XR 2022, probamos la gran apuesta en XC de competición de la firma gala

Al fin se desvela oficialmente la nueva bicicleta de doble suspensión para Cross Country de competición de la marca francesa. Nos desplazamos hasta Dijon para probar de primera mano la nueva Lapierre XR 2022. Ligereza, fiabilidad y alto rendimiento para pelear en un segmento muy disputado.

PUBLICIDAD Content_1

Han pasado ya varios meses desde que nos hicimos eco del inminente lanzamiento de la nueva Lapierre XR 2022, que os pudimos mostrar en este artículo desde el salón Sea Otter Europe en Girona. Sin embargo, la compleja situación de la industria actual ha retrasado la presentación oficial de este esperado modelo hasta hoy.

Nosotros, sin embargo, hemos tenido el privilegio de pasar varias jornadas en la sede de Lapierre en la coqueta ciudad de Dijon (Francia), donde hemos podido probarla en un paradisíaco entorno sobre un entramado de senderos alrededor de los viñedos de la región de Borgoña que produce, quizá, los mejores vinos del mundo.

Lapierre XR de perfil

Retrocedamos ligeramente en el tiempo para poner en contexto este lanzamiento. La plataforma Lapierre XR nació en 2013 como una alternativa al modelo entonces enfocado a XC en el catálogo de la firma, la X-Control. Aquella primera XR se posicionó como una montura mucho más ligera y, por tanto, eficaz para el XCO que comenzaba a hacerse más explosivo, mientras que la X-Control pasaría a tener un enfoque Maratón.

PUBLICIDAD Content_2

Por cierto, en esta Lapierre XR ya se exploró las propiedades de flexión del carbono para completar el recorrido de la trasera, sin duda una pionera en lo que ha sido la hoja de ruta que ha tomado el Mountain Bike posteriormente.

Lapierre XR 2013

En 2017 se desarrolló la segunda generación Lapierre XR que hemos conocido hasta este momento. Una evolución basada en un ADN de puro rendimiento, con geometría y cinemática adaptadas a los circuitos de Cross Country más técnicos, lo que ha permitido una vigencia tan longeva en el mercado actual.

PUBLICIDAD Content_3

Sin embargo, la evolución de este segmento concreto, tanto en geometrías como en cifras cada vez más competitivas frente a la báscula, exigía una necesaria actualización del modelo más racing de la firma gala. Así, tras años de intenso desarrollo buscando una bicicleta realmente eficaz, en 2022 conocemos la tercera generación Lapierre XR, preparada para el máximo rendimiento en carreras de puro XC y de Maratón. Esto ha sido posible gracias a su lanzamiento en dos plataformas con diferentes recorridos: las Lapierre XR y Lapierre XRM.

Lapierre XRM
Lapierre XRM 8.9.

Es importante tener presente que ambas emplean el mismo cuadro, lo que cambia es el recorrido que proporciona la carrera del amortiguador y la horquilla. Así, la la Lapierre XR ofrece 100 mm en cada eje (realmente son 97 mm en la trasera), mientras que la nueva Lapierre XRM aumenta a 120 mm en la horquilla y 110 mm en el amortiguador, satisfaciendo así las necesidades de los bikers de perfil más Trail. Lo que se ha pasado a denominar Down Country.

Ligereza: la prioridad número uno

Desde Lapierre no ocultan que en los últimos tiempos han centrado sus esfuerzos de I+D en consolidarse como un fabricante de referencia en disciplinas de largo recorrido y en bicicletas eléctricas, dejando algo desatendida su presencia en Cross Country. La nueva Lapierre XR 2022 pretende devolver a la firma a los pódiums más relevantes de esta categoría y para ello se han fundamentado en cuatro puntos clave.

Lapierre XR en acción

El primero de ellos y más importante ha sido el peso. La ligereza se ha convertido en una obsesión y ha guiado cada una de las decisiones técnicas durante el proceso de elaboración de las nuevas Lapierre XR y XRM. La premisa principal fue la de lograr un cuadro con un peso sub 1.800 gramos, y a partir de ahí han partido desde (casi) un folio en blanco.

Salta a la vista que esta generación Lapierre XR 2022 cambia radicalmente respecto a su predecesora, tanto en forma como en fondo. El cuadro opta por líneas rectas más afiladas y menos onduladas que en la anterior versión y se ha prescindido del particular diseño en torno al amortiguador que veíamos anteriormente, optando por un anclaje superior semi integrado en el tubo horizontal.

Amortiguador en la Lapierre XR

El basculante también se ha simplificado, eliminando el punto de articulación entre vainas y tirantes, lo que ha supuesto una mejora en la rigidez, reducción del mantenimiento y una ganancia de peso de 90 gramos. Además, como veremos más adelante, este esquema es fundamental en la cinemática de la bicicleta y su comportamiento en marcha.

En cuanto a la fabricación, Lapierre recurre de nuevo al prestigioso fabricante Torayaca pero lo hace mediante un nuevo proceso de moldeado a través de una vejiga rígida de polipropileno. Un proceso que requiere de más de 300 láminas de carbono y que ha permitido lograr más estabilidad durante el ‘drapeado’ de las capas de carbono (lay-up) así como una mayor compresión entre capas de carbono para utilizar menos resina. ¿Conclusión? El cuadro está ahora más reforzado en los puntos sometidos a mayor estrés y, lo más importante, se ha prescindido de material y espesor donde no es necesario, alcanzo así el ansiado ahorro de peso.

Cuadro de carbono Lapierre XR

Este nuevo cuadro ha sido bautizado como Carbono UD SLI (Super Light Innovation) y pasa a ocupar el nivel más alto en la gama de Lapierre. Pero además ha sido dividido en dos niveles con diferentes registro de peso y rigidez, siendo el más selecto el que equiparán los modelos más exclusivos de la gama Lapierre XR y XRM.

El peso del cuadro más ligero ‘desnudo’ (sin amortiguador ni tornillería) es de 1.772 gramos, es decir, 307 gramos menos que la anterior generación Lapierre XR. Si incluimos el hardware el peso asciende a 2.038 gramos, pero la rebaja de peso sobre la anterior versión es incluso superior: 393 gramos.

En este cuadro puedes ver el peso de cada versión de cuadro y la mejora de peso sobre la Lapierre XR de 2017:

Versión alta gamaVersión entrada de gama
Cuadro sin amortiguador ni tornillería1.772 g (-307 g)1.970 g (-109 g)
Cuadro con amortiguador y tornillería completa2.038 g (-393 g)2.236 g (-195 g)

Cinemática: buscando diferenciarse

Cinemática Lapierre XR

Como puedes comprobar, la nueva Lapierre XR 2022 ha seguido la tendencia más extendida en el XC actual diseñando una suspensión trasera basada en un clásico monopivote que oscila sobre una pequeña bieleta.

Puesto que se ha prescindido del punto de giro en el basculante, Lapierre recurre a las propiedades flexoras del carbono para completar el recorrido de la trasera. De este modo, los tirantes Flex Stay se benefician del carbono UD SLI para conceder 11 mm de absorción.

Hasta aquí no vemos ninguna novedad llamativa sino “más de lo mismo”. La clave de la Lapierre XR 2022, y por lo que se diferencia sobre otras propuestas similares, es la comunión que logra entre este esquema de suspensión y el trabajo de su propio carbono. Una nueva cinemática de sensibilidad optimizada que proporciona la tracción y comodidad de sistemas más complejos, con los beneficios de peso, rigidez y mantenimiento que conlleva este esquema menos elaborado.

La clave, insistimos, está en los tirantes, de ahí su particular forma plana y muy delgada. Lapierre lo ha denominado SAG constante y es que los tirantes presentan ya una ligera tensión sin el ciclista montado sobre la bici. Con el biker encima, pero sin presión, es decir en posición SAG (26%), los tirantes adoptan una tensión neutra, en un estado natural, y cuando el amortiguador se comprime los tirantes flexan progresivamente hasta conceder el recorrido máximo. Por este motivo la curva de compresión dibuja una línea decreciente (o regresiva).

Este sistema, por tanto, necesita ‘deformar’ menos que otros el propio carbono para lograr una alta sensibilidad. Además, el enorme refuerzo de las vainas sirve como contrapunto de rigidez en el basculante. A su vez, el punto de pivote principal, ubicado sobre el eje de pedalier, anula el efecto kickback en la fase de compresión, por tanto no contamina la pedalada cuando exprimimos toda la potencia sobre las bielas.

Geometría

Geometría Lapierre XR

En este apartado es quizá donde más necesaria era la actualización de la plataforma Lapierre XR. La firma gala ha dado un paso al frente apostando por líneas agresivas y ángulos lanzados, todo con el fin de ajustarse como nunca al avance imparable del Cross Country de última generación.

Sin embargo, y esto es sin duda un acierto pleno por parte de Lapierre, las cotas de la nueva XR no son excesivas ni resultan extremas, sino que se ha buscado una perfecta adaptación para el biker más deportivo que desea rendir en alta competición, y también para aquel aficionado que buscará dar lo mejor de sí mismo en sus rutas locales.

Lapierre XR

Durante la exclusiva presentación a un puñado de medios de toda Europa, Frederic Horny, Brand manager de Lapierre, nos confesó que los riders profesionales de la firma se involucraron personalmente en el desarrollo de la nueva XR. Desde Alexis Chenevier, especializado en pruebas de Maratón de alta exigencia (ganador de la Trans Vesubio), hasta Nico Vouilloz, una figura clave en la historia de Lapierre y una institución en el MTB francés.

De este modo, podemos resumir las principales actualizaciones en la geometría así: vainas más cortas, reach más largo, ángulo del sillín más vertical y dirección más abierta. En cuanto a cifras concretas, las vainas de 435 mm (en ambas versiones) son 8 mm menos que en la anterior Lapierre XR, el ángulo de la dirección se abre a 66º/67º y el ángulo del sillín se ubica ahora entre 74,5 y 75,5º. Se trata, además, de una geometría progresiva. Es decir, el aumento de cotas no es proporcional, (el reach no sube de 5 en 5 mm según la talla), sino que se ha hecho en base a un criterio biomecánico concreto. De este modo, cada biker se sentirá mejor adaptado a su talla que nunca.

Aquí puedes comprobar el cuadro de geometrías de ambas versiones.

Detalles técnicos: puntos clave

Quizá una de las mejores virtudes que hemos encontrado en la nueva Lapierre XR 2022 es la apuesta por la funcionalidad a través de la sencillez. Es una máquina preparada para soportar la máxima competición rebajando al mínimo el umbral de averías y complejidad mecánica.

No obstante, esto no implica que estemos ante una bicicleta ‘básica’, todo lo contrario. Está plagada de innovaciones tecnológicas y soluciones muy prácticas que mejoran la experiencia. Encontramos, por ejemplo, unas guías internas que conducen todas las fundas por el interior del cuadro para evitar ruidos en marcha y facilitar su montaje. La transición de los cables del triángulo principal al basculante queda a la vista, pero se hace de un modo muy elegante por encima del pedalier.

A pesar de disponer del amortiguador semi integrado, el cable del bloqueo no puede quedar totalmente oculto a través del tubo horizontal por una cuestión de patentes, de la que os hablábamos en este artículo. La tapa de la dirección superior se integra en el propio tubo, lo que permite ahorrar un puñado de gramos y abre la puerta a situar la potencia extremadamente baja, un ‘guiño’ a los ciclistas más deportivos.

La línea de la cadena es de 55 mm, lo que deja mayo espacio en el neumático trasero para albergar cubiertas anchas con plenas garantías para evacuar el barro sin que quede acumulado en los tiranes. La nueva Lapierre XR permite instalar cubiertas de hasta 2.4 pulgadas sin problemas, tal y como nos ha demostrado in situ. También permite instalar platos de hasta 38 dientes sin temor a roces y de serie se incluye un siempre práctico guiacadenas.

Protector Lapierre XR

Por supuesto, todos los modelos y todas las tallas permiten instalar dos portabidones, una decisión que ha sido prioritaria durante el proceso de desarrollo de la XR. Además, aunque no incluye un bloqueo de la dirección que limite el giro del manillar, incluye de serie este protector de goma para el cuadro. Lo curioso es que no viene instalado sino que cada usuario podrá ubicarlo a su gusto en el punto exacto de contacto entre manillar y cuadro, o bien no ponerlo para un acabado más limpio del tubo horizontal.

Lapierre XR y XRM 2022 – Gama completa

Seis montajes compondrán la gama Lapierre XR 2022, tres de ellos correspondientes al modelo XR de 100 mm de recorrido en cada eje y otros tres para el modelo XRM, de enfoque más Trail y mayor recorrido en las suspensiones. El abanico de precios resulta ultra competitivo y más en el contexto actual, lo que promete convertir a la nueva máquina de competición de Lapierre en toda una súper ventas esta campaña.

Lapierre XR 2022

Tres modelos con una concepción muy deportiva y sin disparar la tarifa ni siquiera en el montaje de mayor rango. Pesos ligeros, precios competitivos y componentes funcionales son sus principales argumentos, con presencia de transmisión y frenos SRAM en todos los montajes. El modelo superior logra un peso final inferior a 10 kg:

  • Lapierre XR 5.9: 3.799 €
  • Lapierre XR 7.9: 4.599 €
  • Lapierre XR 9.9: 6.899 €

Lapiere XRM 2022

Mismo cuadro, pero amortiguadores de mayor carrera para conceder 110 mm de recorrido y horquillas de 120 mm. Otros componentes del montaje se han adaptado al perfil Down Country de esta versión para lograr un perfil más cercano al Trail. El manillar es más ancho (760 mm) y de doble altura, las cubiertas presentan un taqueado más pronunciado, las horquillas cuentan con botellas más gruesas y todos los modelos equipan tija telescópica de serie. Completa la gama Lapierre XRM un modelo edición especial 75 aniversario del que aún no os podemos desvelar información alguna hasta su presentación oficial el próximo mes de julio.

  • Lapierre XRM 6.9: 4.099 €
  • Lapierre XRM 8.9: 5.199 €
  • Lapierre XRM Ed. Especial (próximamente)

En el site que ha creado Lapierre España para este lanzamiento puedes consultar más información sobre el lanzamiento de la nueva XR.

En marcha: primera toma de contacto

Lapierre XR acción

Afortunadamente, nuestra visita a las instalaciones de Lapierre en Dijon nos dejó tiempo para tener algo de acción y no sólo teoría. Después de conocer en detalle todas las características técnicas de la nueva Lapierre XR 2022, llega el momento de ponernos la lycra, calzarnos las zapatillas y realizar los ajustes necesarios a la bicicleta para salir a rodar.

Nuestra unidad de pruebas es la Lapierre XR 7.9, un modelo con transmisión SRAM Xo1 Eagle y suspensiones Fox de la serie Performance. El trabajo de pintura es espectacular, mucho más atractivo de lo que se aprecia en las instantáneas, con un llamativo color morado que modifica su tono en base a la incidencia de la luz.

Dijon es una coqueta ciudad de ritmo pausado y ambiente juvenil gracias a la presencia de multitud de estudiantes venidos de los alrededores. No obstante, como bikers, lo que más nos interesa es su ubicación, en el corazón de la región de Borgoña, en el departamento de Côte-d’Or y cerca del nacimiento del Sena. A pesar de que Lapierre aprovecha la cercanía con los Alpes para realizar los test de campo más exigentes, toda la región vinícola en torno a su sede cuenta con una divertida red de senderos en un paraje de media montaña, lo que implica disfrutar de bajadas rápidas y subidas cortas.

El terreno no es excesivamente técnico, aunque muy húmedo y, por tanto, resbaladizo. Un excelente escenario para tener una primera toma de contacto con la XR y extraer algunas conclusiones antes de poder exprimirla al máximo en nuestras sendas locales.

Lapierre XR

Con el SAG establecido en torno al 26% que recomienda la firma, lo primero que llama la atención es la sensación de rigidez del conjunto. Comenzamos ascendiendo, tanto con el bloqueo dual activado como liberado, y la respuesta a nuestra pedalada es inmediata. La postura además invita a imprimir fuerza en cada golpe de pedal, con una posición muy vertical que pide pasar a la acción y beneficiarnos de la ligereza de la bici.

Llegan las primeras bajadas flow y descubrimos que la Lapierre XR 2022 también posee una palpable estabilidad, donde destaca especialmente su bajo centro de gravedad. Se agarra a cada curva permaneciendo adherida al suelo mientras seguimos rodando a velocidad punta. Posee el clásico feeling de bicicleta muy deportiva nacida para rendir con un dorsal al frente.

Y nos adentramos en los descensos más verticales y pedregosos, momento para poner a prueba el nuevo esquema de suspensión. A un sistema monopivote como el de la XR no le podemos exigir la absorción de otras propuestas con mayor capacidad de desmultiplicación, y por tanto encontramos el habitual tacto ligeramente seco y directo que esperábamos. No obstante, es justo reseñar que nos encantó la sensibilidad del primer tramo de la suspensión, mucho más acusada que en otras propuestas similares de la competencia. Es muy progresiva, sí, pero la absorción inicial cuenta con un punto dulce poco habitual en este tipo de configuraciones. La combinación de los puntos de suspensión, junto a la flexión de los tirantes se traduce en más rendimiento durante más kilómetros.

En definitiva, y tras esta primera toma de contacto, podemos afirmar que la nueva Lapierre XR 2022 ha dado un salto tecnológico para entrar de lleno en el competitivo segmento del XC de competición con una doble suspensión totalmente funcional. Cada detalle se ha cuidado para proporcionar una experiencia satisfactoria, sin estridencias ni riesgos innecesarios. Todo lo necesario está en su sitio y trabaja a la perfección. Quizá echemos en falta algo más de integración, especialmente en los modelos de alta gama (cableado menos visible, herramientas ocultas…), pero no cabe duda de que este modelo está preparado para superar el reto que supone el Cross Country de última generación.

Lapierre XR

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario