Orbea presenta su nueva Wild FS, ahora, con el cuadro de carbono. Aunque hasta ahora no ha visto la luz, Solo Bici estuvo hace ya dos meses pedaleando con ella por la costa de Euskal Herria por unos parajes de ensueño. 2 días en los que pudimos comprobar que la nueva Orbea Wild FS Carbon es más salvaje todavía.

El sector de las e-bikes va acelerado y con más vatios de potencia que un reactor. Hay factores y elementos que se sabe que están en desarrollo, y más que lo saben las marcas. Es por eso por lo que hemos tenido que esperar al estreno del nuevo motor Bosch, para ver el nuevo modelo que estaba preparando desde hace más de dos años Orbea. Una evolución de su Wild FS, presentada hace apenas dos años, con unas cuantas mejoras sustanciales tanto en características técnicas como en materiales. Rodar con ella durante dos días por las montañas y por la costa Vasca fue un premio, como lo es la Wild FS Carbon.

Versión full carbon

Poco tiene de la anterior Wild FS la nueva Carbon. Para empezar, el cuadro está íntegramente fabricado en carbono en los modelos tope de gama (existen también en versión triángulo delantero de carbono con bieleta y basculante de aluminio). Una de sus prioridades es la rigidez, y la verdad es que lo han conseguido sobradamente.

Y no hace falta decir que las características más importantes están presentes: tubo de dirección tapered con tope lateral para no dañar el cuadro, cableado interno, anclaje postmount directo para la pinza de disco trasero, posibilidad de montar portabotellas, protectores de cuadro y, como en las últimas versiones de Orbea, punto de giro concéntrico al eje de la rueda trasera.

El tamaño de ruedas es  de 29” con un grueso de 2.60″), de ahí que el paso de rueda es holgado para no tener problemas con el barro.

160×3

Otro de los argumentos de la Wild FS Carbon es que, contando con 160 mm de recorrido, es una e-bike para todo. Para ello se le ha conferido una progresividad muy marcada, de manera que para alguien que busque una todo uso, no tendrá problema, y si eres de los que quieres más recorrido, eres más endurero, con un buen ajuste de suspensiones tendrás tu e-bike definitiva, te lo aseguramos. ¿Y por qué 160×3?, pues porque cuenta con 160 mm de recorrido delantero, 160 mm de recorrido trasero y bielas de 160 mm, punto clave para una e-bike para no ir golpeando todo el rato con el suelo en zonas técnicas, sobre todo de pedaleo.

Otra de las claves del secreto de la geometría y buen funcionamiento de la Wild FS es el nuevo motor Bosch, con un funcionamiento más natural e intuitivo que en su versión anterior. También agradecimos el nuevo display Bosch Kiox a todo color, y además Orbea ha diseñado un particular anclaje con el que podremos posicionarlo como deseemos.

Si además de eso le sumamos la batería de 625 Wh, la autonomía se ve muy mejorada, hecho que se nota y hay que felicitarse. Pero… ¡ojo al dato!, podrás añadirle una adicional en el lugar del portabotellas y llegar a los ¡¡¡1.125 Wh!!!

En cuanto a la extracción de la batería, los ingenieros de Orbea han pensado en una tapeta en la parte inferior de tubo inferior fabricada en carbono (para las versiones full carbon) y de un nuevo polímero en el caso de las versiones con basculante de aluminio. Ambas versiones las podremos retirar sin herramienta. Para sacar la batería, necesitaremos una llave que queda escondida en la tapeta de la potencia para que la levemos siempre en la e-bike. Muy buena idea.

Geometría

Como hemos comentado, la geometría es una de las claves de esta e-bike. En Orbea no son tontos y, atentos a los movimientos de la competencia, han adaptado unas medidas ideales teniendo en cuenta las nuevas dimensiones del reducido motor Bosch y de las posibilidades que ofrecía, como unas cortas vainas de 450 mm. Destacan también los 65,5º de dirección, que le otorgan una agilidad excelente, y los 76º reales del tubo de sillín. Cabe destacar que existen tres tallas (S,M y XL). Dadas sus medidas, está claro que habrá gente a la que ninguna de ellas le vaya (los más bajos y los más altos de la media). En todas ellas se ha trabajado también mucho para que cuenten con un marcado slooping, ayudando a la agilidad y a la rigidez.

Primera toma de contacto

Espectacular, así es como fue la primera toma de contacto que tuvimos con la Wild FS. Antes que nada, decir que nos costó encontrarle nuestro ajuste perfecto. Rodando por senderos muy diferentes a los que tenemos por casa, nos guiamos del sag del 30 % que nos comentaron como ideal los ingenieros de la marca. Por gustos personales, decidimos un ajuste todavía más blando, y acertamos. Esto podría hacerte pensar que podíamos llegar a hacer topes fácilmente, pero nada más lejos de la realidad. Con una tremenda absorción, su marcada progresividad hizo que nunca llegáramos a hacer tope. También es verdad que no disfrutamos de drops muy grandes, pero, por su comportamiento, creemos que difícil será que llegues a hacer tope.

En lo referente a la absorción del conjunto y de su geometría, los 160 mm de recorrido pueden parecerte demasiado, aunque te diremos que no es así. No estamos delante de una e-bike de enduro, estamos en frente de una todo uso, generosa, eso sí.

Aquí también es clave la elección de las ruedas de 29” (con neumáticos 2.6”), que hacen que tenga el punto rodador necesario, además de ser más noble en tramos complicados. Realmente, una combinación que nos encantó.

Sin duda, en Orbea han hecho un gran trabajo, como nos tienen acostumbrados estos últimos años. Nos encontramos ante una e-bike que marcará una época, al menos, en nuestro mercado.

La gama Wild FS de carbono

WILD FS M-LTD (8.999 euros): cuadro de carbono, horquilla Fox 36 Float Factory Grip2 RC2, amortiguador Fox DHX2 Factory Coil, transmisión Shimano XTR, ruedas DT Swiss HX-1501 Spline y frenos Shimano XTR

WILD FS M-TEAM (7.999 euros): cuadro de carbono, horquilla Fox 36 Float Factory Grip2 RC2, amortiguador Fox Float X2 Factory, transmisión Shimano XT, ruedas DT Swiss HX-1501 Spline y frenos Shimano XT

WILD FS M10 (6.999 euros): cuadro de carbono, horquilla Fox 36 Float Performance, amortiguador Fox Float DPX2 Performance, transmisión Shimano XT/SLX, ruedas DT Swiss H-1900 Spline y frenos Shimano XT

WILD FS M20 (5.999 euros): triángulo delantero de carbono con basculante y bieleta de aluminio, horquilla Fox 36 Float Performance, amortiguador Fox Float DPS Performance, transmisión Shimano XT/SLX, ruedas DT Swiss H-1900 Spline y frenos Shimano MT501

MYO

Sin duda es una de las diferencia que ofrece Orbea respecto su competencia. El MYO es el programa que ofrecen los de Mallabia para que te personalices al máximo tu próxima e-bike. Desde los componentes (amortiguadores incluido) hasta la pintura y los sticks. Tienes infinitas posibilidades (más de 1.000.000 nos dicen) para que la bici que te llegue sea la que quieras sin tener que cambiar nada de nada. Si quieres diseñar la tuya, solo tienes que entrar a la web a su link correspondiente ( www.orbea.com/es-es/myo). Os avisamos que es un vicio y perderéis horas jugando…

Fotos: Duncan Philpott

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This