Nueva Pinarello Dogma F, vuelve la bici de competición por excelencia, con frenos de disco y de llanta
PUBLICIDAD

Nueva Pinarello Dogma F, vuelve la bici de competición por excelencia, con frenos de disco y de llanta

La firma italiana acaba de lanzar la última generación de la bicicleta que ha dominado la máxima competición de este siglo con autoridad. La nueva Pinarello Dogma F llega justo a tiempo para el inicio del Tour de Francia con menor peso y más capacidad aerodinámica que su predecesora.

En la actualidad parece que todas las marcas tratan de encontrar la bicicleta más completa, capaz de rendir en terreno rodador y ante fuertes pendientes, pero Pinarello lleva años persiguiendo este objetivo con la familia Dogma.

Gracias a ello, la nueva Pinarello Dogma F consigue ir un paso más allá respecto a los enormes avances logrados por sus predecesoras. Según la marca transalpina, esta es la bicicleta para los ciclistas que no son especialistas en una disciplina y necesitan una bici “capaz de escalar, descender y esprintar”.

Veamos en detalle en qué cualidades ha mejorado la nueva Pinarello Dogma F.

Más ligera

Torayaca es un fabricante de carbono habitual en multitud de marcas y bicicletas de cualquier modalidad. Lo que no es, ni mucho menos, tan habitual es recurrir a la fibra de mayor calidad de esta marca, hablamos de la fibra de carbono T1100 K, una fibra de (ultra) alto módulo elaborada a partir de nanoaleaciones para un rendimiento extremo.

El cuadro de la nueva Pinarello Dogma F es un alarde tecnológico elevado a la categoría de obra de arte. Además de ganar en resistencia, es más ligero que el cuadro F12. ¿Cuánto? 265 gramos menos en la talla 53 del modelo con frenos de disco.

Pero no todo es una obsesión por el peso. El rendimiento es el fin y para lograrlo se ha mejorado la rigidez de la estructura, especialmente reforzada en el eje de pedalier (un 12%), el punto del cuadro sometido a mayor presión cuando hablamos de arrancadas y sprints.

Más rápida

Si hablamos de velocidad, Pinarello es toda una institución. Pueden presumir de ser pioneros en el desarrollo aerodinámico de un cuadro de ciclismo de alto rendimiento desde los tiempos de la Espada de Miguel Induráin.

Ciclistas como Bradley Wiggins y Filippo Ganna han cimentado la historia de Pinarello durante estos últimos años en lo que a victorias a velocidad punta se refiere.

La nueva Pinarello Dogma F ha conseguido mejorar los registros aerodinámicos de la Dogma F12, una bicicleta que ya formaba parte de la cúspide entre las monturas más rápidas y aero del pelotón internacional.

El departamento de ingenieros de I+D de la marca ha tenido que exprimirse al máximo hasta dar con una bicicleta que es un 3,2% más aerodinámica en la versión de freno convencional y un 4,8% en la versión de disco respecto a la F12. Traducido en cifras sobre el asfalto, la nueva Pinarello Dogma F ahorra 1,3 vatios a 40 km/h y nada menos que 2,6 W a 50 km/h.

¿Cómo lo han conseguido?

El rendimiento aerodinámico actual solo se concibe como la suma de todos los elementos que componen la bicicleta. En la Dogma F se ha respetado la tradicional línea de diseño de la serie Dogma, pero exprimiendo las capacidades del perfil truncado Flatback.

El escalón rebajado del tubo diagonal para instalar el bidón es un buen ejemplo de cómo se ha aprovechado el mínimo resquicio para elevar la pelea frente al viento. Como consecuencia, el nuevo cuadro Dogma F puede presumir de una mínima resistencia contra viento lateral.

Por supuesto, se mantiene la presencia de la horquilla Onda, toda una seña de identidad de esta bicicleta y presente en la gama Dogma desde el año 2000. Además de una ganancia aerodinámica, la particular forma de esta horquilla mejora la precisión en el giro y la estabilidad y reduce las vibraciones longitudinales y laterales.

Por último, la tija es un elemento clave tanto en las mejoras frente a la resistencia aerodinámica como en el registro de peso. Presenta un nuevo diseño de perfil y recurre a la tecnología SLM (Selective Laser Melting) utilizando titanio en el sistema de anclaje con el sillín, tornillería incluida.

Discos o zapata, tú eliges

A estas alturas ya sabes que los frenos de disco han copado casi la totalidad del mercado entre la nueva generación de bicicletas de carretera. Una tendencia en los modelos de serie que no se ha visto reflejada del mismo modo en la competición. Al menos en la mayor carrera ciclista del mundo.

La Pinarello Dogma ha ganado 7 de los últimos 10 Tour de Francia y aún está por venir la primera bicielta que se alce con la ronda gala equipando frenos de disco. De hecho, el equipo Ineos Grenadiers representa casi una resistencia frente a la tendencia del pelotón, resistiéndose a equipar sistemas de frenado hidráulicos en sus Dogma F en competición.

Relacionado: Las bicicletas de los 23 equipos del Tour de Francia 2021

En la firma italiana son conscientes de la ventaja competitiva que esto puede suponer tratando de seducir a aquellos compradores que rechacen los frenos de disco, y también atraer a quienes busquen la mayor potencia de frenada de este sistema. Por tanto, la nueva Pinarello Dogma estará disponible en todos los montajes tanto con frenos de disco como con frenos de llanta convencionales.

Ni un detalle al azar

El guiado interno del cableado es una cuestión estética muy lograda en muchas bicicletas, pero para Pinarello es una excusa más para mejorar el rendimiento. El sistema TiCR de la Dogma F oculta todas las fundas desde el manillar integrado, pasando por la potencia y llegando a su destino, siempre fuera del alcance de la vista. Pero también fuera de cualquier resistencia aerodinámica. Este sistema es compatible con grupos mecánicos y con grupos electrónicos con cable o bien con tecnología Wireless.

La pipa de la dirección estrena un nuevo juego de rodamientos extra ligeros diseñados para facilitar la integración de la entrada del cableado procedente del manillar.

352 tallas

Sí, has leído bien. Para Pinarello, clasificar sus bicicletas con el tallaje tradicional “como si fuesen camisetas” es “un insulto” a su tradición italiana. Casi como un sastre que confecciona trajes a medida, la Dogma F está disponible en 11 tallas, además de 16 medidas de manillar y 2 opciones de tija de sillín. Todas estas variables dan un total de 352 combinaciones diferentes a escoger. Encontrar la Dogma F perfecta para la posición de cada ciclista es, ahora más que nunca, una posibilidad real.

Como es habitual, Pinarello no ha querido dar un desglose de precios puesto que poseen una amplia variedad de montajes que podrán ser configurados prácticamente a la carta, incluyendo modelos con transmisión SRAM, Shimano y Campagnolo. 

Deja un comentario