Los amantes de la bicicleta dispondrán de un corredor seguro para ciclistas que unirá Lleida y Girona mediante caminos rurales ya existentes, cañadas ganaderas, vías urbanas, tramos ferroviarios en desuso y carreteras con poca densidad de tráfico. La Generalitat señalizará este otoño un primer tramo de esta nueva ruta cicloturística que enlazará la capital del Segrià y Cervera.

El Gobierno catalán ha recuperado y adaptado una propuesta, que se llamará InterCatalunya, que ya planteó hace once años con el objetivo de promover el “cicloturismo de alforjas”, basado en recorrer largas distancias en bicicleta combinando el deporte y el turismo. Consiste en viajar en bicicleta y visitar los lugares más interesantes que se encuentran en el recorrido de 298 kilómetros. Se pueden hacer viajes de cualquier duración y recorrer entre 40 y 80 km al día. Además, las principales poblaciones del itinerario permiten la intermodalidad de la ruta con el transporte público colectivo, como es el caso del ferrocarril de alta velocidad en Lleida; los regionales en Lleida, Mollerussa, Tàrrega o Cervera, y las estaciones de autobuses interurbanos.

La empresa pública Infraestructures.cat ha sacado a concurso el primer tramo de este corredor, con una longitud de 67,7 kilómetros, que atravesará doce municipios de las comarcas del llano de Lleida: Lleida, Alcoletge, Bell-lloc, Sidamon, El Palau d’Anglesola, Vila-sana, Castellnou de Seana, Bellpuig, Vilagrassa, Tàrrega, Granyanella y Cervera. La ruta cicloturística recorre tramos del Camino de Santiago e incluye espacios de interés como el parque de la Mitjana, en la ciudad de Lleida, y el lago de Ivars y Vila-sana, entre otros.

La iniciativa tiene un presupuesto de unos 75.000 euros y la mayor parte del gasto se destinará a instalar señales en caminos y carreteras y paneles informativos de los puntos de interés turístico, cultural y paisajístico. Sin embargo, el proyecto prevé también obras para garantizar la seguridad de los ciclistas en puntos críticos con un elevado tráfico de coches y camiones.

Así, está previsto habilitar carriles bici en el paso de peatones cercano a la rotonda de acceso a Alcoletge en la carretera C-13. Por otra parte, el proyecto incluye la construcción de un tramo de “vía verde” paralela a la carretera L-214 en Cervera, que permita cruzarla a la altura de las ruinas de Santa Magdalena para mejorar la visibilidad de los ciclistas en esta intersección.

Este primer tramo del corredor en el llano de Lleida forma parte de la ruta que llevará el nombre de InterCatalunya y que recorrerá también Calaf, Manresa, Vic y Girona. Se sumará a la Vía Pirinexus, iniciada en 2013 en las comarcas de Girona, y a la Vía Mediterráneo-EuroVelo 8, que recorrerá Catalunya de norte a sur paralela a la costa.

Más información: www.aralleida.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.