Nueva Scott Patron eRide, probamos la e-bike más integrada del mundo

Nueva Scott Patron eRide, probamos la e-bike más integrada del mundo

Hemos tenido la oportunidad de participar en la presentación internacional de la nueva Scott Patron eRide, una de las bicicletas eléctricas que más sensación han causado esta temporada, que sigue la línea de integración marcada por la nueva Spark.

PUBLICIDAD Content_1

Por Xavi Roca / Fotos acción Daniel Geiger

El pasado mes de mayo os presentábamos desde Leogang, Austria, el lanzamiento más esperado de Scott en años, nada menos que las nuevas Scott Spark RC y Spark 900, la bicicleta con la que Nino Schurter, pocos meses después, ganaría su noveno Campeonato del Mundo.

Esta revolucionaria XC dio la vuelta al mundo y lo hizo, en gran medida, por su innovador diseño donde el amortiguador quedaba integrado en el cuerpo del cuadro. Ya entonces avanzábamos que este diseño sería la punta del iceberg y sin duda la línea que Scott tomaría en buena parte de sus futuros lanzamientos.

Nueva Scott Patron eRide de perfil

PUBLICIDAD Content_2

Dicho y hecho. Hace unas semanas presentaban al mundo la nueva Scott Patron eRide y poco después hemos tenido la oportunidad de probarla en un evento exclusivo y reducido a un puñado de medios en todo el mundo. Fue en tierras gerundenses, en torno a las sendas y descensos de Santa Coloma de Farners, y nos acompañó un tiempo muy adverso, lo que nos permitió probar la nueva Patron en duras condiciones.

Una rotación necesaria

El equipo de ingenieros de Scott se encontró con un gran reto a la hora de crear la nueva Scott Patron eRide, ya que tuvieron que diseñarla partiendo desde un lienzo en blanco; eso sí, aprovechando las ultimas tendencias de la marca: integración, diseño y una mayor autonomía de la batería.

Boceto de la Scott Patron eRide

Un trabajo que ha necesitado más de dos años de desarrollo, hasta dar con un un producto nuevo, único e innovador. Con la nueva Patron eRide, Scott se ha desmarcado por completo de su línea actual de e-bikes. Además, diseñar una e-bike totalmente funcional con el amortiguador integrado es una tarea más compleja de lo que se presupone, puesto que es necesario repartir un espacio limitado con el nuevo Bosch Smart System y su gran batería de 750 Wh. Un Powerpack 70 mm más largo que la anterior batería de 625 Wh.

PUBLICIDAD Content_3
Ubicación del motor Bosch en la Scott Patron eRide
La ubicación del motor Bosch, prácticamente en vertical, permite diseñar un cuadro más compacto.

Se las ingeniaron para ubicar el motor en vertical, girándolo 46º sobre su posición natural. Con ello han conseguido dejar más espacio para la batería, que además es 700 g más pesada,  y también han logrado crear una geometría compacta y un mejor reparto de pesos. El motor queda protegido por el propio cuadro en la parte inferior, y por una cubierta protectora en la zona superior. La ventilación del motor es excelente en esta propuesta.

Con la integración del amortiguador se consigue reducir el peso de las bieletas, mayor rigidez en el conjunto bieleta-amortiguador y, sobre todo, que el amortiguador no padezca tanto con las inclemencias del tiempo, permitiendo que sus retenes trabajen con eficacia constantemente. Gracias a este diseño propio, el 55% del peso de la bicicleta está repartido en la parte central de la bicicleta.

Una e-bike apta para los retos del siglo XXI

La nueva Patron eRide se sitúa, dentro de la familia de eléctricas de Scott, en la categoría e-Trail, compartiendo escalafón con la Scott Genius eRide. No obstante, bajo nuestro punto de vista, la Scott Patron eRide podrá satisfacer a los bikers All Mountain o incluso de Enduro, ya que, con sus 160 mm de recorrido y su potencial, como veremos mas adelante, se le queda pequeña la categoría Trail.

Amortiguador oculto en la Scott Patron eRide
Detalle de cómo queda integrado dentro del cuadro el amortiguador.

El amortiguador queda oculto en el vértice de la unión entre el tubo horizontal y vertical y el acceso a él se consigue a través de una tapa de plástico practicada en bajo el tubo horizontal. Con solo girar un dial con los dedos o una moneda, se bloquea y desbloquea el mecanismo para dar acceso al amortiguador. Una vez retirada la tapa podemos acceder al ajuste del rebote, la compresión, la válvula de la presión y la instalación o sustitución del cable de nuestro sistema de suspensión TwinLoc.

Al igual que el amortiguador, la batería es de fácil acceso y extracción, ya que podremos sacarla con facilidad, tirando de un pasador. Esto es una gran ventaja puesto que muchas marcas se han visto obligadas a prescindir de la posibilidad de extraer la batería para poder integrarla en el cuadro. La batería va encajada en un compartimento sobre el que se desliza para sacarla por el inferior del cuadro. Aunque no tiene llave, Scott ha ideado un sistema propio para evitar posibles robos.

Tal como hemos visto en sus últimos modelos, incorpora el manillar integrado de Syncros, el Hixon iC SL, en el que destaca su guiado de los cables para penetrar al cuadro directamente por la dirección para conseguir un acabado estético muy limpio. La dirección es de 1,8”, con ello consiguen más espacio para el guiado oculto de los cables y más rigidez del conjunto de dirección.

Manillar Syncros en la Scott Patron eRide

De serie, se entregan con la Scott Patron eRide dos guardabarros, uno delantero y otro trasero, ambos confeccionados a medida para un ajuste perfecto en esta e-bike. También han pensado en la seguridad de los bikers nocturnos, el guardabarros trasero viene con dos luces LED integradas, alimentadas directamente desde la batería del motor. Su accionamiento se realiza desde el nuevo mando remoto Bosch.

Detalle de las luces traseras en la Scott Patron eRide

Por supuesto, la gestión de las suspensiones se realiza mediante el mando TwinLoc, exclusivo de Scott, y que tantos éxitos ha proporcionado a la marca. Como es habitual ofrece tres modos de dureza; desde la más firme, la intermedia y el modo abierto. El mando integra también el pulsador de la tija telescópica, haciendo más intuitivo su accionamiento. Además de bloquear o abrir la suspensión, el sistema TwinLoc modifica la geometría y el recorrido de la suspensión para adaptarse a la necesidad del terreno.

Control del twinloc

Como ya sucediera con la Scott Spark, el cuadro posee un indicador exterior para comprobar el SAG de la trasera una vez nos hemos subido a la bicicleta sin necesitar abrir la compuerta y visualizar el testigo de goma del amortiguador. Su geometría compacta también favorece la instalación de tijas telescópicas de largo recorrido (S: 125mm, M: 150mm, L: 175mm y XL: 200mm).

Scott ha pretendido desarrollar la ‘e-bike total’ y prueba de ello son los accesorios que incluye con vocación urbana o medio de transporte diario. Permite anclar soporte de tipo pata de cabra, portaequipajes trasero e incluso para cámara de acción. También incorpora anclaje para portabidón y un generoso guiacadenas firmado por eThirteen. Su generoso paso de rueda acepta cubiertas de hasta 2.6 pulgadas.

Más horas de diversión

En lo referente al motor, la Scott Patron eRide se actualiza a la vanguardia montando el nuevo Bosch Smart System, alimentado por el motor Performance Line CX de cuarta generación, con un par motor de 85 Nm, y su nueva batería de 750Wh, que ofrece un 20% más de capacidad de la anterior de 625Wh.

El mando remoto selector de modos es también una novedad. Su diseño es más ergonómico y presenta una distribución mayor de botones para elegir los modos, seleccionar el walk assist o visualizar diferentes funciones en el display. Como novedad incorpora un código de colores específico para indicar tanto el modo de asistencia escogido como la batería restante. En la Patron eRide, uno de los botones del nuevo mando permite accionar las luces LED traseras, ubicadas en el guardabarros posterior.

Podremos realizar la conectividad con el Bosch Smart System a través de la app ‘ebike flow’. Con ella podemos entretenernos y modificar parámetros, como la fuerza de asistencia, la velocidad máxima y el par máximo de motor, para adaptarlo a nuestro estilo de conducción o necesidades.

Cuadros y geometría

La Scott Patron eRIDE está disponible en 3 versiones de cuadro diferentes. Una completamente en carbono, otra con la combinación de triángulo delantero de carbono y trasero en aluminio y un cuadro de aluminio en su totalidad. Todas las versiones conservan los 160 mm de recorrido en la trasera, la batería de 750 Wh y estarán disponibles en tallas S, M, L y XL.

Pesos del cuadro:

  • Carbono: 2.970 g
  • Carbono/Aluminio: 3.380 g
  • Aluminio: 4.460 g

En esta imagen puedes ver el cuadro de geometría completo, donde se puede apreciar el diseño de la Patron eRide con una clara vocación ‘descender’ (ángulo de la dirección a 65º), aunque sin descuidar su capacidad rodadora (ángulo del sillín a 76,9º) o la agilidad en tramos retorcidos (vainas de 454 mm).

Geometría Scott Patron eRide

¡En marcha!

El terreno ‘endurero’ de la localidad catalana de Santa Coloma de Farners fue el escenario perfecto para la presentación. Durante 2 largas jornadas pudimos exprimirla a fondo en todo tipo de bajadas, con el condicionante que tuvimos una climatología adversa, debido a la lluvia presente los días previos y durante las sesiones de test.

Nada más subirte a la Patron eRide se aprecia su corto reach (de 473 mm en talla L), algo menor que el de otras e-bikes de su categoría, lo que unido a su ángulo de dirección de 65º posibilita un excelente paso por curva y una notable agilidad, dentro de los parámetros de una eléctrica para All Mountain ‘agresivo’.

También nos sorprendió su ángulo de sillín mjy vertical, de 76,9º. Esto unido a que el punto de bloqueo intermedio del mando TwinLoc reduce el recorrido de la suspensión en 40 mm, le da más altura al pedalier (unos 7 mm) y además cierra el ángulo de dirección en 0,7º, todo ello dota a la Patron de unas excelentes dotes escaladoras, tal como pudimos comprobar, ya que pocas subidas técnicas y duras se nos resistieron. También ayuda que sus vainas sean cortas, de 454 mm, más de 1 centímetro más cortas que en la Ransom eRide. Por ahora han optado por mantener la misma medida de vainas en todas las tallas, todo este conjunto hace que este sea uno de sus puntos fuertes.

Bajando ha sido toda una sorpresa, nos encantó su comportamiento. El manillar prácticamente plano nos ubica en una postura baja, de ataque, pero esto supone un beneficio a la hora de entrar con facilidad en curvas cerradas y entrelazadas. Eso si, penaliza ligeramente en bajadas rotas y con mucha pendiente, aunque el aplomo de este tipo de bicicletas lo suple en cierta manera.

Scott Patron eRide en acción

Gracias a su compacta geometría y a su perfecto reparto de pesos se hace muy manejable a la hora de saltar y apurar la frenada, a pesar de catalogarla en un segmento trail, tiene unas grandes dotes bajadoras y de manejabilidad. El centro de gravedad se ubica muy bajo gracias, en gran medida, la particular posición del motor y la batería. Esto supone que la altura del eje de pedalier y del cuadro en general sea muy baja, lo que provocó más de un roce indeseado con la extensión del cuadro que recubre el motor.

Scott Patron eRide – Gama completa

La gama Scott Patron eRide 2022 estará compuesta por siete montajes en total, cinco pertenecientes a la serie 900 y dos acogidos al sello Contessa, con componentes específicos y una ligera adaptación de la geometría a la fisionomía femenina.

El peso de la Scott Patron eRide 900 Tuned que hemos probado es de 24 kg en talla L.

Así queda la gama Scott Patron eRide 2022 con sus precios:

  • Scott Patron eRide 920: 6.399 euros
  • Scott Patron eRide 910: 7.099 euros
  • Scott Patron eRide 900: 8.099 euros
  • Scott Patron eRide 900 Tuned: 9.099 euros
  • Scott Patron eRide 900 Ultimate: 11.999 euros
  • Scott Contessa Patron eRide 910: 6.399 euros
  • Scott Contessa Patron eRide 900: 8.099 euros

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Mussara

1 comentario en «Nueva Scott Patron eRide, probamos la e-bike más integrada del mundo»

Deja un comentario