La nueva Trek Rail es la última ebike, junto a la Powerfly rígida, que la compañía de Wisconsin acaba de lanzar de cara a la temporada 2020.

En este caso se trata de una bici que viene a complementar o incluso sustituir a la ya veterana Powerfly LT, pues cuenta exactamente con el mismo recorrido, 160 mm de en la horquilla y 150 mm en la suspensión trasera.

La nueva Rail contará con cuadros de carbono OCLV en los modelos tope de gama y aluminio en la zona intermedia y más baja de precio, además de incorporar nuevas tecnologías que la convierten en una enduro ciertamente interesante dentro de su categoría.

Exclusiva versión 9.9 AXS de la nueva Trek Rail. Cuadro de carbono OCLV y grupo SRAM AXS.

Paso a las 29»

A diferencia de la Powerfly LT, esta nueva enduro apuesta definitivamente por las ruedas de 29», ofreciendo de esta manera mejores prestaciones a altas velocidades y posicionándose con una ebike de alto rendimiento. Además, su cuadro no es compatible con neumáticos y ruedas de 27.5». La sección máxima que admite el cuadro de la nueva Rail es de 2.6»

El nuevo motor de la Trek Rail

Otro de los «highlights» que los responsables de Trek han incorporado a esta nueva bici es el último motor de Bosch, el Performance Line CX. Un motor que ya se presentó en sociedad hace meses y que a la postre, se está convirtiendo en el estándar de las ebikes de gama media y alta.

La entrega de par se ha optimizado de manera que manteniendo su potencia, el motor es más progresivo, proporcionando una mejor y más real sensación de pedaleo. Por otro lado, el nuevo Bosch es más ligero como consecuencia de haber reducido en un 40% el tamaño de su versión anterior.

Batería extraible

Al hilo de las últimas tendencias, la Rail incorpora también un práctico sistema de extracción de su batería. Se trata del Removable Integrated Battery.

 

Este sistema permite liberar la batería lateralmente del tubo diagonal del la bici mediante una práctica pestaña. Una vez liberada la batería puedes extraerla con un asa y cargarla desmontada y fuera del cuadro, si lo precisas.

La geometría es también variable, gracias al concepto exclusivo de Trek llamado Mino Link. Este sistema permite, manipulando una tuerca en la bieleta, variar en medio grado el lanzamiento del ángulo de dirección y en 10 mm la altura del eje de pedalier respecto al suelo. De esta manera se puede obtener una bici más estable y predecible o más nerviosa y ágil, según necesitemos.

Las nuevas Rail llegan al mercado en versiones de cuadro de Carbono OCLV con precios que oscilan desde los 10.999 euros en su versión 9.9 tope de gama 9.9 hasta los 6.499 euros de la versión 9.7. Respecto a las versiones de aluminio, los precios van desde los 6.299 euros de la opción 9 hasta los 4.299 euros de la versión más económica de toda la gama, la Rail 5 por 4.299 euros.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This