Ha tardado dos semanas, pero en 2018 el casillero de victorias español no se quedará en blanco. Omar Fraile ha logrado rematar la fuga en Mende, en una etapa que se prestaba precisamente a eso: a que se formase una escapada de 20 -o 25, como era el caso- corredores que terminasen llegando con muchos minutos de adelanto sobre el pelotón.

La etapa parecía cantada ya en favor de Jasper Stuyven (Trek-Segafredo), que con más de una hora de carrera todavía por delante ha dado continuidad a un ataque de Gorka Izagirre. Durante casi 50 kilómetros ha rodado prácticamente en solitario en cabeza, con un fuerte viento de cara. El potentísimo rodador belga ha conseguido casi dos minutos de renta sobre el grupo de 20, que no se entendía bien.

Sin embargo, a partir de la base de Mende -y con Stuyven bastante más ‘cocido’- las tensiones en el grupo perseguidor han acabado estallando pronto. De Gendt ha lanzado el primer ataque, con Omar Fraile a su rueda. Pronto el ciclista vasco ha pasado al belga y ha seguido en solitario. En un esfuerzo completamente agónico, Fraile ha ido recortando poco a poco el minuto y medio que todavía perdía con Stuyven.

Luego Alaphilippe ha acelerado por detrás, y con mucha fuerza, para tratar de dar el zarpazo definitivo a la etapa. Pero ya era demasiado tarde. A sólo 500 metros de coronar la Croix Neuve, Fraile se ha puesto por delante y Stuyven no ha podido seguirlo. El vasco ha llegado con unos segundos sobre el belga y Alaphilippe: «Es la mejor victoria de mi vida. Para alguien como yo, ganar en el Tour es lo más grande», ha admitido.

Por detrás la pelea entre los favoritos se ha desatado únicamente en la subida antes de Mende. Antes, una salida furiosa que cortó a Mikel Landa entre otros dio paso a una etapa tranquila. La fuga entró con 21 minutos de ventaja en la base de Mende. En la aproximación, por primera vez Team Sky no ha dominado el pelotón a su antojo. AG2R y Movistar le han ganado la partida.

Luego, ahí sí, Sky ha aguantado con Bernal junto a Thomas y Froome y Roglic ha lanzado su apuesta. El esloveno ha conseguido unos segundos de renta con respecto a los dos ciclistas del Sky, que han entrado en meta junto a Tom Dumoulin. Nairo Quintana ha perdido 10 segundos, Bardet 20 y Mikel Landa se ha dejado algo más de medio minuto. A falta de la última semana, Tom Dumoulin sigue siendo el gran rival del Sky.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This