Campeona del mundo

Si quieres una bici digna de la Copa del Mundo, aquí tienes la Alma de Orbea. Su capacidad es total, sus prestaciones máximas y su diseño sencillamente espectacular. Para triunfar y llegar a lo más alto del pódium sólo faltas tú, el que le da la fuerza a los pedales.

Cuadro

La Alma S10 se sitúa como la primera bici de carbono de la gama de Orbea y, también, como es lógico, como la más económica.

La gama Alma, que posee un cuadro monocasco, está diferenciada por montajes y, además, por dos calidades de cuadro: el Gold y el Silver. En el caso de la S50, contamos con el Silver, algo más económico de fabricar que el Gold, que siendo de carbono de alto módulo está destinado sólo a los dos modelos tope de gama. Aun así, estamos hablando de un cuadro de altísima calidad, el mismo que utilizó Absalon el pasado año y con la misma geometría que los Gold que emplea actualmente en la copa del mundo. Sin duda, una declaración de intenciones de lo que puedes llegar a conseguir con la S50.

En cuanto a características, destaca la estética del cuadro, por sus formas de tubos con secciones planas y también por el descenso del tubo superior directo hacia los tirantes, justamente antes de llegar al tubo de sillín. Sin duda, una estética y un detalle por los que la Alma se reconoce a distancia. También destacamos el guiado del cableado exclusivo que Orbea le ha otorgado a este modelo. La verdad es que puede gustar más o menos, pero no podemos negar que es espectacular.

Componentes

La horquilla Reba RL de Rock Shox es todo un lujo para esta Alma. Con regulación de precarga de aire de cámara positiva y negativa, rebote, bloqueo desde el manillar con Poploc y umbral de bloqueo, es una perfecta opción para asegurarnos un buen funcionamiento. Igual ocurre con la transmisión, formada íntegramente por Shimano con el pedalier M552, mandos de cambio y desviador SLX y cambio XT.

Cabe destacar que la Alma es de las pocas bicis del comparativo que vienen de serie con pedales automáticos, en este caso con los 520 también de Shimano. Para las ruedas se ha confiado en Mavic, con sus Crossride como elección, y unos neumáticos Python 2.0” de Hutchinson. En cuanto a frenos, Formula es la marca escogida, con sus RX, con 160 mm de diámetro de disco para ambos. Manillar, potencia y tija son OC II, componentes propios de la marca Orbea, mientras que el sillín es un Fi:zi’k Pavé CX.

En marcha

Lo primero que transmite la Alma S50 a la hora de subirnos a ella es que es una gran bici y que llama la atención por su diseño totalmente fuera de lo común y diferente al resto. A pesar de ser la gama más económica, la posición que posee es de purasangre, ya que de entrada te hace sentir que va a pedir caña en todo momento. El manillar plano y más bien estrecho (600 mm de anchura) remarca este carácter que sigue acorde con la geometría de la bici.

La potencia es de 90 mm, y hará que a pesar de esta posición al ataque, controlemos perfectamente la parte delantera de la bici, siendo lo suficientemente juguetona y divertida, aunque tenemos que decir que podría serlo más. Otro detalle de esta intención de darle agresividad a la bici es la tija de sillín recta, sin retroceso, que hará que a la hora de pedalear sentados lo hagamos más adelantados sobre la caja de pedalier, aprovechando al máximo cada pedalada.

Además de esto, que revela su carácter agres

ivo, también se nota que está concebida para la competición por su buena rigidez de cuadro. La zona de la caja de pedalier se siente tremendamente sólida, igual que toda la parte trasera, aunque para nada llega a ser incómoda.

La Reba RL funcionó a la perfección y ofreció un tacto muy bueno. El hecho de poder personalizarla al dedillo a nuestro gusto hace que ganemos mucho en confianza en la parte delantera.

Por el resto, destacaríamos el buen rodar que ofrece el conjunto de ruedas con las cubiertas Python por su forma redondeada. Las Mavic Crossride también ponen de su parte para que sintamos la rigidez mencionada anteriormente, que a la postre transmite mayor eficacia en cada una de nuestras pedaladas.

La Orbea ofrece un cuadro de lo más exclusivo con una calidad suficiente como para competir en todas las carreras que queramos sin problemas, si es lo que queremos, pero ése es su espíritu. Además, Orbea ofrece la posibilidad de personalizar los componentes a tu gusto, un plus para salir de la tienda con nuestra bici ideal a la carta ya de serie. Sólo hace falta que te acerques a tu distribuidor Orbea más cercano para consultarlo.

A favor

  • Rigidez sensacional
  • Estética vanguardista y muy acertada
  • Relación peso/rendimiento/precio

En contra

  •  Manillar plano falto de personalidad que limita una buena manejabilidad

Ficha técnica

TÉCNICA
ORBEA
Alma S50
10,780 kg (sin pedales)
1.999 euros
CUADRO
Material Carbono 4XH
Garantía: De por vida
Tallas: S, M, L y XL
SUSPENSIÓN
Horquilla: Rock Shox Reba RL con Poploc 100 mm
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano M-552 / 42-32-24 / Bielas 175 mm
Coronas: Shimano HG-81 11-36
Cadena: Shimano HG-74
Pedales: Shimano 520
Mandos de cambio: Shimano SLX
Cambio: Shimano XT
Desviador: Shimano SLX
RUEDAS
Ruedas: Mavic Crossride. 24 radios
Neumáticos: Hutchinson Python 2.0”
COMPONENTES
Frenos: Formula RX/ discos 160 mm
Manillar: Orbea OC II plano / 600 mm
Potencia: Orbea OC II / 90 mm / 10°
Dirección: FSA OC II 1-1/8’’
Tija de sillín: Orbea OC II / 31.6 mm / 350 mm
Sillín: Fi:zi’k Pavé CX
DISTRIBUIDOR
Orbea, 94 317 60 36

Website www.orbea.com

Fotos: S. Romero

Galería

zp8497586rq