Óscar Pereiro: "El papel del equipo de ruta en Tokio ha sido un desastre"
PUBLICIDAD

Óscar Pereiro: «El papel del equipo de ruta en los Juegos ha sido un desastre»

El ganador del Tour de Francia de 2006 es el principal embajador de L’Étape Madrid by Tour de France presented by Lapierre, la primera parada en España de una de las marchas cicloturistas más populares del mundo. Un proyecto ambicioso que pretende trasladar a cada participante la emoción de rodar en una etapa del Tour. Entrevistamos a Óscar Pereiro para conocer en qué consiste su figura, qué hace especial a esta prueba y cómo valora la actuación de los ciclistas españoles en los juegos.

L’Étape by Tour de France es un concepto de marcha cicloturista surgida como una escisión de aquellos aficionados que querían completar el recorrido, parcial o total, del Tour de Francia pero a un ritmo ‘humano’. El éxito del formato en Francia facilitó su exportación al resto del mundo, con sedes en lugares tan dispares como México, Australia o China.

Sorprendía que España no contase aún con una prueba de este nivel, más si tenemos en cuenta la cercanía con el Tour y el volumen de cicloturistas que tenemos en nuestras carreteras. Tras la suspensión el año pasado por la pandemia, al fin esta campaña se ha podido celebrar la primera edición de una marcha L’Étape en España. Fue en Villanueva del Pardillo (Madrid) y con un recorrido duro y atractivo que ha retado a más de mil participantes a superar más de 3.000 metros de desnivel positivo entre la sierra de Guadarrama y Ávila.

Ser embajador de L’Étape no es un puesto apto para cualquiera, puesto que un requisito fundamental consiste en haber sido ganador del Tour de Francia en al menos una ocasión. Óscar Pereiro, vencedor de la ronda gala en 2006 ha participado en multitud de pruebas L’Étape en todo el mundo y, por supuesto, ha estado presente en el ‘estreno’ en España.

Hemos tenido la oportunidad de conversar con este popular y extrovertido ex ciclista profesional para analizar el auge del cicloturismo, el dominio de Pogacar en el Tour de Francia y hasta su pasión por el Mountain Bike.

Hace pocos minutos que has cruzado la meta de L’Étape Madrid by Tour de France Presented by Lapierre, la primera edición de esta cicloturista celebrada en nuestro territorio. ¿Cuáles son tus primeras impresiones? ¿Recorrido más duro de lo que algunos pensaban?

Es una marcha muy bonita. Cuando escuchas que hay una cicloturista en la sierra de Madrid te viene a la cabeza la Sierra Norte o Guadarrama; y si hablamos de puertos abulenses, pensamos en algunos míticos como Navalmoral, Pedro Bernardo, Serranillos… Este recorrido no tiene nada que ver. Cuando llegas a Robledo de Chavela accedes a una zona muy bonita, donde se alternan segmentos arbolados con otros que parecen desérticos.

Además es mucho más duro de lo que indica el perfil, porque no hay grandes puertos de primera pero es un terreno que siempre pica hacia arriba y es muy ‘rompepiernas’.

Además de reconocer y mostrar el recorrido, ¿qué otras labores implica ser embajador de una prueba cicloturista como ésta?

Un poco de todo. En primer lugar hay que colaborar con los vídeos promocionales y aportar en el reconocimiento del terreno. Después hay que estar presente en la zona expo y ayudar a los patrocinadores a que el evento tenga un buen impacto, obviamente hay hueco para beneficiarse de las cualidades gastronómicas de cada lugar… El día de ‘carrera’ me gusta estar con los participantes, nunca pensando en ganar sino intentar relacionarme con el mayor número de personas posible. Mi estrategia suele ser salir en el grupo inicial, pararme en el primer avituallamiento, hacer otro tramo con un grupo, parar en el siguiente y así ir colocándome más atrasado para poder congeniar con todos los participantes que pueda.

Tras la suspensión del año pasado por las cifras de la pandemia, afortunadamente este año sí se ha podido sacar adelante. Un éxito para todos los que formáis parte de L’Étape Madrid by Tour de France.

Así es. Si este año se hubiera tenido que suspender de nuevo hubiera sido ‘grave’ a la hora de implementar el concepto L’Étape en España. Afortunadamente, haciendo un esfuerzo entre todos cuidando la distancia, usando mascarillas, gel, etc., hemos conseguido arrancar y que esto no pare. Es el nacimiento de una prueba que se va a mantener, porque es de las mejores.

Desde tu experiencia; ¿qué hace esta marcha cicloturista que nos permita vivir una experiencia propia del Tour de Francia?

En primer lugar, L’Étape Madrid by Tour de France Presented by Lapierre, te brinda la oportunidad de vivir una historia lo más cercana al Tour. Obviamente no es el Tour, pero está detrás el equipo de la prueba coordinando todo, y parte de la infraestructura nos recuerda que es el Tour de Francia. Además en condiciones normales tendríamos un museo y más elementos que hacen de esta cita una marcha cicloturista diferente y hace que esto enganche.

Como embajador de L’Étape has tenido la oportunidad de disputar marchas con este sello en todo el mundo. ¿Cuál es la más dura o más especial que recuerdas?

La más diferente o especial fue una que hice en China. Es más bien por la diferencia cultural, se notaba que son muy diferentes a nosotros. Los orientales tienen un modo de entender la vida diferente, el propio village era más que Tour de Francia real. Tienen un sentimiento y un forofismo que no lo he visto en ningún otro lado. Trabajo, ilusión y todo el espectáculo en torno al evento fue increíble.

Estamos en la cicloturista del Tour y tú eres un ganador del Tour de Francia, es inevitable preguntarte por la última edición ¿Qué valoración haces de la carrera? ¿Qué te ha parecido el dominio aplastante de Pogacar?

Los primeros nueve días fueron espectaculares, hasta la llegada a Tignes y mete un hachazo definitivo. Es verdad que después, siendo superior, su nivel bajó sensiblemente. Pogacar es un corredor muy inteligente y tengo ganas de verle en un Tour ‘normal’, con calor. Porque el año pasado se hizo en octubre por el covid, este año ha sido especialmente frío y esas condiciones parece que le favorecen. Es un corredor muy maduro para la edad que tiene, y muy bueno, pero además el equipo se ha gestionado muy bien, Matxin ha hecho una estrategia desde el coche fenomenal. Probablemente estamos ante un ciclista que puede marcar una época y dominar la carrera durante unos años.

Y trasladándonos a la actualidad más inmediata, ¿cómo valoras la actuación de la delegación española en los Juegos Olímpicos?

Sin ser una crítica a los ciclistas, ha sido un desastre. Yo sabía que no éramos los favoritos como sí lo éramos en Innsbruck, por ejemplo, pero teníamos nuestras opciones. De hecho, no ser favoritos creo que nos beneficiaba. Viendo a selecciones como Bélgica y Eslovenia tomando el mando pensaba que todo estaba yendo bien porque no teníamos que esforzarnos y sólo había que guardar corredores para la parte final. Pero de repente se desvaneció todo. Vamos a hablar claro, estábamos hablando de opciones de ganar y nadie podía imaginar hacerlo lo mal que lo hemos hecho.

Y en pocas semanas comienza la Vuelta, que tendrá una participación estelar y un recorrido variado y puertos inéditos. ¿Puede ser la mejor gran ronda del año?

Puede ser, desde luego. Por participación es la leche y la organización ha buscado un recorrido muy bonito, con muchos finales duros y otros que no lo parecen y lo son. Con esta participación vamos a ver lo que quiere todo el mundo, un duelo entre Bernal, Carapaz, Roglic y Pogacar. Evidentemente el trío del Movistar, Landa y el resto de nuestros españoles estarán ahí, pero el morbo del momento en el ciclismo es el duelo entre Bernal y Pogacar especialmente, los dos últimos ganadores del Tour. Si añades nombres como Carapaz, Dumoulin, Roglic, Mikel Landa, Lutchenko, Yates… va a ser una pasada.

Sabemos que, aunque tu especialidad es la bicicleta de carretera, también te gusta montar en bicicleta de montaña. ¿Te veremos pronto en alguna prueba de MTB?

Yo soy carretero, porque me gusta la carretera, pero la bici de montaña me tira y mucho, he practicado mucho desde niño y he competido tanto en MTB como en Ciclocross. Hace sólo quince días participé en una carrera de BTT entre España y Portugal, el año pasado tenía intención de ir a la Titan Desert pero no pudo ser por el Covid y, puesto que este año no voy a poder porque coincide con La Vuelta, pero de cara al año que viene voy a la Titan seguro.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

Deja un comentario