Un ciclista de 66 años ha resultado herido en Lizoáin, tras recibir el impacto de una conductora que dio positivo en el control de alcoholemia.

Se ha registrado un nuevo caso de atropello a un ciclista, esta vez en la NA-150, cerca del municipio de Lizoáin.

Según informa la Policía Foral de Navarra, la conductora del vehículo dio positivo en la prueba de alcoholemia realizada tras el accidente.

La colisión tuvo lugar cuando el coche se disponía a adelantar a los ciclistas, golpeando a uno de ellos con el retrovisor. El ciclista de 66 años perdió el control y acabó cayéndose de la bicicleta, sufriendo un traumatismo en la cadera.

La conductora, en lugar de parar, continuó hasta el pueblo más cercano para estacionar el coche y luego volvió andando hasta el lugar de los hechos. Dijo no haberse dado cuenta del impacto hasta más adelante, y admitió que quizás se quedó dormida al volante ya que había trabajado durante la noche anterior.

Este es el tercer accidente de características similares en la última semana, en el que una conductora ebria acaba provocando la muerte de uno o varios ciclistas, después del del fin de semana pasado en Oliva y del de ayer en Tarragona.

Para mañana hay prevista una reunión urgente en la DGT para abordar el tema. Así que estaremos atentos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This