Históricamente, el Giro de Italia es la peor ‘Grande’ para los ciclistas españoles. Evidentemente, la Vuelta es la que mejor se nos ha dado, que para eso es la ‘nuestra’. Y en los años 90 se desarrolló en torno a Miguel Indurain toda una cultura de beatificación del Tour de Francia con sus cinco victorias consecutivas, aunque ya venía desde antes con Bahamontes, Ocaña y, ya en los 80, Perico Delgado. Después de Miguel hubo años con ciclistas de enorme nivel que se consideraron segundones o poco válidos simplemente porque no ganaron el Tour.

El caso es que en el Giro las cosas nunca nos han ido así de bien. Sin embargo, España será el segundo país que más ciclistas aporte a la ronda transalpina: un total de 18. Muy lejos de los 42 que llevan los anfitriones italianos. Pero lo cierto es que los nuestros no tienen la menor intención de pasar inadvertidos. Y hay de todo: Desde un hombre como Mikel Landa que tiene entre sus ambiciones llegar de rosa a Milán hasta gente que acude como capitanes de ruta, a lo Fran Ventoso.

mikel-landa-giro-2017-team-sky

O gregarios de gran nivel del estilo de Javi Moreno o los cuatro que trae movistar, a saber: Víctor De la Parte, José Herrada, José Joaquín Rojas y Gorka Izagirre. También en Katusha dos veteranos que conocen bien su trabajo como Alberto Losada o Ángel Vicioso. En general, los españoles que se presentan en la línea de salida son más bien veteranos y consagrados a labores de equipo. Alguno hay con libertad como Igor Antón y Luis León Sánchez, pero son minoría.

En progresión

A todos esos ya los conocemos de sobra, pero también hay un pequeño ramillete de ciclistas jóvenes y en clara progresión que será interesante seguir y de los que se esperan muchas alegrías en el futuro. En Astana se produce el estreno en una ‘Grande’ de Pello Bilbao. Es cierto que, por desgracia, en la casa kazaja los ánimos no son los mejores tras la pérdida de Scarponi. Pero el corredor vasco ansiaba ya una oportunidad en el World Tour y aquí tiene la primera.

Omar Fraile espera confirmar lo que ya se ha visto de él en la Vuelta a España. Su presencia en fugas numerosas se da casi por segura, y Carlos Verona aparece ya con 25 años con un punto de madurez que le da haber disputado ya la ‘Corsa Rosa’ el año pasado. Todavía no ha estrenado su palmarés como ciclista. Y el dúo de la Wilier-Triestina con Julen Amezqueta y Cristian Rodríguez, de los que Matxin asegura en su columna semanal que darán “muchas alegrías al tener un grado más de experiencia”.

83 años

Como se decía al principio, históricamente esta es probablemente la ‘Grande’ en la que menos hemos lucido. El Giro de Italia nació en 1909, pero hubo que esperar hasta 1961 para que Antonio Suárez subiera por primera vez al podio en tercer puesto. La primera etapa llegó un poco antes, en 1955 y de la mano de Bernardo Ruiz en Roma, la capital transalpina. Al año siguiente, Miguel Poblet se llevaba cuatro. Habíamos roto la barrera.

En los 60, 70 y 80 llegarían varios podios más, y ya no ganar etapas empezaba a verse como un pequeño fracaso. José Manuel Fuentes ‘Tarangu’, Francisco Galdós y Alberto Fernández se subieron al ‘cajón’. Incluso antes, ya en 1959, Salvador Botella se puso la ‘maglia’ durante un día. Era el primer español en hacerlo. Pero la victoria definitiva no llegaba. Faltaba el asalto final al Giro.

Hasta que apareció Miguel Indurain y se propuso el doblete. El Giro todavía se celebraba entre finales de mayo y mitad de junio. El navarro se puso de líder en la tercera etapa y no soltó la ‘maglia’ hasta el final. Luego, en julio, ganó también el Tour. Había consumado el doblete que cinco años antes hizo Stephen Roche, y lo volvería a hacer el año siguiente. El mismo doblete que busca ahora Nairo Quintana. Rota esa barrera y con la marcha de Indurain se vivió un periodo de orfandad de campeones de grandes vueltas. Abraham Olano fue tercero en 1996 y también llegó a tener la ‘Maglia’, pero el Mortirolo fue demasiado. En 2008, Contador se hacía con la victoria que repetiría –y luego perdería por sanción- en 2011 y, ésta sí con validez, en 2015. En seis de los últimos 10 años ha habido presencia española en el podio final. Y Landa quiere ahora continuar la racha.

Españoles presentes en el Giro (dorsal, nombre y equipo)

Bahrain-Merida: Javi Moreno (5)

Astana: Pello Bilbao (23), Luis León Sánchez (27)

BMC: Fran Ventoso (49)

Movistar Team: Víctor De la Parte (115), José Herrada (116), Gorka Izagirre (117), José Joaquín Rojas (118)

Orica-Scott: Rubén Plaza (127), Carlos Verona (129)

Dimension Data: Igor Antón (142), Omar Fraile (144)

Katusha-Alpecin: Alberto Losada (157), Ángel Vicioso (159)

Team Sky: Mikel Landa (171)

Trek-Segafredo: Jesús Hernández (195)

Wilier-Triestina: Julen Amezqueta (212), Cristian Rodríguez (218)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This