Pastillas isotónicas para ciclismo: qué ventajas tienen y cuándo es mejor tomarlas

Pastillas isotónicas para ciclismo: qué ventajas tienen y cuándo es mejor tomarlas

Cada vez existen soluciones más prácticas para tener una hidratación eficiente en ciclismo. Las pastillas isotónicas o de sales son una opción que siempre debes valorar si te tomas en serio tus salidas o entrenamientos. Te explicamos qué son, sus ventajas con respecto a las bebidas isotónicas tradicionales y cuándo tomarlas para extraer de ellas el máximo rendimiento.

PUBLICIDAD Content_1

Si te tomas en serio lo de salir en bici y mejorar con cada salida, o incluso ya competir, debes saber que tu hidratación no sólo tiene que basarse en tomar agua. Éste es esencial, pero un aporte continuo de sales minerales o hidratos de carbono a través de líquido será el complemento perfecto para una hidratación eficiente y también saludable.

En este sentido, actualmente existen varios formatos para tomar estas sales minerales tan esenciales para el buen rendimiento ciclista: bebida isotónica, geles, pastillas y sobres isotónicos. Aquí nos centramos en estos últimos, no tan extendidos como los primeros, pero cada vez más usados por su gran cantidad de beneficios.

Los electrolitos, la clave de las pastillas isotónicas

pastillas isotónicas sis ciclismo

El factor diferenciador de una pastilla isotónica o de sal, con respecto a otros formatos de bebida isotónica o hipotónica es la gran cantidad de electrolitos que, por lo general, contienen en su composición.

PUBLICIDAD Content_2

Los electrolitos son sales minerales que necesita el organismo para ejercer de conductores eléctricos para el trasvase de nutrientes a las células. El sodio, magnesio, cloro o potasio se consideran electrolitos y es muy importante que siempre estén cantidad suficiente dentro del organismo.

Pero, al hacer deporte a intensidades altas, como el ciclismo, esos electrolitos se van perdiendo a través del sudor, acelerando el riesgo de deshidratación, la aparición de la fatiga y los temidos calambres. Por ello, una ingesta rápida a través de estas pastillas (muy ricas en sodio y magnesio) reequilibra con rapidez estos niveles de electrolitos. En este artículo de running.es puedes conocer más sobre los electrolitos y sus beneficios.

Pastilla VS bebida isotónica, diferencias

hidratación pastillas isotónicas
La bebida isotónica será más fácil de llevar en bici con dos portabidones. Además, aportan energía en forma de hidratos. / Foto: Cristian Casal.

Pastillas y bebidas isotónicas pueden tener, en muchos casos, el mismo fin. Pero cada formato tiene sus diferencias y matices, pensados para adaptarse a diferentes perfiles de ciclista.

Las pastillas isotónicas se componen, sobre todo, de electrolitos, destinados a complementar la hidratación del organismo y reequilibrar el nivel de sales minerales, para el correcto funcionamiento de músculos y órganos.

PUBLICIDAD Content_3

Pero las bebidas isotónicas son más completas, ya que incluyen también aporte energético en forma de hidratos de carbono de rápida asimilación (a través de la glucosa principalmente) y también otros nutrientes como vitaminas. Aquí el aporte de electrolitos es importante, pero no en tanta cantidad y tan directo como con las pastillas.

Tipos de pastillas isotónicas para ciclismo

pastillas isotónicas sis hydro

Actualmente, en el mercado podemos encontrar diferentes tipos y formatos de pastillas isotónicas o de sal. Se pueden adquirir en cápsula, para tomar por separado, siempre acompañadas de agua.

También están las pastillas efervescentes, posiblemente las más usadas y conocidas. Un comprimido, de 300 a 500 mg generalmente, que se deshace en un bidón y lo convierte en una bebida de electrolitos, que no isotónica, a complementar con otro bidón de agua. Una opción perfecta para rutas de larga duración, pruebas gran fondo o maratón, etc. Además, apenas ocupa espacio.

Por último, destacamos también el formato sobre. Misma o similar composición que las pastillas pero con la ventaja que no hay que esperar a la completa disolución de su contenido en agua, en comparación con las efervescentes.

Cuándo es mejor tomarlas

La recomendación general es la de tomar una pastilla o cápsula cada hora de ejercicio. / Foto: Roman Laurent (ASO).

Como norma general, se toman durante la actividad, como una manera de reponer los electrolitos o sales perdidos con la sudoración. Dependerá del formato, la dosis y el contenido de cada producto. Pero se recomienda tomar una cápsula por cada hora de entrenamiento, acompañada de un buen trago de agua. Las cápsulas están recomendadas sobre todo para pruebas de larga distancia, de más de 3 horas, o en el caso de no contar con un segundo portabidón para bebida. O tengas algún tipo de intolerancia al mezclar el agua.

En el caso de las efervescentes, el contenido se puede ingerir y aprovechar de manera más progresiva. Este tipo de pastillas son más recomendables para rutas de menor dureza, o de esfuerzo más sostenidos, donde el riesgo de aparición de fatiga repentina, la popular pájara, es algo menor.

Por último, las pastillas isotónicas son una buena opción para ciclistas que quieran separar la nutrición de la hidratación, algo que no va a suceder con la bebida isotónica, al contener hidratos. Una estrategia más ordenada que en algunos casos resulta muy efectiva para lograr los objetivos.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.