Es el puerto por excelencia. El mito. El sueño de todo ciclista. Las gestas protagonizadas por las grandes figuras de todos los tiempos han alzado al Col du Tourmalet como uno de los iconos más legendarios en la épica del ciclismo. A partir de esta primavera también será el epicentro de Pedals du Tourmalet, una nueva aventura de 186 km y 5.500 m+ ideada para explorar en mountain bike los hermosos parajes de la región de Hautes-Pyrénées.

Julio de 1910. Primera etapa pirenaica de la historia del Tour de Francia, entre Luchon y Bayona. En un solo día hay que coronar el Aspin, el Peyresourde, el Tourmalet, el Soulor y el Aubisque. Antes de la salida, una advertencia a los ciclistas: “Mucho cuidado con los osos”. Tras la epopeya, los participantes de la séptima edición de la ronda gala, aquellos héroes que pedaleaban sobre pistas de tierra y piedras con pesadas bicicletas y maillots de lana, llaman “asesinos” a los organizadores.

Tourmalet

Es el primer capítulo de la apasionante leyenda de los puertos pirenaicos en la historia del ciclismo, un relato vivo y vibrante que se reescribe cada vez que un ciclista los corona. Por eso, con Pedals du Tourmalet añadimos una muesca más a nuestras biografías. Y además, disfrutando del mountain bike.

MONTAÑAS DE FE
ETAPA 1. ARRENS MARSOUS- LOURDES 40 km/700 m+/1.400 m-
A finales del pasado mes de septiembre viajamos hasta el corazón del Pirineo con motivo de la presentación oficial de Pedals du Tourmalet, una de las nuevas rutas de Pedales del Mundo en 2014. En Arrens- Marsous, rodeados de montañas por todas partes, conocimos a sus creadores –con David Sérano a la cabeza de todo el equipo de La Balaguère, y Pep Vega, director de Pedales del Mundo– y a diversos colegas de la prensa francesa. Con todos ellos pasamos dos días disfrutando de una selecta y variada cata de senderos por los que transcurre la ruta, además de unas memorables y suculentas sobremesas.
Cuando el viaje de prensa terminó y todos se fueron a sus casas –seguramente con ganas de más–, allí estábamos nosotros, dispuestos a disfrutar del recorrido completo. Por delante teníamos todavía cinco días más de diversión.
A la mañana siguiente, regresamos a la acogedora sede de La Balaguère para recoger el libro de ruta, los mapas y cargar el track en los TwoNav. Ahora ya estamos listos para empezar la aventura. Pedaleamos libres de equipaje, con unas ganas enormes de practicar auténtico mountain bike. Hemos elegido el formato “5 días-Relax” para disfrutar al máximo de Pedals du Tourmalet y saborear con calma este magnífico entorno natural. La primera etapa no parece muy dura. La única dificultad es subir hasta el Col de Couret, de 1.351 metros, donde llegamos desde Aucun por un cómodo y panorámico camino. Desde lo alto, disfrutamos de una bella postal: sobre el horizonte, entre las nubes, asoman las grandes cimas del macizo de Vignemale y, un poco más allá, el Balaitous. Minutos después nos deslizamos montaña abajo por un sendero que se adentra en el Bosque de l’Abedet, donde empezamos a enlazar una serie de sendas y caminos muy entretenidos. Hasta Gez rodamos por bucólicos singletracks cubiertos de hojas, a través de hayedos y castañares. Son senderos limpios, sin piedras ni raíces, pero también hay algunos tramos con pequeños escalones, siempre ciclables, en los que disfrutamos como niños de nuestras mountain bikes.

Tourmalet

Al llegar a Ayzac Os circulamos varios kilómetros por el bici-carril que va a orillas del río, hasta Argelès-Gazost, donde tomamos una senda de ribera llena de toboganes y pasarelas naturales muy divertidas. En Lugagnan cruzamos el río para volver a rodar por un angosto sendero a través del bosque. Tras un final de etapa bastante trialero, aterrizamos en Lourdes.
Al llegar al hotel, tenemos la grata sensación de haber subido muy poco –prácticamente sólo al principio– y bajado muchísimo, siempre por un terreno de media montaña y carácter 100 % biker. Hemos completado la etapa con facilidad. Podríamos seguir un rato más, pero también sentimos curiosidad por explorar este centro de peregrinación de fama universal.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.