GRACIAS AL FORMATO DE TV DE HERMANO MAYOR , PEDRO AGUADO, PRESENTADOR DE TELEVISIÓN Y EXJUGADOR DE WATERPOLO, DESCUBRIÓ UNA SITUACIÓN Y UNA REALIDAD DE CHICOS Y CHICAS EN RIESGO DE EXCLUSIÓN SOCIAL y se quedó enganchado; tanto, que se implicó de pies a cabeza en el Espai Superacció y, pese a su escasa preparación y conocimiento de la bici, decidió tomar parte de la pasada edición de la Titan Desert. Lo de menos, el fiasco de tener que abandonar a las primeras de cambio, ya que lo importante era dar visibilidad a la situación de estos jóvenes y al Espai Superacció.

 

Pedro, conociste la realidad de estos jóvenes y te quedaste enganchado.

Vi que se estaban haciendo cosas con chicos de entornos desfavorecidos, y veía que en el programa yo trabajaba con rebeldes del bienestar y que los chaves de Superacció no tenían nada que ver. El sistema no se hacía cargo de ellos y en Superacció encontraban un entorno en el que desarrollarse.

Una colaboración que no fue algo puntual, ¿verdad?

Yo había compartido temas de voluntariado y les comenté que les podía dar una conferenccia, pero me dijeron que lo mejor es que hiciera una sesión con ellos. Tengo vinculación con Superacció y de vez en cuando hago sesiones. Lo importante no es llegar y darles una charla, sino estar con ellos. El recuerdo que tengo es de su cara sonriendo. La recepción siempre es acogedora y la sensación es una maravilla, así como las emociones que se producen y brotan con ellos.

¿Cómo fue que decidistéis participar en la Titan?

Le dije al educador Zouhair Zammouri que conocía una plataforma con la que convertías los kilómetros en dinero y vi que podía venir muy bien a la asociación. Pensamos en hacer algo para darle visibilidad, y Zouhair dijo de hacer algo que no fuera fácil para mí como la Titan, yo le dije que no me gustaba nada la bici. Empecé a salir en bici con él y yo tenía contacto con la gente de Gaes, y al final lo hicimos todo por nuestra cuenta. Buscamos la financiación. Nos ayudaron Specialized, The Northface y muchos patrocinadores.

¿Cuántos fuisteéis a la Titan?

Nos fuimos ocho fieras para allí con dos chicos de Superacció para hacer la Titan, y para ello hay que prepararse a conciencia. Yo no la puede hacer entera por diferentes compromisos de televisión que tenía. Superacció utiliza el deporte para integrar, para saber manejar la frustración, la disciplina y la autoestima.

A ti, personalmente, ¿te gusta la bici?

La bici es un deporte… Me encantan las bicis holandesas de paseo, las de carreretera, MTB, y yo ya no estoy en la misma forma que cuando era deportista de élite. Estoy acabado. Participar en la Titan fue una experiencia muy dura, sobre todo porque no tenía necesidad de hacerlo, pero me mola el proyecto de Superacció , y que los chavales tengan un espacio en el que poder desarrollarse, en el que Superacció haga talleres, tengan un espacio propio…

¿Te preparaste bien?

Tenía pensado salir en abril tres horas al día y al final salí solo ocho días antes. Así fue que a las dos horas y media ya estaba echando el bazo. No hice ni 80 kilómetros. Me caí tres veces y me destrocé la pierna y estaba ralentizando al grupo. Fuimos diez adultos, y el único que se rendí fui yo.

¿Cómo viste la Titan?

Lo vi muy sacrificado, muy duro, requiere mucha técnica y hay que prepararse como un titán. Los chavales están encantados con todo lo que les está pasando, están felices, pero son chavales de entornos muy desfavorecidos, que el sistema los acoge seis meses y después los deja tirados.

¿Sigues montando en bici?

Está aparcada. Tengo un rodillo montado en la terraza y pedaleo algunos días. Tengo una relación de amor/odio con la bici. Cuando acabas la sesión, te encuentras muy bien, pero me cuesta empezar.

¿Volverás a la Titan?

Mi reto es acabar el año que viene, iré si me he preparado; sino, no ire. Los chavales de Superacció no se prepararon como otras personas. Han entrenado cuando han podido y de ahí que lo que han hecho haya sido muy meritorio. Hubo alguna etapa que sufrieron más que otra, hubo alguna bajada de azúcar, las pupas del culo, pero fue bien.

¿Qué consejos darías a alguien que quisiera seguir vuestros pasos en la Titan?

Que se prepare bien, que haya entrenado encima de la bicicleta y que aprendan a navegar, que no se piensen que es un paseo, que piensen en protegerse del sol, hidratarse y dosificarse mucho.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.