Tres rutas circulares por etapas, diseñadas para senderismo, cicloturismo y BTT, permiten recorrer la comarca del Penedès combinando mar, viñas y montaña.

El Penedès es mucho más que vino y cava. Su privilegiado emplazamiento natural hace que confluyan en la propia comarca paisajes naturales tan distintos como el mar, el llano y las montañas. Por ello, quien se acerque a Vilafranca del Penedès para visitar la Capital del Vino catalana hallará en ella una fascinante propuesta de turismo activo que complementará su experiencia enoturística. A la Carretera del Vino -primera wine road lineal española-, o a Ruta de los Miradores entre viñas -Miravinya- esta comarca catalana une también un innovador proyecto de EnoturismePenedès. Se trata de Penedès 360º y consiste en tres rutas circulares por etapas especialmente diseñadas en tres tipos de modalidades: senderismo, bicicleta cicloturista (slow bike) o mountain bike. Tres diferentes y complementarias maneras de recorrer la comarca en 360 grados, descubriento todos los encantos de su variedad paisajística.

La Ruta de treeking, o senderista, está especialmente pensada para aquellos que deseen caminar por el corazón del Penedès entre viñedos y bosques llenos de historia, observando las típicas cabañas de piedra seca, masías, castillos, ermitas y pueblos. Y cómo no, durante el trayecto podrán visitar distintas
bodegas. Esta ruta consta de ocho etapas con un recorrido total de 151 kilómetros, 4.000 metros de desnivel y una dificultad media.

La Ruta slow sike es ideal para los amantes de relajados paseos en bicicleta, sin prisas, que podrán disfrutar de la llanura del Penedès, plagada de viñedos, e incluso visitar un monasterio además de las distintas bodegas del recorrido, que parte de Vilafranca. Esta ruta consta de cinco etapas y 162 kilómetros, con un desnivel de 2.000 metros y dificultad baja.

La Ruta de mountain bike, para los más atrevidos, recorre las montañas que rodean la llanura del Penedès hasta el Mediterráneo, pasando por senderos y pistas entre bosques y viñedos. También se visitan pequeños pueblos rurales y castillos. La ruta está diseñada para cinco etapas con un total de 281 kilómetros, un desnivel de 7.000 metros y una dificultad alta.

Esta modalidad de BTT tiene otras dos alternativas, para cuatro días -233 kilómetros- y para tres días -180 kilómetros-.

Las tres rutas pueden hacerse por cuenta propia, con la información facilitada en la web www.penedes360.cat donde, además, pueden descargarse gratuitamente los trakings de los diferentes itinerarios. Pero quien desee que le gestionen el alojamiento en cualquiera de los 24 hoteles y hostales adheridos al proyecto o la logística de cada día (transporte de maletas, transfers, etc.) puede adquirir el forfait P360º, por 45 €, que incluye un maillot, para las dos rutas ciclistas, o una camiseta, para la senderista, además del track de la ruta y un PDF con toda la información. La agencia encargada de los forfaits y gestión de ‘Penedès 360’, Cava Emotions, también realiza itinerarios a medida en función del tiempo que se disponga.

Las mejores épocas para disfrutar ‘Penedès 360º’ son precisamente ahora, en otoño, o en primavera. La señalización física está en los inicios de los tramos principales o en las variantes, pero para orientarse es fundamental utilizar el tracking de la ruta en un GPS.

Esta práctica de turismo activo permitirá al visitante descubrir lugares emblemáticos del Penedès como la Basílica de Santa María y Vinseum (en Vilafranca), castillos como Mediona, Penyafort o Subirats, la Ciudadela Ibérica de Calafell, los Conjuntos Monumentales de Olèrdola o la Roca, el Yacimiento Ibérico de Fuente de la Caña, el Molino y Parque de Foix o monasterios como los de Sakya Tashi Ling (budista), San Sebastián de los Gorgs o el de Santes Creus.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.