Después de lograr por tercera vez seguida el título de campeón del mundo en ruta en Bergen (Noruega), lo que nadie ha logrado hasta le fecha, Peter Sagan acudió al Osttirol (Austria), el lugar habitual de entrenamiento de su equipo, Bora-Hansgrohe.

Después de atender a la prensa, el campeón eslovaco tuvo la oportunidad de visitar y recorrer el circuito de mountain bike de Alban Lakata, el también tres veces campeón del mundo de maratón en BTT.

Ambos recorrieron el circutio junto a más bikers, con Sagan montando, cómo no, en una Specialized. Sagan se lo pasó en grande en este divertido trazado, que “es accesible a cualquier tipo de entusiasta de bicicleta de montaña poeque tiene diferentes niveles de dificultad”.

Añadió Peter Sagan –que recordemos compitió en la prueba de MTB de los Juegos Olímpicos de Río (Brasil), después de renunciar a la prueba de carretera al considerar que el circuito no le iba– que “cada proyecto de ciclismo es importante para que los niños. Creo que no importa si comienzan en la carretera, en la pista o con la bicicleta de montaña, sólo tienen que empezar en nuestro deporte. Esta es la razón por la que creé el CyS – Akadémia Petra Sagana en 2016, para apoyar a jóvenes talentos en Eslovaquia”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.