Han sido prácticamente dos décadas de carrera deportiva. El italiano Filippo Pozzato ha anunciado su retirada del ciclismo profesional después de 19 años en los que ha tenido un poco de todo. Ciclista carismático, mediático y durante mucho tiempo con la sombra de ser un ‘talento desaprovechado’ por haber estado más centrado en otros asuntos.

A sus 37 años, ‘Pippo’ lo deja después de varias temporadas en las filas del Wilier Triestina-Selle Italia transalpino, con el que fichó en 2016 después de varios años en el Lampre-Merida, el último equipo WorldTour en el que militó. En total ha acabado sacando 33 victorias.

Entre otras, etapa en Giro de Italia y Tour de Francia, así como el triunfo en la Milán-San Remo allá por. Hombre muy rápido -aunque no un sprinter en el más puro sentido del término- y buen clasicómano, durante varios años fue uno de los grandes rivales de Tom Boonen, aunque en las batallas entre ambos siempre terminó derrotado.

Su último triunfo queda ya lejano, allá por 2013, cuando ganó el GP de Plouay (Francia). «Estoy acabando el período más bonito y divertido de mi vida. Mis sueños de niño se han realizado, pero ahora toca ponerle fin. Quizás no de la forma que me hubiese gustado, pero la acepto como tiene que ser», ha dicho en el portal especializado Velonews.

Pozzato entró en el mundo profesional de la mano del programa del equipo Mapei, en el que también comenzó un Fabian Cancellara que acabó siendo uno de sus rivales en las clásicas. Después pasó al Fassa Bortolo durante varias campañas y, luego, a Liquigas. Luego, Katusha y Lampre lo acogieron y en todos ellos aportó triunfos, aunque siempre con la marca de generar más expectativas. Ahora se marcha sin hacer «todo el ruido que me habría gustado» y comienza una nueva etapa lejos de las carreras y los dorsales.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This