El origen de los conocidos como forros polares hay que buscarlo en una empresa centenaria y en un hombre: Aaron Feuerstein, dueño de Malden Mills, ahora conocida como Polartec.

Él fue quien desarrolló el tejido de punto sintético con aislamiento térmico que hoy en día conocemos como forro polar. Un descubrimiento que Feuerstein decidió compartir con todo el mundo, ya que tuvo la generosidad (¿y candidez?) de no patentarlo.

Contexto histórico

La fábrica de Malden Mills, principal suministrador de Polartec, se incendió el 11 de diciembre de 1995. Una caldera en la planta de la compañía explotó y destruyó tres de los edificios de la fábrica.

El incendio dejó a 3.000 empleados sin trabajo. Este trágico incidente haría que años después la empresa se declarara en bancarrota hasta que, en febrero de 2007, los activos de Malden Mills fueron adquiridos por una empresa de nueva creación llamada Polartec, LLC, propiedad de Chrysalis Capital Partners. Con la compra, Polartec heredó todo su background y conocimiento.

¿En qué consiste?

Es un tejido elaborado con fibras de poliéster ahuecadas y que ofrece diferentes terminaciones, texturas y pesos.

La calidez, ligereza y su elevado grado de aislamiento lo convierte en uno de los tejidos preferidos por las empresas fabricantes de prendas.

Polartec Neoshell es la membrana más comúnmente utilizada para deportes de outdoor y especialmente el ciclismo.

Se lanzó por primera vez en el año 2011 durante la temporada otoño-invierno. Consiste en un proceso de construcción que crea una membrana de poliuretano hidrofóbica, microporosa, con una gama de tamaños de poro del todo controlada.

Tiene la durabilidad y elasticidad de una película de poliuretano, sumado a la capacidad de transpiración de una estructura microporosa. Esta construcción permite un positivo intercambio de aire para conducir la liberación del vapor de la humedad, al tiempo que sigue siendo impermeable, de modo que la prenda sobresale por su ligereza, suavidad y flexibilidad.

Este tejido, que bloquea el 99,9 % del viento, ofrece una repelencia duradera al agua, y además es fácil de lavar y de mantener, lo que permite al ciclista sentirse siempre seco.

En crecimiento

Polartec es un estrecho colaborador del Ejército norteamericano, igual que sucede con marcas como Gore o Camelbak, al desarrollar soluciones de tela personalizadas para las demandas únicas de las fuerzas armadas.

Desde 2013 Polartec ha aumentado sustancialmente su presencia en el sector textil para ciclismo asociándose a marcas como Rapha, Castelli, Sportful, Giro, Sugoi, Luis Garneau o Rh+, que emplean tejidos Poalrtec en sus prendas más sofisticadas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This