La multa hace pocos días de un cicloturista por llevar una luz intermitente trasera ha encendido las redes sociales ciclistas y ha obligado a un compromiso por parte de la DGT. La polémica saltó a los mentideros ciclistas cuando alguien publicó la imagen de la sanción (adjunta a esta noticia). Un ciclista había sido multado con 200 euros por llevar encendida una luz roja trasera intermitente. Aunque muchos se sorprendan, efectivamente el Reglamento de Circulación –en su artículo 15, apartado 4– especifica que “ninguna luz instalada en un vehículo será intermitente o de intensidad variable”.

Lo curioso es que cada vez hay más ciclistas que usan una luz trasera intermitente. De hecho, es un fenómeno reciente, de hace dos o tres años, y justamente las más valoradas son las de alta intensidad, para que su destello sea bien visible a plena luz del día. Muchas marcas han lanzado varios modelos de luz roja de alta visibilidad recientemente, algunas de ellas con sensor acelerómetro incluido para hacerse más intensa cuando se acerca un vehículo por detrás. Lo paradójico es que mientras el colectivo ciclista piensa que está mejorando su visibilidad y seguridad con el uso de esta luz, resulta que también está cometiendo una ilegalidad.

Multa a un ciclista por llevar luz roja intermitente (24/02/2018).

Por una vez, la polémica suscitada a través de las RR. SS. –incluso se ha llegado a activar una campaña en Change.org– ha servido de algo. En un acto celebrado esta misma semana, el jefe de la Unidad de Ordenación Normativa de la DGT, Javier Villalba, reconoció la falta de adecuación de la ley y se comprometió a enviar una directriz a las diferentes unidades para que no se aplique este punto de la Normativa de Tráfico. Además, Villalba dijo que apoyaría un cambio en la reglamentación, para que este tipo de dispositivos luminosos intermitentes sean legales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.