Para que los canadienses de Kona no se sintieran extraños en la sierra de Madrid, les trajimos la nieve, la lluvia y el frío. Pero querían algo más nuestro y les dimos lechazo al horno y vinos de Rioja y Ribera del Duero. Y si, también hubo bicis, singletrack y mucha filosofía biker. Kona es diferente, Kona es única.

Cercedilla, Madrid. Solo Bici, dando vueltas en coche un domingo por la tarde con lluvia, nieve y oscuridad total. Territorio desconocido para nosotros, territorio desconocido para Kona. Pero ahí estamos, a casi cero grados, con nieve, pero con un arsenal de bicis 2013 esperando para que se vuelvan a Canadá con un pedacito de nuestro terreno, de nuestra identidad. A estas alturas de la temporada no es nada habitual que una marca presente modelos del año en curso, a menos de un mes de Sea Otter, pero Kona ha querido desmarcarse y reunirnos a unos cuantos de la prensa europea para poder degustar, de primera mano, los mejores modelos 2013. Y esto es algo que me gusta.

Estamos tan acostumbrados a que las temporadas “vuelen” casi sin tiempo para probar las mejores marcas y modelos, que tener 3 días para perdernos por la sierra de Madrid, pedalear con los jefes de Kona y poder comentar la jugada con todos los presentes, ha sido sin duda todo un lujo. Uno de los motivos por los que Kona decidió hacer este evento en España es el soporte que quiere dar al nuevo representante de la marca en nuestro país, Tenzing Norgay Bikes, que está apostando todo para que Kona vuelva a tener ese espacio entre los primeros, por identidad, filosofía y calidad de producto. Confiamos que así sea.

Lluvia al 55 %…

Al 60 %, al 70 %… Así nos pasamos tres días, pegados a las noticias meteorológicas en busca de un milagro que despejara el cielo, como que estuviéramos en Málaga… Pero no, el tiempo en la sierra de Madrid es lógicamente variable a más de 1.000 metros de altitud. Aun así, y después de sacar las carpas de Kona de la piscina por el viento de la noche anterior, el primer día empezó con buen humor, con ganas de salir a montar y una decena de bicis preparadas con todo cariño.

Tres medidas, misma Kona

Hablando con Doug Lafavor, el Product Manager de Kona, y Jimbo Holmstrom, uno de los jefes de la marca, te das cuenta rápidamente de que el tema de las medidas de rueda es algo que Kona ha sabido interpretar desde un punto de vista más amplio. Me explico. Lejos de cerrar la puerta a una o dos medidas, Kona ha seguido trabajando en 2013 con todas ellas. Así de sencillo. Para ellos no es cuestión de que una medida vaya a sustituir a otra o viceversa, es cuestión de qué medida es la más adecuada para cada gama y segmento y aplicarlo. Así de lógico.

Y como teníamos donde elegir, probamos todas, por qué no. 29 pulgadas con la Satori, Hei Hei Supreme y una grata sorpresa con la Honzo. 26 pulgadas con la nueva Process DL y  27’5” con la mítica Explosif realizada en cromoly. Una de las cosas que siempre me ha gustado de Kona es la capacidad que tienen para que la sensación de que montas una Kona se mantenga siempre, lo hagas en el modelo que lo hagas. Y eso es muy complicado. Lo habitual en el resto de las marcas es que los segmentos queden muy delimitados, sobre todo por soluciones geométricas muy extremas; si es cross country, los ángulos son superverticales y las potencias son largas e incómodas. Si son enduro, son pesadas, lentas y con un cockpit muy corto. Pero Kona, además de regirse por unos motivos geométricos, lógicamente trata de dotar de cierta “comodidad geométrica” todos sus modelos, para que no sólo tengas eficiencia en todos los sentidos, sino que te encuentres cómodo y no sea un suplicio cada pedalada.

Una cerveza, por favor

Cercedilla se portó espléndidamente con nosotros. Además de que el tiempo no fue tan malo como imaginábamos el primer día, el terreno y los singletracks por donde nos movimos hicieron las delicias de todos. Y es que el terreno boscoso drenó el agua de manera impecable y tan sólo acumuló algo de barro en ciertas zonas. Eso nos dejó un campo de pruebas perfecto para todos los modelos. Además, gracias a la cercanía y simpatía de Jim, Doug y todo el equipo de Kona Internacional y de Tenzing Norgay Bikes, la presentación dio mucho más de sí que pedalear y disfrutar de la bici. Las sobremesas, las cenas y las charlas tras un café o una cerveza fueron de lo mejor. Al fin y al cabo, Kona emana una identidad muy fuerte por toda esa filosofía de marca que lleva mostrando desde 1988. Y toda esa filosofía se sigue transmitiendo a todos y cada uno de los modelos, año tras año. 2013 acaba de comenzar, y si todavía estás eligiendo tu próxima bici para el verano, a lo mejor es tiempo de Kona… ¿no?

Una de 26”, tres de 29”, una de 27,5 pulgadas

¿Por cuál te apetece empezar hoy? Sí, Doug, el Product Manager de Kona, me coge del brazo y me lleva a la sala donde están las bicis para empezar el día. Así da gusto, pienso… Empezaremos por la… ¡Satori! Y es que las 29 pulgadas de 130 mm me tienen robado el corazón. La Satori con 140 mm de recorrido de horquilla y 130 mm detrás es uno de los modelos más polivalentes de Kona y uno de los que más usé durante la presentación. Muy, muy cómoda, toda nobleza bajando y con un equipamiento muy correcto, con detalles como la ya imprescindible tija telescópica. A mitad de camino, un Jimbo a lomos de la Honzo me gritaba: ¡Alberto! ¡Tienes que probar la Honzo!

Devuelta la Satori, empieza la tarde con la Explosif. Me hace especial ilusión subirme a la Explosif por todo lo que ese nombre ha sido en esta marca y en esta industria. Cuadro realizado impecablemente en cromoly y tamaño de rueda de 27’5”. Quito algo de presión a los neumáticos y disfruto de la bici por el hecho de que ya no son las suspensiones las que trabajan, sino mi posición y mi propio “flow” por los caminos. Muy divertida, comodísima y con la añoranza de volver a una rígida de verdad… Comento con Doug una altura de pedalier un poco baja, pero un comportamiento superdinámico. Mientras dejo la Explosif, Jimbo me vuelve a gritar: ¡Alberto! ¡Tienes que probar la Honzo!…

La Process DL pasa por mis manos durante un par de descensos, pero a pesar de buscar los límites de la misma, no los encuentro por un terreno demasiado suave para este tipo de bici. Independientemente de eso, absorbe de manera brutal con sus 150 mm de recorrido. Enduro del de verdad. Al día siguiente empieza el día del mismo modo. Del brazo de Doug y buscando la Hei Hei Supreme que me insiste en que pruebe. Y sí, Jimbo me recuerda lo de la Honzo…

La Hei Hei Supreme es una versión reducida de la Satori, con ángulos más verticales, 100 mm de recorrido y muy ligera gracias al carbono. Hago el mismo circuito que la Satori y subo más rápido, para bajar un poco más lento. Aun así, noto cómo las 29er aportan un plus de estabilidad con respecto a las 26, por mucho que se acorte el recorrido de las suspensiones.

Y sí, al final probé la Honzo Jimbo. La Honzo es una versión “hormonada” de la Explosif con cuadro de 29 pulgadas también realizado en cromoly, guiacadenas con un plato único y 10 velocidades y neumáticos Ardent de Maxxis. Es una especie de enduro rígida con horquilla de 120 mm (incluso 130 mm no irían mal), eje trasero de 142×12 mm a la que si le pones una tija telescópica, vas a ir muy fuerte en los descensos.

 

Si quieres ver todas las fotos de esta presentación, ve a la galería de fotos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.