X-Flow 612

El sistema X-Flow es la gran apuesta de Lapierre para la categoría 120 mm, mientras para los 140 y 160 mm ha decidido evolucionar el conocido sistema OST denominándolo ahora OST Plus. Sea como fuere, la cuestión es que las Flow han despertado mucho interés entre los aficionados gracias a una gama muy extensa que va desde los 2.033 euros de la 312 con cuadro de aluminio hasta los 6.102 euros de la versión 912 con cuadro de carbono. Precisamente en carbono, la primera de la gama es la 612 que puedes ver en la fotografía; una preciosa bicicleta plagada de cuidadísimos detalles, como el cableado interno, dirección conificada, pedalier press fit, etc., que se situará en los 3.966 euros. Equipa un amortiguador RP2 HV Boost Valve, una horquilla FOX 32 FRLC Fit de 120 mm y una transmisión con elementos de Shimano XT, SLX y Deore.

X-Control 110

La gama Tecnic desaparece del catálogo 2012 en favor de las X-Control, que aumentan la gama hasta los primeros precios. La 110 es la más económica y permitirá a los usuarios disfrutar de una bici de máximas prestaciones por 1.220 euros.

Pro Race 700

Para todos aquellos usuarios a los que la Team les quede fuera de presupuesto, Lapierre ofrece la versión 700 ( 3.254 euros), equipada con un Shimano XT casi al completo, ya que los frenos son unos Avid Elixir 5. La horquilla es una FOX 32 FRL Fit con dirección conificada.

Pro Race 929

Si en la presentación pudimos ver las primeras realizaciones de Lapierre en 29 pulgadas con cuadro de aluminio, la PRO Race 229 y la 529, en Eurobike fue el turno del cuadro de carbono, réplica exacta al que ha estado utilizando el equipo de carreras en algunas pruebas del campeonato francés.

Como es lógico, la Pro Race 929 se inspira estéticamente en su hermana de 26 pulgadas, pero con las lógicas variaciones geométricas para adaptarla a la categoría. Por lo que respecta al cuadro, en esta ocasión nos encontramos con una tecnología “tube to tube” y no un monocasco de carbono como suele ser habitual, con detalles como el pedalier Press Fit o la pipa de dirección conificada.

El peso del cuadro, que también se vende suelto con la dirección y cierre de tija de sillín, es de 1.300 g, mientras la bicicleta completa se sitúa en 10,1 kg con horquilla Rock Shox SID RLT con eje convencional de 9 mm, ruedas Easton EA 70, frenos Avid Elixir 5 y transmisión SRAM mezcla de X0 y X7 de doble plato.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.