Aunque la presentación general de Lapierre 2013 perdió protagonismo por la del sistema E.i Shock, la XR 29 se empeñó en sobresalir del resto para reivindicar el enorme trabajo que han realizado sobre ella los técnicos franceses.

Aunque el año pasado nos presentaron la rompedora X-Flow equipada con sistema Pendbox, el resumen general de la presentación fue que Lapierre había perdido parte de esa identidad que la caracterizaba en el pasado, esos pequeños detalles que colocaban sus bicicletas un pasito por el encima de muchas otras marcas. La ausencia añadida de modelos de 29 pulgadas también nos hizo pensar que estaban perdiendo el tren de cabeza, aquel que marca el ritmo del resto.

Este año, por el contrario, la presentación nos ha dejado un regusto triunfal. Lapierre ha querido celebrar su 25 aniversario por todo alto, no sólo por el proyecto E.i. Shock, donde ha sido la marca que ha llevado la voz cantante del desarrollo, sino por todo el trabajo realizado en todas y cada una de sus bicicletas, que comentaremos una a una.

Lapierre le ha dado un auténtico “meneo” a toda su gama, y ha revisado geometrías para compensar mejor el tren delantero y el trasero y mejorar la estabilidad, lo que incluso ha obligado a realizar moldes nuevos; en general se han acortado todas las potencias para ganar manejabilidad; han revisado componentes, utilizando varias marcas de primerísimo nivel en función del carácter de la bici; han mimado los pequeños detalles, como los ejes de 15 mm en horquillas, ejes de 12 mm x 142 mm (thru axle) en el tren posterior o Kashima en amortiguadores y horquillas, y finalmente se ha cambiado la estética, ahora mucho más atrevida y alegre.

En definitiva, Lapierre se ha puesto las pilas para reivindicarse y para defender su actitud innovadora, su nueva filosofía de marca, que no es otra que la de ofrecer al cliente un producto de máxima calidad desarrollado en competición. Y ya os adelantamos que lo visto en Morzine (Alpes franceses) no es todo y que en Eurobike puede haber alguna sorpresa más.

XR 29

Es la gran novedad de este año, una bicicleta de doble suspensión de carbono de 100 mm y ruedas de 29 pulgadas destinada tanto a las competiciones de cross country como a todos los amantes de las pruebas maratón. La XR es un proyecto que lleva mucho tiempo gestándose y que ha conseguido incluso adelantarse al resto de la gama, ya que desde hace un mes los usuarios la tienen disponible en los concesionarios oficiales.

Lapierre XR 29

Su línea es rompedora y muy moderna, con un cuadro que ha obligado a Toray, fabricante de carbono aeronáutico, a exprimirse a fondo para conseguir cumplir las exigencias de los ingenieros franceses, ya que el basculante, que es asimétrico, carece de punto de giro en la unión de vainas y tirantes gracias a la propia flexión del carbono, lo que se traduce en una bicicleta muy ágil y reactiva, con un comportamiento muy similar al de una 26 pulgadas.

Esa sensación se ha conseguido gracias, entre otras cosas, a su bajo pedalier y el reducido tamaño de la pipa de dirección, que está en el límite de lo que permite la horquilla. La XR posee cableado interior y suspensiones FOX, con un amortiguador desarrollado especialmente para este modelo. De la XR se fabricarán tres versiones distintas con suspensiones estándar y tres modelos más con suspensiones E.i Shock de RockShock.

Spicy

El juguete preferido de Nicolas Vouilloz se beneficia de muchos de los cambios de su hermana de 140 mm. Ahora es más larga entre ejes y posee una dirección más lanzada para ganar estabilidad. Se ha variado la cinemática y el ratio para hacerla más absorbente, y también se ha reforzado su cuadro a la altura de la caja de pedalier y la pipa de dirección. El cableado es interno.

Lapierre Spicy

X-Flow

Lapierre ha realizado varios retoques de importancia en una bicicleta que quizás no ha triunfado como ellos esperaban y que con estos cambios se quiere volver a posicionar. La nueva X-Flow se mantiene fiel a la suspensión Pendbox, que le otorga 120 mm de recorrido, aunque ahora con un carácter más polivalente; se puede decir que estamos frente a una bicicleta más trail y menos cross country.

De entrada, el eje trasero es de 12 mm x 140 mm; se ha adelantado el tubo de sillín, que pasa de 69 a 67,5 grados y se ha lanzado la dirección, que antes era de 72,5 y ahora es de ¡¡74!!, sin duda un gran cambio. Además, al tubo diagonal se le ha puesto un protector que llega hasta la caja de pedalier para salvaguardarlo de piedras, etc.

Lapierre X-Flow

Como punto final, hay que decir que ahora incorpora un indicador de sag, que nos ayudará a encontrar el perfecto tarado del amortiguador. Debido a que el sistema Pendbox evita el famoso vaivén de la suspensión, en este caso no habrá versión E.i Shock. En total habrá siete modelos, entre bicis de carbono y aluminio.

Pro-Race 29

Para finalizar con este repaso a la gama Lapierre le echaremos un vistazo a la Pro-Race, que este año mantiene la base con ciertas mejoras.

Lapierre Pro-Race 29

El cuadro es de carbono de alto módulo, con un peso de 1,10 kg, y en él se han realizado pequeños cambios para ganar rigidez. Ahora posee un eje trasero de 12 mm x 140 mm y las vainas y tirantes han ganado anchura para liberar paso de rueda y permitir montar neumáticos de 2,2. Habrá dos modelos de carbono y uno de aluminio.

Zesty

Sin duda alguna, la Zesty ha sido, es y será una de las bicicletas de más éxito de la gama. Una de las cuestiones de este año era ver si Lapierre dotaría este modelo del sistema Pendbox, pero con la evolución del E.i Shock, que permite un mayor control sobre el amortiguador, y las variantes realizadas en geometría se ha seguido apostando fuerte por el OST Plus, que vuelve a ganar enteros en la marca.

La nueva Zesty posee una dirección más lanzada para quitarle nerviosismo y darle agilidad. De este modo, la dirección pasa de 67 a 66,5 grados. También las vainas son ahora más largas, han pasado de 425 mm a 430, y el eje trasero es de 12 mm x 142 mm, lo que incrementa la rigidez.

Lapierre Zesty

También se ha modificado la cinemática (puntos de anclaje de la bieleta) y el ratio de la suspensión para darle una mayor absorción en bajadas sin penalizar en pedaleo, algo que veníamos reclamando desde hace varias temporadas. Por lo que respecta a los tubos, el de sillín es ahora más corto, para poder poner una tija telescópica y aprovechar todo el recorrido. De la Zesty, que se podrá adquirir con el sistema E.i, habrá seis modelos, dos 100 % carbono, dos de aluminio y dos con la parte delantera de carbono y la trasera de aluminio.

DH

La famosa DH tampoco se ha escapado a los cambios. Nicolas Vouilloz le ha metido mano para realizar tres retoques que han encantado al equipo de competición.

Lapierre DH

Ahora, el nuevo cuadro posee una nueva cinemática que da 220 mm de recorrido trasero (antes 190 mm) y la dirección es más lanzada y ofrece 63°. También posee nuevas punteras y una nueva caja de pedalier más ancha, para mejorar la estabilidad. Los amantes de la DH están de enhorabuena, ya que estará disponible en dos versiones y tres tallas (S, M y L).

Fotos: S. Romero

Galería

Una Respuesta

  1. pedro

    Menuda basura lapierre q la das un poco caña a la bici y rompen fácilmente, no lo recomiendo ya he partido 4 bicis

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.