Probamos el nuevo casco Scott Centric Plus, rendimiento en estado puro
PUBLICIDAD

Probamos el nuevo casco Scott Centric Plus, rendimiento en estado puro

El casco Scott Centric Plus es todo un referente en el catálogo de la marca suiza desde hace años. Usado en la máxima competición por sus ciclistas de XC y carretera, recoge la mejor tecnología de la casa al servicio del rendimiento, la ligereza y la ventilación. Probamos la última versión del nuevo casco Scott Centric Plus, que no hace sino refrendar todas estas cualidades.

Mejorar un producto tan depurado como este es todo un reto, pero Scott no es una marca que acostumbra a conformarse. El nuevo casco Scott Centric Plus fue presentado el año pasado con el aval de una figura como el propio Nino Schurter. El octacampeón del mundo recurrió a este casco durante su fase de desarrollo y, por supuesto, es el que utiliza actualmente en cada prueba de la Copa del Mundo.

Quizá la mayor ganancia de este modelo respecto a su predecesor (del que puedes leer una prueba aquí) esté en la capacidad aerodinámica, y eso que ya en el anterior era un punto fuerte. Se trata de uno de los cascos más completos del mercado y, una vez completado el test en profundidad, tanto en Mountain Bike como en gravel y carretera, os aseguro que me ha costado encontrar pegas a este producto.

Relacionado: Prueba de la Scott Scale RC 900 Team

Protección integrada

No quiero hacer de este artículo un denso compendio de tecnologías, prefiero dedicarlo a desglosar mis conclusiones tras probarlo. En el site específico del casco, dentro de la web de Scott, están perfectamente definidas todas las tecnologías que incorpora el nuevo casco Scott Centric Plus. Desde el sistema de construcción hasta las soluciones de protección o ajuste.

Sí es importante destacar que incluye la versión Air del popular sistema de seguridad MIPS. Una actualización que no afecta a las propiedades de la estructura MIPS pero que queda mucho más integrada en el interior, haciéndolo imperceptible. Por tanto, aunque no se vea la clásica lámina interna de color amarillo, el sistema MIPS está presente en este Scott Centric Plus y de una forma más eficiente que en otros casos, puesto que esta disposición anula cualquier posibilidad de entorpecer la ventilación interna y no entra en contacto con la piel del ciclista.

Relacionado: Sistemas de seguridad para casco: ¿Hay vida más allá del MIPS?

Ventilación canalizada

Y ya que he mencionado la ventilación, vamos a adentrarnos en ello porque es, sin duda, uno de sus principales argumentos a favor. Cuenta con 18 aberturas de refrigeración, perfectamente conectadas entre sí para generar un flujo de entrada y salida.

Además de dos pequeñas ventanas frontales, que son muy útiles para anclar las patillas de las gafas, llama la atención las grandes dimensiones de las principales aberturas frontales, que cubren buena parte de la zona delantera del cráneo, sin dejar sensación de estructura frágil o poco estable.

Estas aberturas conectan con las traseras, que también destacan por sus generosas dimensiones, mientas que las ventanas practicadas a los lados y la zona superior son algo más reducidas.

Lo hemos probado en días muy calurosos y cumple perfectamente el objetivo de generar un canal de entrada y salida. El aire entra y sale cuando ganamos velocidad y no deja que en el interior se cree una masa de calor  que nos haga romper a sudar desde el inicio. En este sentido, la presencia del sistema MIPS Air es un acierto total puesto que combina a la perfección con toda la estructura de ventilación y no molesta lo más mínimo.

Eficaz también contra el viento

A pesar de mantener las líneas maestras de su diseño tradicional, el equipo de ingenieros de Scott, junto al Orica GreeEdge, se involucraron personalmente en la creación del nuevo casco Scott Centric Plus para mejorar sus prestaciones aerodinámicas.

De hecho, salta a la vista que algunas soluciones en su diseño proceden del Scott Cadence, el casco aero de la marca. Ha sido desarrollado en el túnel de viento para reducir al máximo el drag o resistencia aerodinámica, sin que ello suponga una merma en sus prestaciones.

Este punto es importante porque su diseño semi aero no afecta a la ventilación, siendo muy superior al Cadence. Pero siempre es bienvenido que un casco ‘escalador’ o performance, añada a su abanico de virtudes una ganancia aerodinámica que se traducirá en unos valiosos vatios extra durante la marcha.

Su diseño semi aero no afecta a la ventilación

De hecho, y adentrándonos en terreno puramente subjetivo, estéticamente resulta bastante más atractivo que el Cadence, gracias a sus formas más compactas, y lo consideramos ideal para cualquier disciplina de ciclismo que requiera velocidad y máximo esfuerzo, con un punto de estilo siempre bienvenido.

Ajuste ultra deportivo

En cuanto al ajuste del casco, reconozco que en este apartado soy un poco ‘pejiguero’ y suelo ser bastante exigente con la propuesta de cada casco. Terminado el test del Cadence Plus, todo son alabanzas.

Incorpora un sistema de ajuste del perímetro craneal llamado Halo Fit System que abraza por completo la cabeza sin generar puntos de presión extraños ni causar dolor en la frente o la sien tras un uso prolongado.

Este sistema se ajusta con un dial micrométrico muy preciso que además cuenta con una rueda reforzada con goma, algo que siempre valoro y que la anterior versión no incluía. Se puede regular con una sola mano ya sea con un guante puesto o con la mano desnuda.

También presenta un ajuste vertical con cuatro posiciones de la altura del casco. Y es un ajuste ‘real’, de los que puedes regular fácilmente sin forzar la estructura interna ni usar la fuerza hasta temer romper algún elemento. Muy rápido, cómodo y efectivo, porque el casco se adhiere a la cabeza sin ‘bailar’ lo más mínimo. Sensación de deportividad total, amén de seguridad, por supuesto.

Quizá el único punto negativo que encuentro es la ausencia de un cierre magnético de las correas, cada vez más extendido entre los rivales de este Scott Centric Plus y que a mi juicio resulta muy práctico a la hora de abrir y cerrar el sistema con una mano. Nada que nos haga saltar las alarmas, no obstante.

En la variedad está el gusto

El nuevo casco Scott Centric Plus está disponible en tres tallas (S, M, L) y el peso del modelo en talla M (55-59 cm) que hemos probado es de 226 gramos, un auténtico peso pluma que, puesto en la cabeza, también transmite esta ligereza.

En cuanto a variedad, nada menos que siete colores diferentes, incluyendo el rojo Fiery Red que puedes ver en las fotografías, más una edición especial enmarcada dentro de la gama Supersonic.

En todos ellos el precio es inalterable, 214,95 euros, una cifra que, sin ser un chollo, nos parece muy, muy ajustada dentro de lo que podemos encontrar en el mercado actual entre cascos ultra ligeros de alta gama.

Lo mejor

  • Muy ventilado y ligero.
  • Diseño versátil, ahora es más aero.
  • Muy bien ajuste del cráneo 360º.
  • Disponible en 8 colores.
  • Precio competitivo.

Lo peor

  • Un sistema de cierre magnético de las correas redondearía el conjunto.

Te recomendamos

Mussara

Te recomendamos

Mussara

1 comentario en «Probamos el nuevo casco Scott Centric Plus, rendimiento en estado puro»

  1. Me pegué un tortazo de cabeza con este casco de los de para haberse matado. Afortunadamente lo único que se rompió fueron el casco y la clavícula derecha. No habían pasado dos días y ya había comprado el mismo casco por internet. Cliente fidelizado.

    Responder

Deja un comentario