Las cosas no están saliendo bien para la mítica tienda de bicicletas en Barcelona, Tomás Domingo Bike House, que ha tenido que presentar un concurso de acreedores por su delicada situación.

Según ha informado Expansión, el negocio no ha prosperado en 2018 con una facturación muy inferior a lo esperado, obligando a Tomás Domingo a cerrar dos de sus tres tiendas.

Primero cerraron la que tenían desde 2012 en el centro comercial Les Salines en Sant Boi de Llobregat y luego Doménica, enfocada al ciclismo femenino, que ahora han reubicado en su tienda principal.

Por lo tanto, ahora están pendientes del Juzgado Mercantil número 8 de Barcelona para poder pactar una refinanciación que les permita seguir manteniendo su tienda principal de 1.400 metros cuadrados en Roger de Llúria, abierta.

Tomás Domingo siempre ha sido una de los sitios de referencias en Barcelona a la hora de adquirir una bicicleta, gozando de mucho éxito en el pasado, y sería una terrible noticia si finalmente no pudiera tirar adelante.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This