Progress Cycle se encarga de desarrollar ruedas para bicicletas de competición al más alto nivel. Ahora, Progress abre una nueva planta de montaje en Taiwán, con el fin de poder seguir creciendo.

Nacidos en 1984, llevan más de 30 años realizando ruedas a mano, con unos estándares de calidad que se han mantenido a lo largo de los años.

En la nueva planta Taiwán contarán con la nueva máquina Holland, que permite comprobar el radiado y la presión perfecta para cada rueda y cada radio, asegurando que el producto final esté a la altura de las expectativas.

Todos estos nuevos cambios permitirán a Progress mantener su característica calidad, pero permitiendo llevar un mayor control.

Con el fin de ofrecer siempre la mejor calidad posible, Progress abre una nueva planta que contará con moderna tecnología, pero no dejarán de realizar sus ruedas a mano.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.