Prueba: BH Exercycle, la smart bike más realista, silenciosa y conectada
Fotos: Israel Gardyn

Prueba: BH Exercycle, la smart bike más realista, silenciosa y conectada

Probamos el primer proyecto de BH que fusiona sus divisiones de ciclismo y fitness, la nueva BH Exercycle. Más que una bicicleta indoor, es toda una smart bike que consigue trasladar las sensaciones de una bicicleta de carretera súper deportiva.

PUBLICIDAD Content_1

Hace solo unas semanas nos hacíamos eco del lanzamiento de la nueva BH Exercycle, una smart bike revolucionaria que supone el culmen a un proyecto de lo más ambicioso para la firma alavesa. Como lector de Solo Bici, conoces BH y sabes que se trata de uno de los fabricantes de bicicletas más veteranos e importantes del mercado nacional y europeo.

Lo que quizá no sabías es que también es una reconocida firma de máquinas de gimnasio y entrenamiento indoor. Un catálogo muy nutrido en el que encontramos desde bicicletas estáticas hasta cintas de correr pasando por aparatos de musculación. Su peso en la marca es tal que cuenta con su propia división, BH Fitness, externa e independiente a BH Bikes, e incluso se subdivide en equipamiento doméstico y profesional.

BH Exercycle de perfil

Pues bien, insistimos en la importancia capital del proyecto BH Exercycle puesto que supone la fusión entre ambas divisiones. Una forma de nutrirse de la experiencia, tecnologías y saber-hacer de las dos corrientes para conseguir un producto destinado al entrenamiento indoor pero desarrollado por y para ciclistas. El objetivo no es otro que lograr sensaciones hiper realistas en una bicicleta que se aleja mucho del concepto que tenemos de bici estática para definirse como una smart bike. Una etiqueta que, tras probarla en profundidad, creemos que se ajusta a la perfección.

PUBLICIDAD Content_2

Bicicleta indoor, sensación outdoor

La primera demostración de este trabajo conjunto entre ambos departamentos de I+D queda reflejado en el diseño de la BH Exercycle. La geometría y la propuesta de postura está basada directamente en la nueva BH Aerolight, la gran bicicleta de competición de la casa. El marco está elaborado en aluminio con tubos redondeados, tija convencional y manillar y manetas de carretera. Además, cuenta con un anclaje para colocar un portabidón en el tubo diagonal. A nivel estético es lo más cercano que hemos visto a una bicicleta ‘outdoor’.

Cuadro BH Exercycle

Pero más importante que la estética es el feeling real durante su uso. El manillar es de 42 cm y el sillín es un BH Ergo-G, de diseño súper deportivo. Además, podemos cambiarlo fácilmente por nuestro sillín ‘de confianza’ como si de una bicicleta convencional se tratara. Pero, quizá, donde más se nota la intervención del departamento BH Bikes es en el factor Q. La distancia entre los ejes de ambas bielas es de 152 mm, una medida muy compacta propia de ciclismo de carretera y, desde luego, mucho más veraz con el pedaleo de una bicicleta de lo que normalmente se encuentra en bicicletas de gimnasio.

De serie incluye un juego de pedales Wellgo mixtos (con dos juegos de calas SPD), es decir, automáticos en una cara y con rastrales ajustables por correa en el reverso. Aquí conviene revelar uno de los ‘peros’ más llamativos que hemos encontrado en la BH Exercycle. Por diseño no podemos acceder al orificio de las bielas para intercambiar los pedales con una llave allen convencional, debido a las dimensiones del cuerpo de la bicicleta. Para remediarlo, BH proporciona dos llaves cortadas que encajan con el espacio disponible. Es una solución práctica aunque algo engorrosa para quienes deseen intercambiar los pedales de forma frecuente.

PUBLICIDAD Content_3
Imagen en detalle de las dos llaves allen específicas para extraer y acoplar los pedales.

Antes de desgranar las opciones de ajuste que disponemos, nos detendremos brevemente en el montaje. La instalación de nuestra unidad de test corrió a cargo de un técnico de BH, opción que no está disponible para el usuario final. No obstante, el modelo que probamos vino mucho más desmontado que el que recibirá el comprador. Tal y como nos explicó la firma, el montaje es sencillo y está diseñado para realizarse en casa simplemente uniendo manillar, sillín, pedales y caballete. En cualquier caso, BH ofrece la posibilidad de contratar el servicio de instalación con un coste de 83€.

Manillar BH Exercycle
En esta imagen se puede ver en detalle las dos opciones de posición del manillar.

Una vez instalados todos los elementos disponemos de tres puntos principales de ajuste. Por un lado, podemos optar por dos posiciones del manillar, más cercana o más aleda del ciclista, como si se tratase de dos longitudes de potencia a escoger. Por otro lado, la BH Exercycle nos permite regular la altura del sillín y del manillar a nuestras necesidades biomecánicas.

Sillín BH Exercycle
El cierre del sillín se ajusta como el de cualquier bicicleta convencional, sin los escalonados de las bicicletas indoor.

Nos hubiera gustado encontrar algún rango de ajuste más, especialmente en cuanto a desplazamiento del sillín, pero en ese caso se perdería el objetivo de proyectar una geometría tan definida como la de la BH Aerolight.

Así pues, la postura ya montados sobre la BH Exercycle es muy deportiva. No queremos decir que sea incómoda, todo lo contrario. Es una posición que nos ubica sobre el pedalier y nos invita a pedalear tendidos en el manillar, con cualquiera de las opciones de agarre que tenemos en ciclismo de carretera. La sensación inicial es la de rodar sobre una bicicleta racing y no la postura más habitual en una bicicleta de gimnasio donde suelen pecar de ser demasiado reclinadas, relegando el pedaleo a un segundo plano.

BH Exercycle pedaleando

Resistencia intuitiva y ultra silenciosa

Si a nivel de diseño y geometría se han buscado sensaciones de bicicleta real, lo mismo sucede con la gestión de la resistencia. En su interior cuenta con un sistema de resistencia electromagnético con transmisión por correa, una tecnología poco usada en bicicletas de ciclo indoor y más presente en el ámbito médico-deportivo.

La clave está en que este sistema ofrece una regulación de la intensidad precisa y, al mismo tiempo, progresiva, con un suave aumento y descenso de la resistencia. Además, y esto nos ha parecido uno de los mejores puntos fuertes de la BH Exercycle, la gestión de la resistencia la realizamos desde dos pulsadores ubicados en cada maneta del manillar. Es francamente cómodo y, sobre todo, intuitivo, ya que replica en cierto modo el gesto que realizamos al cambiar el desarrollo en una bicicleta durante una ruta. Por otro lado, también nos permite modificar la resistencia sin necesitar modificar la postura ni recurrir al dial de regulación colocado en el cuadro, tan común en ciclo indoor, y tan poco relacionado con el ciclismo ‘real’.

Así pues, comenzamos nuestra sesión y nos encontramos ante la réplica de una experiencia en bici al aire libre, con una resistencia que carece de la sensación de fricción de otras propuestas y se asemeja más bien a la que transmiten los neumáticos sobre el asfalto. Y aquí sale a florecer la que es, sin duda, la mayor cualidad y ventaja de la BH Exercycle sobre cualquier otro sistema de ciclismo indoor que hayamos probado, incluyendo todo tipo de rodillos: la total ausencia de ruidos durante su uso.

Sorprende en la primera pedalada, pero más aún cuando tratamos de exprimir la bicicleta al máximo y el resultado es el mismo, silencio total. Hemos podido utilizarla a cualquier hora y nadie a nuestro alrededor habría pensado que en la habitación de al lado había un ciclista llegando a la extenuación. Incluso el propio cuadro está diseñado para realizar una ligera torsión lateral para simular el movimiento de la bici en una escalada cuando nos ponemos de pie y, ni siquiera en ese caso, apreciamos un ápice de sonido de roce interno en el volante de inercia o crujidos del sistema.

Consola central

El ‘pulmón’ de la BH Exercycle está en la consola central, ubicada en la prolongación del manillar y la potencia, lo que concede una buena visibilidad e interacción con ella. En primer término tenemos un sencillo mapa de botones sin ranuras para no estropearse con la caída del sudor. Y un poco más avanzado encontramos el monitor LCD multipantalla.

Muestra cuatro parámetros por pantalla y, a su vez, podemos movernos alrededor de cuatro pantallas de datos utilizando los botones. Por cierto, estos botones también permiten gestionar el nivel de resistencia al igual que en el manillar.

La primera de las pantallas muestra los valores instantáneos, es decir, los que estamos registrando en ese momento (revoluciones por minuto, potencia, frecuencia cardíaca y tiempo de sesión). La segunda muestra los valores porcentuales, la tercera los valores medios y la cuarta los valores máximos obtenidos durante el entrenamiento.

Una función interesante es la posibilidad de realizar un test FTP de 12 minutos directamente sobre la propia bici y registrado por la computadora. De este modo es más fiable extraer los valores porcentuales de la segunda pantalla.

Como veremos a continuación, la conectividad es uno de sus puntos fuertes y, a nuestro juicio, sería favorable que BH contase con una app propia con la que interactuar con la BH Exercycle. Una forma de sacar más partido a cada sesión y, sobre todo, llevar un registro preciso de cada entrenamiento y del tiempo de uso de la Smart bike.

Conectividad: un mundo de posibilidades

BH Exercycle conectividad

El alto nivel de conectividad es lo que convierte, definitivamente, a la BH Exercycle en toda una smart bike. A través de un módulo Bluettoth FTMS integrado en la consola, la bicicleta es compatible con la mayoría de aplicaciones de simulación del mercado. En nuestras sesiones de prueba la hemos vinculado con las plataformas de Zwift y Bkool con excelentes resultados. Incluso cuenta con un soporte frontal universal para acoplar tablets o móviles con pantallas de hasta 12,9 pulgadas.

Esta característica supone un enorme salto cualitativo en la experiencia con la BH Exercycle. Las sesiones de entrenamientos ‘analógicas’ son precisas, silenciosas y eficaces. Pero la posibilidad de llevar cada entrenamiento a una experiencia virtual en la que competir con otros usuarios no solo es más entretenido sino también más eficaz a la hora de exprimir nuestro estado de forma.

No obstante, esto es algo que podemos hacer con cualquier otro rodillo, en su mayoría bastante más económicos que esta bicicleta. Sin embargo, con la BH Exercycle eliminamos los impedimentos de montaje que conllevan el rodillo (y, por ende, el riesgo de dañar la bicicleta), el feeling es calcado al de una bicicleta de altas prestaciones y, como hemos visto, carece de un solo ruido durante la marcha y no requiere de mantenimiento alguno.

Es por ello que, a nuestro juicio, la BH Exercycle no es únicamente una plataforma de entrenamiento alternativa cuando hace mal tiempo, sino que proporciona una experiencia de entrenamiento total y tan fiel como para considerarla una herramienta con entidad propia. Una nueva forma de disfrutar de un tipo de ciclismo de forma más intensa (y cómoda) que además se abre camino a pasos agigantados.

Si quieres saber más sobre la nueva BH Exercycle, agendar una sesión de prueba o gestionar su compra, puedes hacerlo a través del site específico de BH Fitness.

Lo mejor

  • Geometría y sensaciones propias de una bicicleta de carretera deportiva.
  • Absoluto silencio durante su uso.
  • Registro preciso de la potencia y múltiples posibilidades de conectividad.

Lo peor

  • Dificultades para intercambiar los pedales.
  • Echamos en falta una app de BH con la que registrar cada sesión.

bh exercycle bici estática

Ficha técnica / BH Exercycle

Modalidad: Ciclismo indoor

Precio: 2.190 €

Peso: 48,6 kg

 

Material: Aluminio

Resistencia: Electromagnética

Transmisión: Correa Poly-V

Dimensiones: 140-144 cm (largo), 61 cm (ancho), 114-136 cm (alto)

Volante de inercia: 11 kg EMS

Conectividad: Bluetooth FTMS

Sillín: BH ergo-g

Pedales: Wellgo wpd 981 mixtos

Ruedas para transporte: Rollers

Peso máximo del ciclista: 150 kg

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario