A nuestro entender, en un segmento tan popular y competido como es el de las bicis trail de corto recorrido y gama alta, si no apuestas por las ruedas de 29” y soluciones técnicas diferenciadoras, estás muerto, fuera de juego, missing, perdido o como lo quieras llamar.

Nosotros hemos tenido el privilegio de probar durante algunas semanas la BMC Speedfox 02 One, es decir, el cuadro que combina carbono y basculante de aluminio con el montaje One dentro de la familia Speedfox.

El modelo 01 es el tope de gama, el único que ofrece tanto cuadro como basculante en carbono Premium de BMC, lo que se traduce en mil euros más de coste, un montaje top, algo menos de peso y el guiado del cableado completo a través del basculante. Y el 03, el más accesible y realizado íntegramente en aluminio y sin la tecnología TrailSync, en tija y suspensión.

La marca suiza ha decidido comercializar la Speedfox en 29” en talla M, L y XL. Y las tallas más pequeñas, S y M, en 27,5”. Particularmente echamos en falta una talla S también en 29” para una bici de 120 mm de recorrido y de peso reducido como es la Speedfox, cuestión de gustos, suponemos.

Orfebrería suiza

El cuadro es espectacular por varios motivos. Primero por el elevado estándar de calidad que BMC imprime en todas sus creaciones, con tubos caracterizados por las secciones planas y rectilíneas, muy marcadas, perfectamente reconocible incluso en la distancia. Cuando lo ves, sabes que es una BMC.

El tubo superior, el horizontal, algo más bajo de lo habitual en los modelos de la marca suiza, está expresamente ideado para tener plena libertad de movimientos y no golpear nuestras rodillas con él cuando adoptamos posiciones poco ortodoxas. Nos ha llamado la atención la limpieza de líneas que destila el cuadro en vivo. Incluso en esta versión que probamos, la 02, cuyo enrutamiento del cableado a través del basculante es externo.

Por ejemplo, el guardabarros que oculta la bieleta inferior del sistema APS esconde todos los cables entre el triángulo trasero y el cuadro principal, además de mantener los rodamientos limpios. Un recuso heredado de la Agonist, la bici para maratón de BMC con la que guarda bastantes similitudes. El resultado es espectacular.

También nos agradan (y mucho) la perfecta integración de las protecciones, sólidas y de calidad, situadas en la tripa del tubo vertical cerca del pedalier o en la vaina de cadena. Y detalles como las siglas de la marca en la pipa de dirección en relieve.

Centrados en pedalear

En marcha funciona al unísono, al compás de tus piernas y en función de la altura del sillín seleccionada. Posee una destacable rigidez estructural, que contrasta con la excepcional suavidad del tacto de las suspensiones, muy dulce y con la progresión necesaria para no efectuar topes.

Cinemáticamente hablando nos ha encantado. Se nota que BMC y sus ingenieros tienen muy por la mano el sistema APS para dar con un rendimiento óptimo en cualquier elección de desarrollo y posición de la suspensión. Cuando pedaleamos con la tija totalmente extendida, cierra la compresión del amortiguador FOX DPS y ofrece una plataforma mucho más sólida para pedalear. Firme, pero sin llegar a bloquear la suspensión.

Con la posición intermedia logramos bajar la posición del sillín en unos nada despreciables 20 mm que nos permite mayor libertad de movimientos, a la vez que la suspensión se sitúa en modo Propedal, mucho más sensible para atacar tramos técnicos sin ser necesariamente bajadas.

Es la posición menos intuitiva de las tres que ofrece la tecnología TrailSyncro. A veces cuesta dar con ella, sobre todo durante los primeros kilómetros. El mando mecánico que pulsamos desde el manillar no es especialmente ergonómico y no contribuye a dar con facilidad con la posición intermedia. De todas maneras, nada preocupante, pues después de más kilómetros familiarizándonos con el sistema, como decíamos, te acostumbras.

Es como encontrarle el punto de embrague a un coche nuevo o distinto al tuyo. Es solo cuestión de tiempo y kilómetros dar con él. Porque la indiscutible ventaja del sistema TrailSync es que te focalizas más en pedalear y solo te dedicas a gestionar la altura del sillín en función de las circunstancias.

En la más baja de las posiciones, la tija integrada posee un recorrido de 100 mm, el amortiguador actúa totalmente abierto. Ahí es donde la Speedfox saca todo su potencial en las bajadas. Es una bici muy divertida y ágil.

Posee el aplomo de las ruedas de 29” y la sensibilidad e interactuación con el terreno justo que ofrecen las bicis de 120/130 mm de suspensión. En los tramos rápidos es bastante estable. Tiene una distancia entre ejes generosa, con unas vainas de 445 mm que contribuyen a esa sensación de velocidad controlada. No es una bici para nada nerviosa. No tiene la reactividad de las 27,5”, pero gracias a su potencia ultracompacta, solo 55 mm, es una bici bastante ágil de respuesta del tren delantero.

Es muy completa. En las subidas y tramos de pedaleo nos permite devorar kilómetros sin problema. No es perezosa. Se nota ágil y capaz en todo momento.

¿Para quién?

A los usuarios que les guste devorar senderos es una bici que les va a encantar. El contrapunto perfecto entre una bici de maratón y una all mountain de corto recorrido. Una bici para hacer de todo y hacerlo bien. Una bici trail sin apenas defectos y claramente diferenciada de las demás para bikers de morro fino. Sin duda, una de las mejores bicis trail de corto recorrido.

Valoraciones

Cuadro5/5 – Es excelente, cinco estrellas. No obstante, creemos que, como otras marcas de la competencia, habríamos apostado por un basculante de carbono con tal presupuesto. Al menos las vainas.

Transmisión5/5 – Nada que objetar, impecable. No se nos ocurre mejor manera de vestir la TrailFox. Incluso el plato de 34 dientes, personalmente, nos parece el más adecuado para sacar a relucir el potencial de la Speedfox.

Suspensiones4/5 – Lo mejor, la suavidad de acción y la sincronía del amortiguador trasero en función de la altura del sillín. Pero ¿y la suspensión delantera? El bloqueo es manual, nada preocupante en todo caso…

Eficacia pedaleo4/5 – El sistema APS funciona de maravilla y, gracias a la tecnología TrailSync, con el tarado ideal en la mayoría de los casos. Tan solo en pequeños momentos somos algo esclavos de la altura de sillín seleccionada.

Frenos5/5 – Sin reproches. Tal vez no son unos frenos de lo más glamorosos, pero nos permiten apurar las frenadas con un excelente equilibrio entre potencia, modulación y progresividad. Además, muy fiables

Ruedas4/5 – Unas ruedas más lightness potenciarían el dinamismo de la bici. El ancho interno de 30 mm es todo un acierto. La calidad de engranaje del buje trasero DT Swiss, como siempre, genial.

Neumáticos5/5 – Hemos hecho buenas migas. Fiable, de balón generoso y con un agarre espectacular que nos aporta ese plus de confianza para atacar las curvas y traccionar en toda circunstancia. Gran elección.

Calidad-Precio3/5 – No es el apartado en que más destaque la Speedfox 02 One. La calidad está fuera de toda duda, es una obra de arte, pero el precio es elevado, y más teniendo en cuenta que el basculante es de aluminio.

Ficha Técnica

General

Bici: BMC Speedfox 02 One
Precio: 5.999 euros
Peso: 12,721 kg (sin pedales en talla M)

Cuadro

Material: Carbono con basculante de aluminio
Tallas:  S y M en 27,5”; M, L y XL en 29”
Garantía: Cinco años

Suspensión

Horquilla: FOX 32 SC Factory FIT4 Remoto de 100 mm/ 15 x 110 mm eje pasante KaBolt
Amortiguador: FOX Float DPS, Performance Elite, Evol, Remote de 120 mm de recorrido

Transmisión

Pedalier: SRAM X1 Carbon Eagle / 34 / 175 mm
Casete: SRAM XG 1295, 10-50, 12 vel
Cadena: SRAM X01 Eagle Black de 12 ve
Mandos de cambio: SRAM X01 Eagle 12 vel
Cambio: SRAM X01 Eagle 12 vel

Ruedas

Llantas: : DT Swiss M700 Spline 30 de aluminio, tubeless, 28 radios delante y detrás
Bujes: DT Swiss M1700 Spline, delantero 110 x 15 mm y trasero 148 x 12 mm

Componentes

Neumáticos: Maxxis Forekaster EXO 29×2.35 delante y detrás
Frenos: Shimano XT
Discos: Shimano tipo seis tornillos, 180 mm delante y detrás
Manillar: BMC MRB 02 / 760 mm
Potencia: BMC AMSM 02 / +6º / 55 mm
Dirección: Integrada tipo tapered
Tija de sillín: BMC Trailsync, 120 mm / 31.6 mm
Sillín: WTB Volt Race

Más info

Contacto: BMC España, info@bmceurope.com
Website: www.bmc-switzerland.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.