Nuestro particular test

Buena parte de los kilómetros que le hemos hecho a esta bici discurrieron por la isla de Menorca, donde acudimos a participar en la X Volta BTT de Menorca. Evidentemente, esta circunstancia no fue una casualidad. Queríamos expresamente probar esta bici en un terreno especialmente pedregoso como Menorca, con subidas y bajadas cortas, pero explosivas y zonas en las que se necesita una bici rápida de reacciones y que se mueva con agilidad entre obstáculos naturales, en este caso. 200 km en 4 días fueron el test perfecto. Rodando excepto en asfalto, con ambas suspensiones abiertas, percibimos como la bici era rápida y nos daba un flow sobre las piedras que nos hacía superar con mucha facilidad a la mayoría de los participantes que pedaleaban con bicis dobles de XC. Disfrutamos de lo lindo y las bici no nos dio problemas; ese era el objetivo y la Habit estuvo a la altura.

Casi perfecta

Por último, queremos comentar lo que en nuestra opinión son los aspectos que esta Habit debería mejorar para ser una bici simplemente perfecta. En primer lugar, los neumáticos. Sabemos a ciencia cierta que Schwalbe posee excelentes compuestos de goma en sus modelos aftermarket, entre otras cosas porque hemos tenido oportunidad de probarlos en numerosos tests rutinarios de la revista. Pero las versiones elegidas por Cannondale y otros muchos fabricantes son demasiado ligeras y especialmente vulnerables a los pinchazos para una bici que se va a usar en senderos y trialeras y no únicamente en pistas.

Los Schwalbe Nobby Nic y Rocket Ron Evo son los únicos componentes de esta bici que cambiaríamos nada más comprarla. No porque tengan un rendimiento pobre, sino porque pinchan cuando los hemos montado combinados además con cámaras ultraligeras y lo hacen con suma facilidad. En todo caso y es lo que hicimos para atenuar el problema, los tubelizaríamos, lo que por otro lado al usuario le supondría un coste extra al precio de la bicicleta. En otro orden de cosas, hemos comprobado con la Habit que la zona de la dirección Opi y el pedalier BB30 en algunos modelos Cannondale presentan cierta tendencia a los ruidos en cuanto se acumula suciedad y polvo o, sencillamente, se acumulan los kilómetros.

Este es un inconveniente relativo que no nos parece grave, en absoluto, pero en todo caso sí que debes tenerlo en cuenta si eres alguien a quien no le gusta demasiado estar pendiente de los cuidados de la bici. Una Cannondale es una máquina de precisión, con una tecnología muy sofisticada y, como tal, requiere un mantenimiento especialmente cuidadoso ¿Acaso no has visto la de cuidados que recibe un F1 para que funcione perfectamente?

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This