Prueba: Cannondale Jekyll 1, la Enduro con amortiguador integrado
PUBLICIDAD

Prueba: Cannondale Jekyll 1, la Enduro con amortiguador integrado

La Cannondale Jekyll 2022 es una de las últimas y más interesantes novedades en el segmento del Enduro. Una bicicleta de doble suspensión cargada de historia y desarrollo en la competición, que se suma a la nueva tendencia de integración de componentes del MTB, insertando el amortiguador trasero en el tubo diagonal. Te contamos de primera mano cómo se comporta ésta y otras innovaciones de la nueva Jekyll. 

Texto: Javier Ruiz y Víctor Ferrero // Fotos: Álvaro Hernández

El verano comenzó fuerte para Cannondale, dando buenas noticias a los endureros más experimentados con el lanzamiento de la Jekyll 2022, una nueva generación que rompe con los esquemas clásicos de la suspensión en el segmento Enduro. El hecho de integrar casi por completo el amortiguador trasero en el interior del cuadro hace modificar por completo no sólo la estética de la bici, también su funcionamiento y comportamiento sobre el terreno.

Asimismo, Cannondale ha sido capaz de adaptar todos los elementos y geometría del cuadro a la talla de cada rider. Estos elementos incluyen el basculante y, en general, toda la cinemática de la suspensión. Un avance más para conseguir la mayor personalización posible a la hora de rodar.

Cuadro: sólo en carbono y para ruedas de 29″

cannondale jekyll 2022
Se mantienen los mismos recorridos que en la anterior generación: 170 mm delante y 165 mm detrás.

Con estas dos premisas generales se ofrece la Cannondale Jekyll 2022. Toda una declaración de intenciones sobre el uso prioritario de esta Enduro: la competición. O el alto rendimiento y velocidad en los descensos. Es una bicicleta para riders experimentados, con un cierto nivel y experiencia en la gestión de rampas empinadas y todo tipo de sectores técnicos.

La geometría, aunque adaptada a cada talla (nosotros hemos probado la L), tiene elementos comunes en todas ellas. Un lanzamiento de la dirección a 64º y un ángulo del tubo del sillín muy vertical, a 77,5º. Asimismo, la altura de la caja de pedalier al suelo se queda en 34,8 cm, ligeramente más alta que la de sus inmediatas competidoras en el mercado, como la Trek Slash o la Specialized Enduro. Un valor que, sobre la marcha, no tiene incidencia, ya que el gran trabajo con la suspensión trasera hace que el centro de gravedad se mantenga muy bajo en todo momento.

La suspensión: adiós Gemini, hola integración

El resultado de integrar el amortiguador, que además es accesible por arriba y por debajo del tubo.

La novedad más destacada que incluye la Cannondale Jekyll 2022 es su inédito sistema de suspensión trasera integrado, con el amortiguador Fox Factory X2 instalado con anclaje invertido en línea y dentro del tubo diagonal. Los sistemas Gemini y Dyad de las anteriores Jekyll se quedan en el olvido ante esta irrupción, ya que también se rediseña el esquema, que pasa a ser un 4-bar con un pivote extra en la vaina.

A diferencia de otras soluciones de integración total, como la de la nueva Scott Spark, Cannondale ha decidido dejar parcialmente abierto el acceso al amortiguador, tanto por la parte superior para los ajustes sobre la marcha (compresión y rebote) como en la cara inferior, dejando a la vista todo el cuerpo del mismo. No obstante, a la hora de rodar, colocamos un protector específico, desmontable y muy efectivo, para alejarlo de suciedad o golpes.

Aunque a simple vista pueda parecer lo contrario, encontramos los diales de ajuste (compresión y rebote) bastante accesibles.

Con esta nueva ubicación del amortiguador, se consiguen dos objetivos: proteger el componente de la entrada de agua, barro, golpes de piedras, etc, y segundo, y más importante aún, bajar el centro de gravedad de la bicicleta hacia abajo, para otorgar un mayor aplomo y estabilidad a gran velocidad.

Aunque ha cambiado por completo el esquema de suspensión, el recorrido final que aporta esta Cannondale Jekyll 2022 es el mismo que el de la generación Gemini, 165 mm detrás y 170 mm delante. Pero el rendimiento de éste ha cambiado. El complejo esquema 4-bar es capaz de dejar en mínimos el rise y el squat, es decir, las fuerzas que se pierden y acaban entorpeciendo el funcionamiento de la suspensión, por las aceleraciones y frenadas.

Trabajo al unísono con el pedaleo: la solución anti Kickback

Detalle de la roldana Guidler, de 16 dientes.

El sistema 4-bar de la Cannondale Jekyll ubica en alto el pivote principal. Esto hace que el movimiento del basculante, al entrar en acción la suspensión, provoque pérdida de tensión de la cadena. Incluso se produce un efecto de retroceso de la misma.

Para eliminar este contratiempo y que la cadena, junto con la transmisión, trabaje al unísono con la suspensión, contaminando lo mínimo, Cannondale ha añadido una roldana extra de 16 dientes sobre el plato, con su correspondiente guiacadenas, llamada Guidler. Comprobamos que la solución es, efectivamente, válida para mantener la tensión de la cadena en todo momento, haya obstáculos o no.

¿Cómo se comporta en la práctica?

cannondale jekyll 2022
La bici es pura velocidad en los descensos. Es necesaria una cierta experiencia y nivel en el Enduro para manejarla a la perfección.

Es hora de responder a la gran pregunta que probablemente hayas buscado al comenzar a leer este reportaje. Esta rediseñada suspensión trasera nos ha aportado mucha rapidez y ligereza en las bajadas y tramos más suaves de senderos. El basculante trabaja a fondo sin hacer tope, un aspecto en el que tenemos que dar la razón al Jérôme Clémentz, el rider de Cannondale involucrado directamente en la creación de la bicicleta, al hablar de la nueva Jekyll.

La eliminación del anti rise y anti squat de aceleraciones y frenadas, que ya han desarrollado años atrás marcas como Trek, con su Active Braking Pivot (aunque más centrado en la frenada), permite que la bicicleta no se descontrole al frenar o al salir de un paso por curva. Así, ofrece una aceleración espectacular en los primeros metros.

No obstante, al permitirnos ir más rápido que una Enduro convencional (se nota el desarrollo para competición de la bicicleta), para riders de un nivel algo más limitado, en el que nos encuadramos, costará limitar la velocidad, a pesar de tener montados los mejores frenos de SRAM para Gravity, los Code RSC. No es difícil que con esta Jekyll 1 perdamos la trazado y nos salgamos de la línea deseada.

Montaje

Salvo el cable de freno trasero, el resto se guían internamente. También es posible instalar un portabidón.

Los frenos son uno de los puntos fuertes del montaje. No así la elección del grupo de transmisión, que mezcla componentes de las series X01 (cambio, aunque en el montaje de la prueba es GX), GX y NX de SRAM. Este modelo top de la nueva gama Jekyll pide, por su relevancia y exclusividad, un montaje completo en SRAM X01 Eagle, el grupo para Trail y Enduro más solvente, ligero y resistente. Nunca seremos partidarios de montajes de alta gama con mezcla de piezas de varios grupos.

Horquilla y amortiguador, sin embargo, no desentonan con la calidad que se le presupone a esta bici de Enduro. A la bajada del centro de gravedad se le añade la eficacia de ambos en mantener pegada al suelo y estable la bicicleta en las bajadas más rápidas, con obstáculos, cortados, etc.

Cubiertas Maxxis Assegai de 2.5″ de ancho en la rueda delantera.

Ruedas y neumáticos

En el capítulo de ruedas y neumáticos elección acertada de las llantas WTB KOM i30. Unas ruedas de aluminio de alto rendimiento probadas en la Enduro World Series. Están reforzadas sin penalizar el peso y con un radiado especial 4D que distribuye la tensión de forma homogénea. De igual manera, las cubiertas Maxxis Assegai con balón de 2.5 delante y 2.4 detrás son toda una concesión al agarre y la estabilidad en las bajadas. Echamos de menos más ligereza y agilidad en las subidas y llano, ya que las cubiertas lastran bastante fuera del descenso.

Cannondale Jekyll 2022
La nueva Jekyll se siente ligera, a pesar de sus 15,6 kg (talla L), para levantarla fácilmente y anticiparse en el paso de obstáculos.

Pero estamos ante una Enduro muy rápida cuesta abajo y merece la pena perder un poco de fluidez en el pedaleo con tal de obtener la máxima tracción y agarre en las trialeras. Por último, hay que hacer una mención especial al manillar de doble altura en fibra de carbono fabricado por Cannondale, que nos facilita un apoyo cómodo y una abertura de brazos suficiente para girar rápidamente la bici y mantenernos estables en la trazada.

LO MEJOR

· Sistema de suspensión novedoso y efectivo. Gran absorción y estabilidad.

· Calidad y funcionamiento de los frenos.

LO PEOR

· Algo lenta y torpe en subida.

· Elección del grupo de transmisión, no acorde con la calidad y exclusividad del modelo.

Ficha técnica

Cuadro

Material: fibra de carbono.

Talla: L. También disponibles S, M y XL.

Colores: 1, Beetle Green.

Peso: 15,6 kg (talla L).

Suspensión

Horquilla: Fox Factory 38 170 mm

Amortiguador: Fox Float Factory X2 205×65 Metric Trunnion // Recorrido: 165 mm.

Transmisión y frenos

Pulsador: SRAM GX Eagle 12v.

Bielas: SRAM X1 Eagle / Plato 30T.

Cambio: SRAM GX Eagle 12v (de serie incluye el X01 Eagle).

Cadena: SRAM NX Eagle

Cassette: SRAM GX Eagle (XG-1275) 10-52 12v.

Frenos: SRAM Code RSC 4-piston / discos 220/200 mm

Ruedas

Llantas: WTB KOM Trail i30 aluminio tubeless ready 29″.

Neumáticos: DEL. Maxxis Assegai 29×2.5″ 120 TPI  TR // TR. Maxxis Assegai 29×2.4″ 120 TPI TR.

Periféricos

Manillar: Cannondale 1 Riser carbono 780 mm.

Puños: Fabric Funguy.

Potencia: FSA GRID 35 mm aluminio.

Tija: Cannondale DownLow Dropper 170 mm (recorrido de la talla L). Con mando remoto Matchmaker.

Sillín: Fabric Scoop Shallow Elite // Raíles Cr-mo.

Precio: 6.499 €. 

Más información: cannondale.com

Deja un comentario