Prueba: Cannondale SuperSix Force eTap AXS

La versión Force eTap de la Cannondale SuperSix EVO que hemos probado es, sin duda, una de las opciones más interesantes dentro de esta famosa y ya clásica estirpe SuperSix de la compañía de Connecticut

Así es como hemos querido arrancar este test. Comenzando por una de las primeras conclusiones a las que hemos llegado tras probar esta bici que como ya intuiréis, nos ha gustado y mucho.

Si embargo, el test ha dado para mucho más. Así que antes de seguir adentrándonos en el análisis y nuestras sensaciones, vamos a poner en contexto a esta SuperSix Force eTap AXS que hemos tenido en nuestro poder durante algunas semanas.

La SuperSix tiene un gran paso por curva gracias a la rigidez de su cuadro y a periféricos como el conjunto potencia-manillar

Cannondale SuperSix Force eTap, ADN racing

Los seguidores de Cannondale ya sabréis que SuperSix es, dentro de la marca, la familia de bicicletas que correspondería a lo que todos, tradicionalmente, entendemos por bicis escaladoras o más versátiles en lo que a modelos de competición se refiere.

Hay que recordar que el modelo SuperSix viene de lejos. De hecho, su primera versión vio la luz en el año 2007, cuando el por aquel entonces el equipo Liquigas apareció con unas bicicletas de geometría clásica y sin apenas slooping, pero con un cuadro que anunciaba ser de los más ligeros fabricados en serie para aquella época.

Desde entonces, el modelo SuperSix se ha ganado por méritos propios el estatus de auténtico icono dentro de las bicicletas de competición. Alabada una y mil veces por su excelente comportamiento en marcha y un sublime equilibrio entre rigidez y ligereza. Un modelo al que, sin duda, Cannondale debe buena parte de su crecimiento en este mercado durante al menos, los últimos 10 años.

La estética de este modelo de gama media no puede ser, sin embargo, más elegante.

Acorde con los tiempos

Tras varias evoluciones durante todos estos años en 2019 se presentó la última revisión, renovación completa mejor dicho, de la familia SuperSix.

Esta última generación rompió por completo con la estética clásica que este modelo venía ofreciendo durante más de una década, para adecuarse por completo a las exigencias del ciclismo moderno, gobernadas ahora por los nuevos conocimientos en aerodinámica y las nuevas tecnologías.

La versión Force eTap que hemos probado pertenece efectivamente a esta última generación de una Cannondale SuperSix más aero, más rígida y más acorde con la tendencia de las bicis de su categoría.

Una bici que ocupa el rango medio de la gama SuperSIx, con cuadro sin carbono de alto módulo (algo que se reserva sólo a las SuperSix con el sufijo EVO) y un precio de 5.499 euros.

La parte trasera de la SuperSix se modernizó ahora hace un año. Tirantes bajos.

¿Qué ofrece esta Cannondale SuperSix?

Antes de subirse a la bici, lo más destacable que ofrece a nivel de equipamiento y a tenor de su precio, es la tecnología AXS de SRAM del Force eTap. El grupo más deseado entre bicis de gama media y alta por el hecho de ser inalámbrico, de 12 velocidades y tecnología X-Range de desarrollos ultracompactos.

El segundo de la gama SRAM pero que en todo caso, supone una punta de lanza tecnológica en el ciclismo actual. No sólo por la electrónico, sino recordemos, por la posibilidad de conectividad con una app que permite optimizar y customizar las prestaciones de la transmisión.

El Force funciona con precisión y aunque la autonomía de sus baterías no sea la mayor del mercado, unos 1.000 km aproximadamente y la competencia ofrezca un tacto más suave, es sin duda uno de los grupos más atractivos y no podemos olvidar, económico para acceder a la tecnología wireless.

Ls SuperSix es una bici para correr y deslizarse por las carreteras a alta velocidad. No se puede ir despacio con ella.

Por otro lado, en esta SuperSix disponemos de un cuadro realmente trabajado. A pesar de no poseer carbono de alto módulo, este cuadro Cannondale es notablemente más aerodinámico que su antecesor. Para ello, ofrece sus tubos de sección perfilada en lugar de los anteriores redondos.

El cableado totalmente interno y absoluta compatibilidad con grupos electrónicos en cuanto a albergar la centralita, en el caso de transmisiones Di2 de Shimano.

Cómo funciona la Cannondale SuperSix Force eTap AXS

Las prestaciones de esta bicicleta, como era de esperar si pensamos en su perfil racing, tienden de manera muy contundente hacia la reactividad, la manejabilidad y la velocidad absoluta. De hecho, esas son las sensaciones que más claramente se perciben cuando ruedas con ella y das los primeros golpes de pedal.

Aclarar que en nuestro caso, que tenemos una amplia experiencia con la versión anterior de la SuperSix, fue la rigidez del cuadro lo que primero y mas claramente percibimos. Esta última generación que en breve cumplirá un año de vida, es notablemente más rígida que su legendaria antecesora. Nos atreveríamos a decir que también de las tres bicis más rígidas que hemos probado últimamente (si la comparamos siempre con bicis con cuadros equiparables, nos referimos a modelos como el Tarmac de Specialized o el Addict de Scott o la BMC Team Machine, por ejemplo).

Pedaleando de pie se experimenta de manera muy directa su extremada rigidez y firmeza.

En este sentido, es evidente que los tubos con un perfilado aerodinámico específico (no redondos) y el extra de material en la horquilla, así como el conjunto de potencia-manillar (no solidario, se puede desmontar) KNOT transfieren una rigidez y precisión en marcha simplemente sobresalientes. La SuperSIx tiene en este aspecto uno de los mejores comportamientos de su segmento que hayamos probado.

Es cierto que respecto a su versión anterior ha perdido un poco de capacidad en la filtración de vibraciones, pero al mismo tiempo ha mejorado y de qué manera, su capacidad de aceleración y su transferencia de fuerzas al pedalear. La SuperSix es ahora notablemente más rápida y agresiva de reacciones que tiene su hábitat natural en la competición y en los usuarios que busquen máxima prestaciones en todo tipo de recorridos.

Con los desarrollos X-Range de SRAM se cambia menos de plato y el manejo de la transmisión se vuelve más efectivo y seguro.

Fácil de llevar

La geometría siendo deportiva, no es la más agresiva de cuantas puedes encontrar en esta categoría de bicicletas, orientadas casi exclusivamente a la competición. Y esto es de agradecer para una bici que no olvidemos, se vende al usuario final. En este sentido, la Cannondale cuenta con una configuración en sus medidas acorde con las tendencias actuales.

Apuesta por tanto por un reach y un tubo horizontal un tanto largo y una potencia de medidas contenidas para ser una talla L, 100 mm. Con esto, se mejora notablemente la manejabilidad de la bici respecto a las geometrías «old school» de las bicis racing que usaban potencias más largas. Esta modificación sin embargo, no varía en nada la repartición de pesos y la posición aerodinámica que se requiere en una bici de este tipo.

Nuestra unidad de pruebas, una SuperSIx Force eTap AXS en talla 56, lista para rodar.

Nos parece excelente además, el trabajo realizado en la parte trasera. Con unas vainas ligeramente más cortas que la mayoría de cuadros de la competencia, por debajo de los 410 mm. Algo que sumado al punto de unión bajo de los tirantes con el tubo de sillín, hacen que la bici tenga ese extra de reactividad que buscamos los adeptos a las bicis de competición y sin embargo, tengamos cierta absorción. Menor que en la SuperSIx anterior, pero superior en todo caso que en otros modelos racing del mercado.

Precisa como un compás

El conjunto horquilla, potencia y manillar proporcionan una sensación de rigidez inmejorable. La precisión en la conducción a los mandos de esta bici es exquisita. La potencia y el manillar KNOT (que por cierto, incorpora de serie un soporte compatible con cualquier GPS Garmin) pueden separarse mediante un tornillo superior. Esto resulta interesante en caso de que queramos intercambiar del conjunto la potencia por una de otra medida o el manillar, por uno no tan aplanado o de diferente anchura.

Uno de los polos de atracción en esta bici es la utilización del grupo más económico del mercado con tecnología wireless, el SRAM Force eTap AXS.

Opciones que Cannondale pone a disposición. Un pequeño gran detalle que en cualquier caso, mejora la capacidad de customizar la bici en una época en la que las soluciones aerodinámicas, por contra, dificultan estas opciones de individualización.

La SuperSIx con su excelente combinación entre geometría y rigidez es sumamente fácil de llevar en carreteras reviradas. De las mejores de su categoría, sin duda. Es una gran amiga de la alta velocidad. Contra más rápido se rueda con ella, más fácil y confiados nos sentimos. Esto no nos ocurre en demasiadas bicis, desde luego. En esta versión Force eTap es perceptible, gracias como decimos a la estructura del cuadro y su geometría. Sin embargo, en versiones superiores como la de Evo HiMod Ultegra Di2 o la tope de gama con Evo HiMod Dura-Ace Di2, esta sensación de calidad en la rodadura se incremente todavía más, lo hemos constatado, por la incorporación de mejores ruedas y neumáticos.

Extraordinario conjunto potencia-manillar de Cannondale, con ambas partes en todo caso, extraibles e intercambiables. Potencia con soporte para el Garmin incluído.

Cannondale Wheel Sensor

Un aspecto destacable de esta bici, igual que ocurre con otras muchos modelos de alto nivel de marca, es lo que viene a denominarse Cannondale Wheel Sensor.

Este consiste en una tecnología de la firma norteamericana desarrollada conjuntamente con Garmin mediante la cual, la bici ofrece un amplio abanico de posibilidades. Todo gracias a la conectividad de un sensor ubicado en el buje delantero con una app específic (Cannondale App)

Mediante dicha conectividad el usuario no sólo podrá visualizar en su móvil el histórico de recorridos con los siempre interesantes datos de kilómetros, cantidad de rutas, o velocidad de las mismas. La conexión se realiza mediante ANT+ o Bluetooth.

Gracias a la app, el usuario de la SuperSix que probamos, en este caso, tendrá un feedback en tiempo real del momento en que su bici debe pasar el mantenimiento, por ejemplo. Los puntos oficiales Cannondale donde hacerlo o acceso a manuales del usuario, información técnica, etc.

El Cannondale Sensor Wheel, com ves en la imagen, ubicado en el buje delantero de esta SuperSix.

Cuestión de equilibrio

SI tenemos en cuenta las excelentes prestaciones dinámicas de esta bici en cuanto a rigidez y manejabilidad y cómo no, a su equipamiento, podemos afirmar que esta puede estar siendo ahora mismo la SuperSix más vendida de la gama. No es de extrañar, pues su precio, 5.499 euros, te abren la oportunidad de poseer una bici con uno de los mejores cuadros de su segmento, tecnología inalámbrica SRAM con su grupo electrónico Force eTap AXS y un comportamiento deportivo excelente.

Las punteras SpeedRelease abiertas en su parte inferior, permiten cambiar y descambiar con más facilidades.

Si bien el carbono de este modelo no es de alto módulo, como sí que poseen las SuperSix EVO superiores, el cuadro de esta bici sigue teniendo además de una excelente rigidez, contiene grandes detalles que acaban rematando lo que consideramos una bici muy competitiva. Nos referimos a soluciones como los espaciadores de la dirección extraibles, sin necesidad de quitar la potencia, las punteras Speed Release mediante la que aún teniendo ejes pasantes agiliza la extracción de las ruedas, los detalles reflectantes en la parte posterior o el colín que forma parte de la zona posterior y superior de la horquilla, para optimizar la aerodinámica.

Lo cierto es que por unos 5.000 euros que es evidentemente una cifra muy respetable, tienes una bici que por nuestra experiencia, se asemeja mucho en cuanto a prestaciones, a modelos de 7.000 a 8.000 euros. Especialmente por las prestaciones del cuadro y a la incorporación de grupo AXS de SRAM.

Tubos perfilados para hacer de la SuperSix, una bici más aerodinámica y más rápida que antaño.

¿A quién puede no gustarle?

Si todavía existe alguien reticente al nuevo paradigma de bici de carretera con una notable combinación entre ligereza y perfil aero, como lo están siendo ya todas las marcas líderes del mercado y por supuesto, también esta Cannondale SuperSIx, está claro que esta Cannondale no será su bici. De todos modos, a esos reticentes, lamentamos decirles que precisamente este tipo de estas bicis están superando con creces el comportamiento de aquellas ya clásicas tuberías redondas que podrían ser algo más ligeras pero desde luego, menos eficientes contra el aire.

Detalle del espacio bajo la potencia mediante el cual se hacen pasar los cables de cambio.

La Cannondale SuperSix Force eTap AXS tiene en nuestra opinión pocos o ningún punto débil. Es una bici que cumple a la perfección con el objetivo para el que se ha construido. Una bici que corre y mucho. Y aunque no es la más ligera de su categoría, 8,3 kg sin pedales para una talla 56, las prestaciones de su cuadro y si geometría contrarrestan cualquier sensación negativa que nos pudiera transmitir ese peso extra. De todas formas, un sobrepeso de no más de 200 ó 300 gramos, respecto a otras competidoras.

Los tirantes quedan ahora muy por debajo del tubo horizontal. La zona también goza de paneles adhesivos reflectantes.

Con ella rodar en el llano es una delicia. Se percibe cómo la bici «desliza» mejor en el aire que su antecesora. Se nota más eficiente, mientras que su golpe de pedal más reactivo, mejor transferencia de fuerzas por la mayor rigidez del cuadro, como decimos, puede llegar a favorecer en subidas, cuanto más explosivas mejor, pues su cambio de ritmo es realmente efectivo y directo.

A este comportamiento de precisión de compás en la conducción, hay que sumarle el rendimiento y sensaciones de eficiencia de un grupo electrónico como el SRAM Force eTap AXS y sus posibilidades de conectividad y configuración a través de su app específica. Una combinación perfecta que a nuestro juicio, se traduce hasta en lo estético. Porque evidentemente, que la bici carezca de cables gracias a en este caso a la tecnología wireless del grupo SRAM, es de esas cosas que si bien no están escritas, todos los apasionados de las bicis aplaudimos.

Ficha técnica

Cannondale SuperSix Force eTap AXS

8,2 kg en talla 56 (sin pedales) / 5.499 euros

Cuadro

Carbono con carbono de módulo intermedio.

Compatible con Di2

Tallas

48-51-54-56-58-60-62

Garantía

De por vida

Manetas de cambio

SRAM Force eTap AXS HRD 2×12

Cambio

SRAM Force eTap AXS 12v

Platos

SRAM Force eTap 48-35

Bielas

SRAM Force eTap, 175 m longitud.

Eje de pedalier 

SRAM PF30

Casete

SRAM XG-1270 10-33

Cadena

SRAM Force eTap 12v

Frenos

SRAM Force eTap 160 / 160 mm, anclaje Centerlock

Ruedas

Hollowgram 35 Carbon, 19 mm de gargante, 35 mm de perfil. Tubeless Ready

Cubiertas

Vittoria Rubino Pro Bright Black 700x25mm

Manillar

Hollowgram SystemBar Carbon, 8º

420 mm anchura

Potencia

Knot aluminio, 100 mm, 6º inclinación

Tija

HollowGram 27 SL Carbon, 330 mm

Sillín

Prologo Dimension STN NDR, raíles de acero

Más información en: https://www.cannondale.com/es-es

 

 

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.