Prueba: Cannondale Topstone Carbon 2L, conectada y preparada para la aventura
Fotos: Israel Gardyn

Prueba: Cannondale Topstone Carbon 2L, conectada y preparada para la aventura

Una de las bicicletas de gravel con mayor personalidad del mercado se ha actualizado para potenciar sus cualidades todoterreno. La nueva Cannondale Topstone Carbon es más cómoda y aventurera que nunca y nos ha seducido por su concepto de gravel total.

PUBLICIDAD Content_1

El pasado mes de agosto analizábamos en este reportaje las principales características de la nueva generación Cannondale Topstone Carbon, la bicicleta de gravel más sofisticada de la firma norteamericana. Ahora es el turno de desgranar el rendimiento en marcha de la Cannondale Topstone Carbon 2L después de varios meses de intensas sesiones de test.

Retrocediendo rápidamente en el tiempo, la Cannondale Topstone vio la luz por primera vez en 2018, con una versión únicamente en aluminio aunque con interesantes innovaciones en la entonces joven modalidad de gravel como la presencia de tija telescópica.

Cannondale Topstone Carbon en acción

Con el paso de los años, Cannondale ha conformado uno de los catálogos de gravel más completos de la actualidad, con la nueva Cannondale Topstone Carbon a la cabeza, pero también con una alternativa eléctrica, la Cannondale Topstone Neo, y una versión más deportiva, la Cannondale SuperSix EVO SE, una bicicleta que también estamos probando y cuya prueba pronto publicaremos.

PUBLICIDAD Content_2

¿Qué hay de nuevo?

Aunque a primera vista puede parecer que no se han acometido grandes cambios en la nueva Cannondale Topstone Carbon, lo cierto es que hay una serie de puntos clave que se han renovado, modificando en gran medida la experiencia en marcha sin alterar el característico diseño original.

Sistema Kingpin

La gran novedad la encontramos en el punto de giro de la trasera, denominado Kingpin. El sistema se ha simplificado mediante el uso de casquillos de baja fricción en lugar de rodamientos. Con esto se consigue una ligera ganancia aerodinámica, se reduce el mantenimiento (que es prácticamente nulo) y, sobre todo, se ahorra 100 gramos de peso sólo en este punto.

El sistema Kingpin es clave en esta bicicleta puesto que concede 30 mm de absorción al triángulo trasero, más adelante entraremos en detalle sobre las sensaciones que imprime en marcha esta tecnología.

PUBLICIDAD Content_3

Además, también se ha reformulado la geometría de la Topstone, con un offset de 55 mm en la horquilla, lo que ha permitido dibujar un ángulo de la dirección cerrado (71º) y, con ello, aunar agilidad y estabilidad al mismo tiempo. Además la altura del pedalier se ha reducido y el diseño de las vainas es asimétrico. Gracias a ello se acorta la longitud del triángulo tarsero y, sobre todo, permite un amplio paso de rueda, compatible con la instalación de cubiertas de hasta 45 mm o incluso 2.1 pulgadas si optamos por ruedas de 650b.

Y es que este es otro de los cambios clave en la nueva Cannondale Topstone Carbon 2022. Siguiendo la tendencia de la propia modalidad, ahora equipa ruedas de 700c en lugar de las 27,5” de las anteriores versiones. Una ganancia en capacidad rodadora.

Cannondale Topstone Prueba

Por supuesto, toda la gama se erige sobre un cuadro de fibra de carbono, sin diferentes niveles de fibras entre modelos, y con interesantes adaptaciones, como la compatibilidad con tija telescópica de cableado interno (de serie, incluso, en algunos modelos) o la presencia de un pedalier BSA roscado, un componente poco habitual en las bicicletas de alta gama de Cannondale. Todo un guiño al perfil aventurero de la bicicleta que facilitará las tareas de mantenimiento.

Conectividad y capacidad de carga

La nueva Cannondale Topstone Carbon es una de las bicicletas más sofisticadas del momento y, sin duda, la gravel más ‘conectada’. El modelo que hemos probado integra de serie el sistema SmartSense y toda la gama está preparada para montarlo.

Se trata de un dispositivo, integrado bajo el tubo diagonal, que alimenta los focos de luz delantero y trasero, también equipados de serie en la bicicleta. Va más allá de ser un simple batería. Se puede extraer fácilmente porque es inalámbrico y puede vincularse también con un radar trasero adquirido de forma opcional o aftermarket.

También se incluye el habitual sensor de rueda Cannondale, desarrollado en colaboración con Garmin, que sirve para registrar la bicicleta, grabar las rutas, recibir alertas de mantenimiento, etc.

portabultos Cannondale Topstone Carbon

Es evidente que la marca de Connecticut ha querido desplazar la Topstone más hacia la vertiente aventurera del gravel, dejando a la Supersix EVO SE como la opción más racing. Esto se hace patente con la enorme capacidad de carga que permite el nuevo cuadro. Permite instalar tres portabidones en el triángulo principal y cuenta con orificios para el montaje de guardabarros delantero y trasero con garantías de suficiente paso de rueda y portabultos en la horquilla y el tubo horizontal.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Equipamiento: buscando la versatilidad

La nueva gama Cannondale Topstone Carbon 2022 aterriza en el mercado con 8 modelos a los que se suman cuatro más en aluminio. El precio de entrada es de 1.499 € y asciende hasta los 8.999 € del montaje superior. Cabe destacar que dos de ellos equipan de serie la horquilla Lefty Oliver, específica para gravel y con 30 mm de recorrido y tres más incorporan el sistema SmartSense.

De todos ellos, en Solo Bici hemos tenido la oportunidad de probar la Cannondale Topstone Carbon 2L, con un precio de 5.199 euros. Con el mimo importe, la gama cuenta con una versión equipada con horquilla Lefty Oliver y tija telescópica aunque sin el SmartSense montado. Una alternativa más radical para quienes conciban el gravel desde una vertiente más agresiva.

Shimano GRX

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

En cuanto al montaje del modelo que nos ocupa, destaca en primer lugar el grupo de transmisión Shimano GRX de la serie 800, la gama superior entre las opciones mecánicas del grupo específico para gravel del gigante nipón.

En este modelo, el desarrollo es de doble plato con un cassette de 11 coronas, concediendo un rango muy versátil con platos de 48 y 31 dientes, combinados con el cassette de 11 a 34 dientes. La elección de una transmisión de doble plato o monoplato en gravel es realmente compleja y dependerá en gran medida del terreno sobre el que discurran la mayoría de ruta del usuario, aunque a nuestro juicio en esta bicicleta es una configuración acertada gracias a la excelente capacidad de adaptación a cualquier tipo de terreno y circunstancia.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Los frenos responden al mismo grupo, Shimano GRX 800, con discos de 160 mm en cada eje y un tacto exquisito, de gran potencia y modulabilidad.

Entre los periféricos, debemos detenernos en la tija SAVE de fibra de carbono con un diámetro de 27,2 mm. Está diseñada para conceder una ligera filtración de las irregularidades y trabajar de forma conjunta con el sistema Kingpin. En el lado opuesto de la bicicleta, nos ha gustado especialmente el manillar Cannondale ShortDrop, sin duda uno de los elementos que confieren mayor personalidad a la Topstone Carbon.

Manillar Cannondale Topstone

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Está facturado en ligero aluminio 7050, y presenta una abultada apertura de las puntas, con 12º de flare drop. Esto nos permite ‘jugar’ con todas las posiciones que ofrece para relajar los músculos en rutas largas o abrir más la caja torácica y aprovechar el control y la estabilidad que proporciona el agarre más ancho en la caída del manillar.

Por supuesto, en una modalidad tan versátil como el gravel es obligatorio analizar el set de ruedas completo y en esta bicicleta adquiere mayor importancia. En su estreno con diámetro de 700c equipa unas llantas WTB KOM Light i23, las más ligeras de la firma entre las fabricadas en aluminio. Presentan un generoso ancho interno de 23 mm y, por supuesto, están preparadas para tubelizar.

En cuanto a las cubiertas, debemos mencionar que entre las especificaciones de esta Cannondale Topstone Carbon 2L la marca la equipa con neumáticos WTB Riddler de 45 mm, aunque nuestro modelo de test montaba unas Vittoria Terreno Dry de 38 mm. De hecho, la bicicleta fotografiada para la web también cuenta con este modelo, así que es posible que sea el definitivo para el público final.

En nuestra experiencia, estas cubiertas son muy rápidas gracias a su rebajado taco central y con buen agarre lateral, pero desde las primeras pedaladas la Topstone nos ha transmitido la necesidad de unas cubiertas más anchas y con mayor taqueado con las que exprimir todo su potencial aventurero y offroad.

 El peso de la Cannondale Topstone Carbon 2L, en talla SM (51) y sin pedales, aunque con el sistema SmartSense, es de 9,33 kg.

En marcha

La nueva Cannondale Topstone Carbon 2L no es una gravel más. De hecho, nos ha gustado que la firma americana haya querido distanciarla respecto a la su otra plataforma de gravel, la SuperSix EVO SE. De este modo, la Topstone se aleja de la concepción deportiva del gravel para apostar de lleno por la aventura, el cicloturismo y el bikepacking.

Es, en primer lugar, una bicicleta muy cómoda. Con una postura erguida que invita a pedalear, pero que confiere estabilidad y agilidad al mismo tiempo. Hemos podido afrontar senderos rotos y tramos descendentes propios del Mountain Bike con plena confianza.

Las medidas del cuadro son, en general, compactas y la baja altura del pedalier nos ayuda a mover la bici con gran intuición. La apertura del manillar ayuda a la hora de bajar más si cabe el centro de gravedad y buscar segmentos difíciles, más allá de pistas lisas y tramos asfaltados.

Además es una gravel compleja, de última generación. El sistema de ‘suspensión’ Kingpin concede una filtración muy palpable que se hace patente con la acumulación de kilómetros. Es importante tener en cuenta que no se trata de un sistema de suspensión como lo entendemos en ciclismo de montaña, con sensibilidad y curva de compresión. Es más bien una filtración que libera de estrés al cuerpo en rutas largas y que evita, o retrasa, la aparición de fatiga muscular y dolores por esfuerzo.

El sistema SmartSense conecta al ciclista con la bicicleta y el entorno. Disponer de serie de un sistema de luces, que se activa con la propia marcha, hace más completa a la Topstone, aunque quienes quieran afrontar rutas nocturnas quizá deseen completarlo con un frontal de mayor potencia.

En definitiva, la nueva Cannondale Toptstone Carbon es una de las mejores y más sofisticadas bicicletas de gravel de la actualidad dentro de las que no se enmarcan en un perfil deportivo y de competición. Su radio de acción es la esencia original del gravel, la exploración y la aventura. De hecho, gracias a la comodidad de la geometría, el set de luces de serie y su capacidad de carga nos ha parecido una excelente alternativa como vehículo urbano.

Lo mejor

  • Nueva geometría más cómoda, ágil, estable.
  • Sistema Kingping de absorción trasera más ligero y sencillo.
  • Conectividad y sistemas de luces integrados.

Lo peor

  • Su concepto offroad pide cubiertas más anchas.
  • La entrada del cableado al cuadro puede invadir el espacio de pedaleo.

Ficha técnica / Cannondale Topstone Carbon 2L

Prueba Cannondale Topstone Carbon

General

Precio: 5.199 €

Peso: 9,33 Kg (talla 51 SM, sin pedales y con todo el Smart System montado)

Cuadro

Material: Fibra de carbono

Horquilla: Topstone Carbon

Dirección: Carbono, integrada, 1-1/8″ a 1.5″

Tallas: XS, SM, MD, LG, XL

Transmisión

Cambio: Shimano GRX 810, Shadow RD+

Manetas: Shimano GRX 800, 11-vel

Bielas: Shimano GRX 800, 48/31

Cassette: Shimano HG800, 11-34, 11-vel

Pedalier: Shimano BSA 68

Cadena: Shimano HG701, 11-speed

Frenos: Shimano GRX 800 hydraulic disc, discos 160/160 mm MT800

Ruedas

Llantas: WTB KOM Light i23 TCS, 700c

Cubiertas: WTB Riddler TCS Light, 700 x 45c, tubeless ready

Periféricos

Manillar: Cannondale 2 ShortDrop, aluminio 7050, 12º flare

Potencia: Cannondale 2, aluminio 6061, 31.8, 7°

Tija: SAVE Carbon SmartSense, 27.2, 350mm (XS-L), 400mm (XL)

Sillín: Fizik Terra Argo X5, railes de aluminio

Extras

Cannondale Wheel Sensor

SmartSense con luces delantera y trasera

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

1 comentario en «Prueba: Cannondale Topstone Carbon 2L, conectada y preparada para la aventura»

  1. Esta muy bien, pero me decepciona no poder adquirir una topstone eléctrica con horquilla Lefty. Nadie me dice nada y he recorrido tiendas de media España cuándo podré obtenerla. Ni tan siquiera si la van a editar en el 2023. No me importa esperar. Estaría bien saberlo.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.