Prueba Canyon Grand Canyon:ON 8, una rígida cargada de energía

En Solo Bici nos hemos puesto a los mandos de una e-bike un tanto peculiar. Se trata de la Canyon Grand Canyon:ON 8, una e-bike que en sus tallas más pequeñas, las tallas XS y S (la nuestra), está montada sobre ruedas de 27,5”, por ruedas de 29” en tallas M, L y XL. Pero este no es el único cambio si comparamos tallas. También la capacidad de la batería es algo más reducida, siendo de 504 Wh en las dos tallas inferiores y de 630 Wh en tallas superiores.

¿Por qué esto? Por la geometría y por la cantidad de peso a mover del conjunto bicicleta + ciclista. Así de sencillo. Pero seguro que te preguntarás si la capacidad de la batería es suficiente. Mi respuesta es SÍ. Sin “peros” que valgan.

La Canyon Grand Canyon:ON presenta un menor tamaño de ruedas (27,5″) y menor capacidad de la batería (504 Wh) en las tallas pequeñas (S y XS).

La segunda generación de e-bikes de Canyon

Cuando en 2018 Canyon lanzó al mercado la que fue su primera e-bike, y que ahora es conocidísima, hablamos de la Spectral:ON, sabíamos que no tardarían en hacer una segunda e-MTB. Así fue. Poco después le tocó ver la luz a la Neuron:ON, de un perfil más polivalente. Y el plantel de eléctricas continuó alimentándose con la Canyon Grand Canyon:ON, un modelo rígido que se actualiza esta temporada y que da la bienvenida a una nueva generación con todos sus componentes integrados y una estética bien conseguida.

La Grand Canyon convencional se convirtió en la principal bici rígida de aluminio de la marca alemana. Y pretenden que la Canyon Grand Canyon:ON logre los mismos resultados en el apartado de las e-MTB rígidas. Entre los principales puntos fuertes destaca su rendimiento, así como su estética y su nivel de detalles.

Apreciamos una estética muy conseguida con la batería, el display y los mandos de accionamiento del motor bien integrados en el conjunto. Además, destaca el manillar y la potencia, desarrollados por Canyon, con el guiado interno de los cables de la pantalla del display.

Por último, y para destacar que se trata de una bicicleta eléctrica apta para ir por ciudad, los ingenieros de Canyon han colocado un pequeño anclaje para instalar un caballete al final de la vaina izquierda. Eso sí, este portabultos lo tendrás que comprar por separado.

El motor

Esta edición 2021 de la Canyon Grand Canyon:ON 8 cuenta con la segunda generación del motor de la marca nipona, el nuevo motor Shimano EP8. Es más ligero, en concreto 300 g menos, que lo dejan en 2,6 kg. Compacto, menos ruidoso y más potente (85 Nm frente a los 70 Nm del anterior) que su predecesor, el Shimano Steps E8000.

Cuenta con un nuevo software de gestión de motor con el que se consigue una mayor refrigeración y un mejor control. Pero aquí no se acaban las novedades. También han actualizado las dos aplicaciones para Smartphone, la E-Tube Ride y E-Tube Project con las que podrás personalizar los modos de asistencia a tu gusto con tal de configurar el motor y así adaptarlo a tu estilo de conducción y al terreno por el que vayas a rodar.

También han conseguido reducir la fricción del mecanismo interno, generando un 36% menos de resistencia al pedaleo. Este hecho logra obtener una conducción más eficiente y natural.

El motor se enciende desde un botón situado en el tubo superior, resulta muy visual y no requiere de gestos extraños. Con solo apretar se ilumina un led de color verde que indica que la bici está lista para la acción. Podremos comprobar si está o no encendido desde el display situado en el lado derecho del manillar. Y, situado al lado del puño izquierdo, se encuentra el mando de control para la asistencia al pedaleo. De inicio está en posición apagado, pero con solo pulsar el botón superior entra en funcionamiento el modo ECO. Vuelves a pulsar y pasa a TRAIL. Y si todavía te sabe a poco, vuelves a pulsar y BOOST. Para reducirlos o apagarlo, basta tan solo con pulsar el botón hacia abajo. Y una vez termines la ruta, apretar el botón del tubo superior para apagar el motor completamente. Tan sencillo como práctico.

Todo va de novedades

Una e-bike, y en especial esta Canyon Grand Canyon:ON 8, no se puede quedar atrás en tecnología. Tampoco en innovación y desarrollo. Y no lo ha hecho en absoluto.

Una de las novedades que encontramos es el grupo de transmisión. Shimano es el encargado de mover los engranajes en el caso de la Grand Canyon:ON 8, con el nuevo Deore 1×12. Un grupo básico pero muy eficaz, tal y como concluimos en esta prueba. Gracias a su cassette 10-51 y un plato de 34 dientes podremos subir cuestas de alta inclinación. Y si nos cuesta, para eso está el motor, para accionar el Boost en esos repechos que nos exigen más de la cuenta.

Dispone de un punto de carga USB-C integrado justo por encima del botón de encendido para poder alimentar cualquier dispositivo mediante un cable, muy útil si se te hace de noche, necesitas cargar las luces o te quedas sin batería en tu teléfono. Este accesorio no está disponible en talla XS.

En marcha

Lo primero que notamos en esta Canyon Grand Canyon:ON 8 es, lógicamente, el peso, si todavía no hemos encendido el motor o accionado un modo de asistencia. Aunque no se nota extremadamente pesada a pesar de sus 23 kg si rodamos en terreno favorable, también hay que decirlo. Sin embargo, cuando seleccionamos cualquiera de los modos de asistencia al pedaleo la diversión empieza.

El motor es altamente silencioso, tanto que a veces tendrás que poner atención en si lo llevas encendido o apagado en el caso de que vayas conversando con alguien. La gestión del motor desde el mando de accionamiento de asistencia es muy cómodo, ni siquiera tienes que quitar la mano del puño. Solamente mover el pulgar y ON. Además, el display que encontramos colocado en la derecha del manillar es muy sencillo, nítido y claro. Incluso llevando el sol en contra o con una ligera llovizna seremos capaces de observar la información fácilmente.

Tan solo con apretar el botón de encendido, el indicador led en color verde se iluminará, aunque todavía no habrá entrado en funcionamiento el motor. En el mando de accionamiento pulsamos el botón superior y se activa el modo ECO. Se trata del modo que menos asistencia ofrece pero que para llanear, hacer alguna subida y rodar suave obtendremos una buena respuesta.

Si queremos dar un poco más de caña o la inclinación del terreno aumenta, podemos pasar al modo TRAIL apretando el mismo botón. También en aquellas situaciones que queramos afrontar una parte técnica. Y si tienes prisa o poco tiempo para airearte, puedes pulsar una tercera vez para activar el modo BOOST. El BOOST es el que más facilidades te ofrece a la hora de pedalear, aunque claro, también la autonomía disminuye al tener que usar más potencia. En el display podrás comprobar qué modo llevas activado.

La autonomía, tal vez el gran hándicap de una bicicleta eléctrica. Dependiendo del uso que se haga del motor puede ser más amplía o menos. En nuestro caso hemos logrado ver una autonomía en modo ECO de hasta 100 kilómetros en la Canyon Grand Canyon:ON. En modo TRAIL se reducía a 76 km. Y ya con el BOOST pasaba a ser de 58 km. Distancias más que suficientes para disfrutar una mañana entera. Y si eres de los que hace rutas de varios días, siempre podrás llevarte el cargador en la mochila o incluso una segunda batería (se adquiere por separado).

Otra de las partes más comprometidas puede ser el dominio de los 23 kg de masa de la bicicleta. Para ello debes tener una dirección que responda a la perfección. Y con la Canyon Grand Canyon:ON no te costará conducirla. A pesar de que el ángulo del tubo de dirección es algo más relajado en las tallas XS y S, siendo de 67º en comparación con las tallas más grandes que es de 68º, responde a la perfección a cualquier orden que le demos, gracias en gran parte a sus 120 mm de recorrido en la horquilla. Lo único con lo que no estaremos del todo a gusto se trata del radio de giro. Si estamos acostumbrados a una bicicleta de montaña convencional notaremos la diferencia a la hora de maniobrar en situaciones muy reviradas.

No nos podemos olvidar de los frenos. Los impresionantes discos de 203 mm de diámetro junto con las pinzas Shimano MT420 de 4 pistones en el freno delantero y las Shimano MT410 de 2 pistones en el caso del trasero, logran frenar la bicicleta con solvencia. La detiene enseguida, porque al igual que todos los componentes de esta bici que son de gama media, los frenos también. Pero cumplen su función a la perfección. Y si no estás satisfecho, siempre puedes optar por montar unas pinzas y manetas más potentes, o bien optar por el montaje superior entre los 6 que componen la gama, incluyendo dos específicos para mujer.

En una de las situaciones en la que más hemos disfrutado de esta Canyon Grand Canyon:ON 8 ha sido en subidas algo más técnicas. Si notas que con el modo ECO te quedas justo, subes al TRAIL y se dispara como un misil. Incluso lograrás perder tracción si hay piedras de por medio y le aplicas unos cuantos vatios. Y no es que nos hayamos vuelto locos. La Grand Canyon:ON dispone de un marcado ADN aventurero. Simplemente si nos fijamos en el sillín SD:ON de Canyon, vemos cómo incorpora un alerón en la parte trasera para conseguir una superficie de apoyo mayor cuando nos adentramos en las zonas técnicas y empinadas.

En definitiva

La nueva Canyon Grand Canyon:ON 8 es una bicicleta eléctrica para iniciarse en el ciclismo de montaña asistido. Los componentes, así como las características de la misma bicicleta, definen el tipo de usuario que la va a adquirir. Se trata de una e-bike de iniciación, aunque muy versátil. Quienes busquen un rendimiento más eficaz en descensos de alta dificultad técnica deberían apuntar con su radar a la Spectral:ON, pero si deseas una e-bike funcional, económica, apta para todo tipo de caminos y rutas en las que acumular desnivel, esta ‘hardtail’ es una opción sobresaliente.

Por 3.099€ -o 3.299€ en talla M, L y XL- tienes una bicicleta con la que podrás ir tranquilamente por la ciudad, adentrarte en caminos no demasiado complicados y tocar algún sendero fácil. Y, por qué no, enfrentarte a alguna subida dura en la que puedas echar mano del motor para superarla.

A favor

  • Polivalencia del motor Shimano EP8
  • Tacto de la horquilla

En contra

  • Batería de menor capacidad en tallas inferiores
  • Radio de giro algo corto

Ficha técnica: Canyon Grand Canyon:ON 8

Cuadro

Cuadro: Canyon Grand Canyon:ON

Material: Aluminio

Color: N-Blue (también disponible en Positive Red y Stealth)

 

Suspensión

Horquilla: RockShox Judy Silver 120mm

 

Motorización

Motor: Shimano Steps EP8

Batería: Shimano BT-E8036 Akku 504W (en talla M, L y XL 630W)

Display: Shimano Steps SC-E7000

Cargador: Shimano STEPS – Battery Charger

Pulsador: Shimano STEPS

 

Ruedas

Juego de ruedas: Del. Iridium 30mm ancho interno, buje Shimano MT400 con Boost 12×110 /                                    Tras. Iridium 30mm ancho interno, buje Shimano MT410 con Boost 12×148

Neumáticos: Schwalbe Nobby Nic Performance 27,5×2.6″ en talla XS y S (29×2.6” en M, L y XL)

 

Componentes

Frenos: Del. Shimano MT420 de 4 pistones / Tras. Shimano MT410 de 2 pistones

Discos de freno: Del. Shimano Tourney TX de 203 mm, Center Lock / Tras. Shimano EM300

STEPS de 203 mm, Center Lock

Sillín: Canyon SD:ON

Tija del sillín: Iridium aluminio

Potencia: Canyon:ON diámetro 35mm, longitud 60mm

Puños: Canyon Lock-ON

Manillar: Canyon:ON HB0056 Aluminio, ancho 760mm, diámetro 35mm, elevación 20mm

Guía cadenas: Canyon Chain Catcher

 

Transmisión

Plato: Canyon:ON 34T

Pedales: Pedales VP-536

Bielas Shimano STEPS para E-bikes de montaña, eje 24mm, 170mm longitud

Cassette: Shimano Deore 12 velocidades (10-51)

Cambio: Shimano Deore 1×12 velocidades

Maneta de cambio: Shimano Deore 12 velocidades

Cadena: Shimano Deore 12 velocidades

 

Más información

PVP: 3.099 € talla S (3.299 € en M, L y XL)

Peso: 23,15kg en talla M sin pedales

Garantía: 6 años

Más Info: Página web de Canyon

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.