Podemos especial énfasis en que la nueva Canyon Lux es una bici particularmente adecuada para maratón porque creemos que sus cualidades y virtudes encajan perfectamente con lo que demanda la larga distancia.

Un claro síntoma de ello es que cuatro de sus modelos montan horquillas de 110 mm de recorrido y, en algún caso, gracias a la nueva horquilla FOX, botellas de 34. Un extra de recorrido que siempre viene bien cuando transitamos por terreno desconocido donde necesitamos de un plus de absorción delantero, aplomo y comodidad.

Una comodidad que se transforma en rendimiento, pues nos permite llegar más descansados a la parte final del recorrido.

Cuadro estilizado

La línea de la nueva Lux es mucho más estilizada y en consonancia con los últimos modelos de Canyon. Guarda evidentes similitudes, especialmente en la zona de la pipa de dirección y tubo superior,con la Exceed.

Sus finos tubos lo parecen más cuando están entre las imponentes piernas de Alban Lakata. Él fue uno de los culpables, si no el principal, de que la nueva Lux cambiara su configuración de suspensión. El amortiguador ahora se encuentra en paralelo al tubo superior (y no vertical), buscando espacio para poder incluir dos bidones de 800 mm en todas las tallas, también en S.

Peso pluma

Para los amantes del XC y de las dobles, uno de los aspectos clave suele ser el peso. Gracias a los conocimientos y avances sobre la manipulación del carbono, Canyon ha logrado que el cuadro CF SLX, en la talla M que hemos probado y sin amortiguador, pese tan solo 1.662 gramos.

Un peso espectacular y que permite bajar de la barrera de los 2 kg de peso para el conjunto completo con amortiguador incluido. Para ello han reducido al máximo la utilización de partes metálicas (solo 187 g respecto a los 444 g del antiguo modelo) y empleado exclusivamente fibra de carbono unidireccional.

Otro ejemplo de esta obsesión escrupulosa por rebajar peso es su nueva bieleta fabricada en carbono inyectado en molde, que se traduce en tan solo 42 g de peso.

Geometría actualizada

Podríamos decir que sus ángulos se han modernizado. Prácticamente calcan las mismas que la Canyon Exceed, la bici hardtail. Para lograr simularlo, la Lux es 0,5º más cerrada de dirección que la Exceed, lo que hace que en el punto de sag el ángulo de dirección sea el mismo en ambas.

Donde se percibe un cambio más notorio es en las vainas, 15 mm más compactas que la anterior Lux. Ahora de tan solo 435 mm, que, como hemos podido comprobar, contribuyen sobremanera a potenciar el dinamismo y reactividad de la bici en los de trayectoria y especialmente en las aceleraciones y cambios de ritmo.

Por otro lado, se ha alargado el Reach y se ha reducido el Stack para dotarla de un carácter y posición más deportiva. Pero sin excesos. La geometría no es de las más extremas en ningún apartado. Más bien la tacharíamos de equilibrada.

Un dato curioso es que la altura del pedalier es algo elevada, concretamente 334 mm, unos milímetros más de lo habitual en este tipo de bicis. Algo que no nos ha parecido negativo, al contrario, no hemos percibido menor capacidad de manejo y sí un paso más fluido por terreno abrupto que minimiza las probabilidades de impactar con las bielas en el suelo.

Montajes con sentido

Canyon ha apostado en muchos de sus modelos por la inclusión de serie de la tija telescópica, como “nuestra” CF SL 9.0 Pro Race. Ésta resulta un elemento vital para los que nos somos profesionales, pues nos aporta gran libertad de movimientos en las situaciones más comprometidas.

Y para apuntalar el conjunto han incluido acertadamente unas ruedas Reynolds Black Label con aro de carbono de 25 mm de ancho interno, que hace que las cubiertas Maxxis Ikon adquieran un balón más generoso que potencie todavía más esa sensación de tracción y absorción

¿Cómo se comporta?

Es una bici XC-maratón, pero con cierta esencia trail. Ofrece un confort envidiable en los terrenos más rotos, sucios y menos ciclables.

Por otro lado, en las bajadas técnicas nos brinda una gran sensación de control, estabilidad y un plus de absorción notable, casi como la de una bici de trail light. Ello es debido, en primer lugar, a la propia cinemática de la bici.

El sistema se caracteriza por un leverage ratio (la proporción de movimiento de la rueda en relación con lo que se comprime el amortiguador) mucho menor que su antecesora. En la nueva Lux, en la primera parte del recorrido, la suspensión se muestra bastante activa y sensible, mientras que en la parte media y final se torna progresivamente más dura, lo que evita que hagamos topes, y nos transmite una sensación de mayor recorrido que los teóricos de 100 mm.

Canyon sigue confiando en su tecnología Flex Pivot para sus tirantes traseros, que son capaces de flexar hasta 12 mm cuando se encuentran cerca del punto de sag y volverse a tensar a medida que la suspensión se comprime.

Además, han encontrado en el amortiguador RochShox Delux RLR, de medida métrica de 210 x 55, a su media naranja. El cuerpo del amortiguador es bastante grande, algo poco habitual en XC. Contrasta con el nuevo diseño de tubos poco sobredimensionados a los que Canyon nos tiene acostumbrados es sus últimos modelos, pero este mayor cuerpo del amortiguador permite utilizar una cámara de aire mayor que hace que funcione con menor presión, lo que genera menos estrés y además nos transmite una sensación en marcha de suavidad y baja fricción.

Hablemos de efectividad de pedaleo

En las subidas y tramos rápidos de pedaleo, la posición invita a ir rápido. El amortiguador RockShox Deluxe RLR posee dos posiciones muy diferenciadas. Un bloqueo muy firme, ideal para exprimirte en terreno benévolo y compacto; y una posición plenamente abierta, ideal para traccionar.

Al ser dos posiciones tan diferenciadas, requiere que vayamos jugando con el amortiguador para adaptarnos al terreno. Podemos afirmar que la nueva Lux trabaja más que correctamente y ofrece un buen rendimiento e independencia de pedaleo, especialmente optimizado para el plato de 34 dientes que monta de serie.

Pero nos preguntamos por qué, como guinda al pastel, no apuestan por incluir una posición intermedia. Ese famoso propedal que los amantes de XC-Maratón solemos exprimir al máximo. A nuestro entender, les están dando cierta ventaja a modelos de la competencia que sí lo incluyen en sus bicis, pues, sin ser trascendental, no deja de ser un argumento de más a su favor.

Con ello no decimos que la Lux pedalee mal, que no se nos mal entienda. Al contrario, es una bici tremendamente efectiva, pero que con una posición intermedia lo acabaría de bordar y nos permitiría desatender el pulsador centrándonos mayor tiempo en pilotar.

Estructuralmente la Lux es robusta, la percibimos especialmente rígida y precisa en el triángulo delantero. El basculante posee algo menos de aplomo, especialmente en el aspecto lateral. Ello, unido a que las ruedas tampoco sobresalen en este apartado (sí lo hacen en peso y en dinamismo), provoca que cuando nos levantamos de la bici y realizamos demarrajes con todas las fuerzas que tenemos, apreciemos un punto de torsión lateral.

Nada especialmente remarcable. Creemos incluso que para muchos bikers será inapreciable, pero los más pesados pueden llegar a sentirlo especialmente si su última bici ha sido una hardtail. Es lo que tiene estos basculantes tan minimalistas. No se puede sobresalir en todo.

Concluyendo

En definitiva, creemos que la Lux es una maquina perfecta para maratón porque interpreta con facilidad el terreno.

Es tremendamente ligera, permite albergar hasta dos bidones de 800 ml en todas sus tallas y ofrece unos montajes supercompletos solo con componentes de marcas Premium.

Valoraciones

Cuadro: 4,5/5 – Cuadro de calidad, por debajo de 2 kg (incluido el amortiguador), capacidad para un segundo bidón y geometría moderna. Solo echamos en falta un punto más de rigidez lateral en el conjunto rueda. trasera/basculante.

Transmisión: 4,5/5 – Bielas DUB superligeras y un rango de desarrollo del 500 % gracias a la tecnología Eagle de 12 velocidades. No somos fans de las limitaciones del mando de cambio Grip Shift ni de su ergonomía.

Suspensión: 5/5 – Las suspensiones trabajan al unisono y de lujo gracias, entre otras muchas cosas, a sus grandes cámaras de aire, que aportan un plus de suavidad y sensibilidad óptimo. Ambas bloquean firme, sin titubeos.

Eficacia pedaleo: 4/5 – Por su bajo peso, cinemática, montaje y geometría se siente rápida y efectiva, especialmente en terreno compacto al ir bloqueado. Una posición intermedia potenciaría más su rendimiento.

Frenos: 4/5 – Muerden fuerte, son muy ligeros y estéticamente, con su maneta de carbono, visten mucho. Con el paso de los días, su tacto se ha vuelto algo más largo, menos estable y preciso

Ruedas: 4,5/5 – Escandalosas. El sonido del buje es muy llamativo. Los aros de carbono de 25 mm de ancho interno son ideales para ganar ese plus de tracción y confort. Solo deberían mejorar un punto su rigidez lateral.

Neumáticos: 4,5/5 – Diríamos que los Maxxis Ikon son los neumáticos con más adeptos dentro del XC, y no les falta razón. Polivalentes, rápidos y confortables gracias a su generoso perfil. Podrían ser un punto más fiable.

Calidad-Precio: 5/5 – Es una bici de ensueño para cualquier amante del XC/maratón con un montaje de escándalo atendiendo a su precio final. Creemos que la Lux va a ser toda una superventas. Motivos le so

Ficha técnica

General

Bici: Canyon Lux CF SLX 9.0 Pro Race

Precio: 5.599 euros

Peso: 10,298 kg

Cuadro

Material: Carbono CF SLX

Tallas: S, M, L y XL en 29”

Garantía: De por vida previo registro

Suspensión

Horquilla: RockShox SID World Cup, 29” tipo tapered, eje de 15 mm y con bloqueo mecánico One Loc

Amortiguador: RockShox Deluxe RLR

Transmisión

Pedalier: SRAM XX1 Eagle, 34 dientes, 172,5 mm

Casete: SRAM XG-1295 Eagle, 10-50, 12 velocidades

Cadena: SRAM XX1 Eagle, 12 velocidades

Mandos de cambio: SRAM XX1 Eagle, 12 vel. Grip Shif

Cambio: SRAM XX1 Eagle de 12 velocidades

Ruedas

Llantas: Reynolds Black Label XC Carbon, ambas de 28 radios, tubeless ready y ancho interno de 25 mm

Bujes: Reynolds (Industry Nine): delantero 110 x 15,12 x 148 trasero

Componentes

Neumáticos: Maxxis Ikon 3C Maxxspeed 29 x 2,25” Tubeless Ready de 120 TPI con carcasa EXO

Frenos: SRAM Level Ultimate

Discos: SRAM de 180/160mm centerline

Manillar: Canyon H20 plano, carbono, retro. 9º, 720mm

Potencia: Canyon V14 de aluminio, 1-1/8”, 31,8, 6º

Dirección: Canyon Acros Integrada, rodamientos sellados

Tija de sillín: Telescópica Kind Shock Lev SI de 100 mm

Sillín: Selle Italia SLR Elite

Más información

Contacto: Canyon Bikes España, spain@canyon.com (902 995 045)

Website: www.canyon.com/es

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.