No encontrar una Bergamont Revox acorde y de agrado a tu presupuesto y color resulta complicado. No recordábamos una familia de bicis tan extensa con distintos montajes.

La Revox Pro que traemos, de entre los cinco modelos con cuadro de fibra de carbono que Bergamont comercializa, es la segunda más económica que, junto con la Sport y la Elite.

Son las que están realizadas en fibra de carbono SCM (las siglas de Smart Mix Carbon), un tipo de fibra más económico y por ende algo más pesado que los modelos tope de gama, Team y Ultra, que emplean la fibra HSC (High Strength Carbon).

¿Cómo va?

La Revox Pro es una bici pragmática, de buen manejo y vestida con componentes, aunque un poco pesados, muy fiables.

El dinamismo, a nuestro modo de ver, viene dado por tres características geométricas: el primero, por su corta distancia entre ejes (1.088 en talla M); el segundo, por sus compactas vainas traseras de tan solo 431mm, y el tercero, por la angulación de la pipa de dirección que, al contrario de las tendencias actuales del mercado, que emplean angulaciones más lanzadas, entre 68 y 69º la mayoría, opta por mantener una pipa unos grados más cerrada que la mayoría, concretamente 70,5º.

Eso tiene pros y algunos contras. ¿Los pros? Pues que la bici es muy reactiva, dinámica e ideal para negociar curvas y jugar con ella sobre todo a baja y media velocidad.

Además, nos ofrece un tacto directo y pensado para sacar lo mejor de la bici en las subidas y tramos llanos de pedaleo.

¿Los contras? Pues que al ser una bici algo corta de ejes, resulta un tanto nerviosa en tramos rápidos y algo más incontrolable en los tramos más verticales y técnicos.

Supersólida

No solo por su montaje, estructuralmente, también la percibimos como una bici muy sólida. Excepcionalmente rígida.

Ello provoca que en los tramos benévolos podamos sacarle el máximo rendimiento a nuestro golpe de pedal, pero que en situaciones más extremas (trazadas algo sucias, por ejemplo), debamos estar algo más atentos, pues la bici no interactúa tan bien leyendo el terreno.

Deberemos jugar con las presiones de los neumáticos para ganar un plus de absorción. De todas maneras, entendemos que quien se compra un modelo como la Revox de Bergamont es alguien a quien no se le complica la vida en exceso en sus salidas atacando trialeras exigentes, sino buscando una bici de fácil pedaleo y dinámica para discurrir entre pistas y senderos en buen estado.

Detalles de nuestro agrado

Nos han gustado detalles como el comportamiento de la horquilla FOX Rhythm, que, aunque algo pesada, 1,710 kg, y sin mando de bloqueo remoto, puede con todo, de tacto suave, muy lineal y predecible.

También la apuesta de incluir una tija delgada de 27,2 mm contribuye a mitigar, gracias a su flexión, ese extra de rigidez que percibimos del cuadro.

Valoraciones

Cuadro: 4,5/5 – Sobrio. Acabados bien logrados, una estética reconocible y una geometría algo old school (un punto tradicional). Es un cuadro especialmente rígido. Un poco más de absorción vertical no le sentaría mal

Transmisión: 4,5/5 – La simplicidad y facilidad de uso de la tecnología Eagle de 12 velocidades le sientan genial al pragmatismo estructural de una hardtail. Tan solo podemos echarle en cara el plus de peso.

Suspensión: 4,5/5 – Tiene dos grandes hándicaps: peso algo elevado y carece de bloque remoto. Pero la gran valía de la FOX Rhythm es su funcionamiento lineal, tragón y predecible. Ideal para bikers noveles.

Eficacia pedaleo: 4/5 – Su talón de Aquiles y su gran valor. Nos hace volar en tramos rodadores y benévolos, pero, en terreno menos ciclables, esa rigidez la va a la contra. Le cuesta leer el terreno y pierde así efectividad.

Frenos: 4/5 – Bien. Son unos frenos que están bien. Cumplen sin estridencias. Bajo mantenimiento, buena ergonomía, comportamiento predecible y progresivo, aunque faltos de potencia

Ruedas: 4,5/5 – Un poco como los frenos. Cumplidoras. No destacan especialmente en ningún aspecto, pero tampoco pecan en nada. Listas para tubelizar sin problemas.

Neumáticos: 5/5 – Es una combinación en clave XC ligera, pero que ofrece un equilibrio muy medido entre tracción y velocidad especialmente el Racing Ray delantero, que nos aporta gran confianza.

Calidad-Precio: 4,5/5 – Seña de identidad de Bergamont. Para la excelencia, le habríamos rebajado unos euros al PVP para plantar cara a modelos de éxito de primeras marcas como su hermana Scott Scale 930, por ejemplo

Ficha técnica

General

Bici: Bergamont Revox Pro

Precio: 1.799 euros

Peso: 11,910 kg

Cuadro

Material: Carbono 29” super lite Smart Carbon Mix (SCM

Tallas: S, M, L y XL

Garantía: Cinco años

Suspensión

Horquilla: FOX 36 Float Factory, 160 mm de recorrido

Amortiguador: FOX Float DPX2 Factory

Suspensión

Horquilla: FOX 32 Rhythm, tapered, 100 mm, 15 x 110 mm axle

Pedalier: SRAM NX Dub Eagle 12 vel, 32d, 170 mm

Casete: SRAM NX 1230 Eagle, 11-50t

Cadena: SRAM NX Eagle

Mandos de cambio: SRAM NX Eagle

Cambio: SRAM GX Eagle

Ruedas

Llantas: Alex DP25, disc, eyelets, de 25 mm

Bujes: BGM Pro, centerlock, disc, 15×110 mm axle; trasero, BGM Pro, centerlock, disc, 12×148 mm axle

Componentes

Neumáticos: Schwalbe Racing Ray, Performance, folding, 29 x 2,25”/Schwalbe Racing Ralph, Performance, folding, 29 x 2,25”

Frenos: Shimano BL-MT400, hidráulicos. Discos: 180 mm delantero y 160 mm trasero

Manillar: Syncros FL2.0, flatbar, width: 720 mm

Potencia: Syncros FL2.0, +/-6°, 70 mm de longitud

Dirección: Tapered integrada

Tija de sillín: Syncros FL2.0, 400 mm, 27,2 mm

Sillín: Syncros FL2.5

Más información

Contacto: Goitasports, 900 102 017

Website: www.bergamont.com/es/es/

Galería

Fotos de estudio: Santi Díaz // Fotos de acción: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This