Commençal da la espalda al carbono y a la venta tradicionales y apuesta por bicis de calidad-precio elevada, en aluminio y de venta directa desde hace unas temporadas.

Desde hace años ha encontrado un nicho de venta caracterizado por las bicis de aluminio, de estética cañera, detalles cuidados y montajes de gran relación calidad-precio.

Como nos ha confesado el propio Max Commençal en alguna ocasión: “No al carbono a cualquier precio”. Max entiende que no es el momento de trabajar con el carbono hasta que no se den unas condiciones de higiene mínimamente aceptables de los trabajadores de China para manipular las fibras por un puñado de gramos.

No venden su alma

Venden bicis como su Commençal Meta AM 29 Team, a un precio superajustado de 3.899 euros, con un montaje de escándalo, sin fisuras, muy potente, prácticamente tanto como su cuadro de 3,6 kg sin amortiguador.

La bici en presencia gana enteros. Nos ha agradado su morfología complexión. Es todo músculo. Especialmente la armonía de líneas del tubo superior con la alineación de los enormes tirantes traseros. Encima de la bici aprecias que el tubo superior se aplana y engulle por completo el amortiguador.

Aunque de lejos pueda parecer el cuadro de una Meta AM V4, han cambiado muchos aspectos. De hecho, lo único que no cambió fueron las punteras, el eje del amortiguador trasero, el soporte del amortiguador en el tubo superior y la pipa de dirección.

Sensaciones, sensaciones, sensaciones…

Al subirte a la Meta AM 29 y empezar a familiarizarte con ella, caes en la cuenta de que la gorda se mueve con más agilidad de lo que aparentaba. Su apariencia ruda y pomposa engaña.

Posee una distancia entre ejes reducida, sin un reach superlativo. Para nada es de las bicis más largas y exigentes que hemos probado en esta categoría.

La línea de cadena, supercorta, con unas vainas de tan solo 432 mm y una marcada verticalidad del asiento, hace que moverte por las zonas reviradas no sea un problema.

Posee un gran dinamismo solo un poco perjudicado por ese extra de peso de los tubos hidroformados y el extra que supone un montaje en el que destaca el amortiguador de muelle. Pero la verdad es que el usuario tipo de esta bici no debe obsesionarse con el peso.

Es ideal para combinar un día de bike park con tramos de enduro de verdad. Las subidas se convierten solo en un trámite. Un compromiso. En cuanto empieza el juego, la bici se comporta con gran aplomo en todas las circunstancias.

Su hábitat preferido, las largas bajadas verticales, rotas y técnicas. Tramos de enduro de verdad, tramos donde con bicis de menor recorrido vas condicionado, limitado, es donde la Meta AM 29 saca a relucir todo su potencial.

Debido a que, en orden de marcha, bidón incluido, su peso ronda los 16 kg, requiere una buena condición física para poder gestionar el manillar o tirar de él en depende qué saltos.

Pero, por otro lado, ese excelente aplomo la torna bastante imperturbable ante terreno accidentado, lo que nos permite guardar energías y así pilotar al límite durante un período de tiempo más largo.

Es una bici que lee el terreno y tracciona de maravilla. Por su excelente setting de suspensiones se disfruta al atacar dubbies o peraltes para salir despedido, apoyándote en su amortiguador de muelle para jugar con unas inercias cada vez superiores.

En los tramos más revirados no se mueve mal. Gran parte de responsabilidad la tiene el tren trasero de la bici, muy compacto y muy rígido. Se nota que han trabajado muy bien sobre un basculante muy rígido y reforzado para paliar las típicas torsiones que nos transmiten en ocasiones (y otras bicis) esa sensación de flaneo cuando esta se retuerce.

Fruto de esta grandiosidad del basculante trasero, en ocasiones, mientras pedaleamos o bien nos movemos vehementemente en alguna bajada jugando con nuestras rodillas para equilibrar la bici, nuestros gemelos rozan con la parte superior del mismo. Algo que creemos que se puede acusar si encima utilizas pedales de plataforma y tu pedaleo no es muy ortodoxo.

Por lo demás, esta Meta AM 29 nos parece un seguro de vida. Una bici muy a tener en cuenta si no posees un presupuesto astronómico, eres cañero y apuestas por una bici sólida y muy capaz para atacar los tramos más comprometidos del jardín de casa o disfrutar de una jornada memorable en un bike park donde solo tú marcas los límites de lo que se puede o no se puede hacer con la Meta AM entre tus piernas.

Una enduro… ¿con amortiguador de muelle?

Debido a la gran evolución que han experimentado los amortiguadores de aire, al lograr un tacto en algunos casos muy parecido a los de muelle y siendo notablemente más ligeros, más de 200g aproximadamente, cuesta más de ver amortiguadores de muelle en las bicis de serie en disciplinas como el enduro.

¿El motivo? Son más pesados y es algo más complejo dar con el reglaje. Debemos ir sustituyendo muelles con distinta ratio para dar con el spring rate ideal, mientras que con el de aire solo hay que modificar la presión.

Pero también poseen grandes ventajas que se ha encargado de recordarnos el amortiguador Super Deluxe RCT Coil RT de nuestra Meta AM 29 Team de prueba. La principal característica/ventaja que encontramos es que nos permite acumular más energía en las compresiones, con lo cual beneficia a que salgamos despedidos con mayor velocidad cuando se descomprime (conjuntamente con un buen reglaje del rebote). El llamado efecto resorte. Es especialmente notorio y agradecido a la salida de peraltes.

Además, potencia la sensibilidad del tren trasero por su dinamismo, algo que las bicis de 29” de largo recorrido agradecen sobremanera.

Pero existen otros motivos para ver montada la versión de muelle del Super Deluxe en la bici de Cécile Ravanel. Para disciplinas tan exigentes como el tipo de enduro que se practica en las EWS, es importante tener el mismo comportamiento de suspensión durante un uso intensivo.

Porque el amortiguador de muelle soporta mejor la fatiga (en caso de rotura te permite acabar el tramo en mejores condiciones que el de aire, que se queda clavado) y no varía tanto su comportamiento dependiendo de la temperatura y la altura (la presión de aire varía en función de la altura y hay pruebas donde el desnivel es muy acusado).

Valoraciones

Cuadro: 3,5/5 – Superpotente, fiable y con una estética marca de la casa. 3,6 kg de peso (sin amortiguador), geometría equilibrada, buen equilibrio entre rigidez y confort. Destaca sus compactas vainas.

Transmisión: 4,5/5 – Atendiendo al precio al que comercializa el modelo, entendemos que no existe una transmisión que ofrezca un mejor equilibrio entre precisión, rango de desarrollo y fiabilidad.

Suspensión: 4,5/5 – Muy fans del rendimiento y ajustes de ambas suspensiones. En caso del amortiguador, solo el peso es un hándicap. Una vez ajustado, en torno al 28 % de sag, solo queda disfrutar.

Eficacia pedaleo: 3,5/5 – La verticalidad del tubo del sillín y la opción de bloquear el amortiguador (no en su totalidad) maquillan el resultado. La cinemática es correcta, no contamina en exceso el pedaleo.

Frenos: 4/5 – De doble pistón y discos de 200 mm, ofrecen una potencia de frenada muy precisa, constante y regulable. El contrapunto ideal para gestionar las inercias y parar la bici en el momento justo.

Ruedas: 3,5/5 – Son cumplidoras. No destacan por su peso, pero sí por el generoso ancho de rueda interno, el bajo perfil de llanta y la fiabilidad, que son su carta de presentación.

Neumáticos: 4/5 – Buen comportamiento. El delantero nos ofrece una gran tracción gracias al nuevo compuesto Addix (algo más blando) y a la disposición de sus tacos, que agarran bien en piso húmedo.

Calidad-Precio: 4,5/5 – Es sin duda uno de los puntos fuertes de Commençal. Bicis con montajes superlativos en cuadros de calidad a precios ajustados, con unas líneas muy reconocibles y estética desenfada

Ficha técnica

General

Bici: Commençal Meta AM 29 Team

Precio: 3.899 euros

Peso: 15,312 kg

Cuadro

Material: Cuadronec + Ultra SL en aluminio 6066 triple forja

Tallas: S, M, L y XL todas en 29”

Garantía: 5 años

Suspensión

Horquilla: RockShox Lyrik RC2, High/Low speed compresión, rebote

Amortiguador: RockShox Super Deluxe RCT de muelle, 230 x 60 mm, 2 posiciones, compresión, rebote

Transmisión

Pedalier: SRAM Descendant Eagle, 32 X-Sync, Boost,170 mm

Casete: SRAM GX Eagle 1230, 10-50, 12 velocidades

Cadena: SRAM GX Eagle, 12 velocidades

Mandos de cambio: SRAM GX Eagle, 12 vel. tipo Trigger

Cambio: SRAM GX Eagle de 12 velocidades

Ruedas

Llantas: Spank Oozy 350, ambas de 32 radios, tubeless ready y ancho interno de 30 mm

Bujes: Spank Spike Boost F15 delantero 15 x 110, Spank Spike Boost R148 12 x 148 trasero

Componentes

Neumáticos: Schwalbe Magic Mary, 29 x 2,35, TLE, Addix soft, front/Hans Dampf, 29 x 2,35, TLE, Addix soft

Frenos: SRAM Guide RE

Discos: SRAM Guide RE 200 en ambos

Manillar: Renthal Fatbar, 30 mm altura, 800 mm, 31,8 mm

Potencia: Renthal Apex, 40 mm, 31,8 mm diameter, alu.

Dirección: Acros Alloy ZS44/ZS56, rod. sellados

Tija de sillín:  Kindshock LEV Integra, 31,6mm x 400mm

Sillín: Fabric Scoop Flat Elite de 142 mm, cromo rails, team réplica

Más información

Contacto: (+376) 73 74 81, de 9 a 19 h de lunes a viernes, store@commencal.com

Website: www.commencal-store.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de estudio: Santi Díaz // Fotos de acción: Sebas Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This