Prueba KTM Macina Prowler Sonic: Esencia enduro
PUBLICIDAD

Prueba de la KTM Macina Prowler Sonic

En Solo Bici hemos realizado la prueba de la KTM Macina Prowler, el modelo tope de gama en recorrido y tecnología en clave e-MTB para 2021. Se trata concretamente de la espectacular KTM Macina Prowler Sonic en la versión más excelsa, la equipada con SRAM XX1 AXS.

Más allá de la nomenclatura de los modelos de bicis de KTM bikes, algo enrevesada a nuestro parecer, y más teniendo en cuenta que su longeva familia de e-bikes no para de crecer bajo un mismo denominador común: una mejora constante y lineal de sus prestaciones en cualesquiera de sus modelos.

Desde los más recreativos y confortables, como la Chacana o la Lycan, a los más extremos y adrenalíticos como la gama Kapoho y Prowler de 160mm y 180mm de recorrido respectivamente.

En la redacción de Solo Bici hemos tenido la dicha de probar «la gorda», la deseada, la bestial Macina Prowler Sonic de 180mm de recorrido delantero y 170mm de recorrido trastero vestida con los componentes más prohibitivos del mercado, tanto como su precio, 10.099 euros.

Una bici que sobresale por su cuadro de carbono y por su apuesta por las ruedas mixtas o «mullet», es decir, de 27,5 plus trasera y 29″ delantera.

El cuadro de la KTM Macina, imponente

La estética es muy lograda. Transmite lo que es, una bici muy sólida y deportiva, con unas aristas del cuadro alineadas estudiadamente sobresaliendo la línea que va del largo del tubo horizontal con la del tirante trasero.

Un detalle importante para muchos usuarios es que permite montar un portabidón en la parte inferior del triángulo principal, encima del motor. Y otro detalle que pasa inadvertido pero que es de gran utilidad es que el cuadro y su sistema eléctrico están ya preparados de serie para la instalación de las luces delanteras y traseras mediante un cable interno que comunica desde la vaina inferior izquierda hasta los soportes del sistema de iluminación.

La semblanza es más que evidente con el modelo de enduro de KTM no motorizado, la Prowler. Ambas apuestan por un sistema de suspensión sustentado en un solo monopivote, una compacta bieleta estudiadamente alineada con el amortiguador del cuadro situado en posición horizontal.

Este hace que la bici sea muy sensible a las irregularidades del terreno pero que por el contrario no ofrezca una plataforma de pedaleo muy sólida, pero ¿a quién le importa cuando el que empuja es el motor Bosch de cuarta generación?

Pensada al detalle

Se nota que han priorizado idear un sistema, práctico, de bajo mantenimiento (menos rodamientos que mantener), sensible, con un tarado de la suspensión algo regresivo y apostando por la fiabilidad de un basculante de aluminio previniendo de las perrerías y maltrato al que el tipo de bici está destinado.

Pero ¿Por qué no uno de carbono? Hemos probado bici de enduro de largo recorrido como la e-Overvolt de Lapierre que emplea Nico Vouilloz en las EWS y sí apuestan por el carbono también para el basculante… Creemos que KTM tiene la capacidad e I+D para fabricar un basculante en carbono pero que ha preferido ser conservador en este aspecto y ensamblar el basculante, realizado en dos piezas, y unido para siempre mediante una soldada cicatriz a nuestro gusto bastante perceptible.

KTM Macina Prowler, en marcha

Se percibe un buen aplomo en general, especialmente contundente en la zona de la pipa de dirección, lo cual resulta ideal para guiar la bici con precisión, y algo menos de robustez en el tubo vertical, el que alberga transversalmente su longeva batería de 625 Wh.

Para acceder a la misma no requerimos de llave ni herramienta, un acierto, pero tal vez echamos en falta una tapa de plástico, carbono o de material sucedáneo con más empaque y algo menos ruidosa frente a los impactos de las piedras que eventualmente despide la rueda delantera.

Sobre su geometría

Entre sus números destacan el ángulo de dirección inclinado a 65 grados y una distancia entre ejes de 1.242 mm en este tamaño M. El alcance, el «reach», es de 462 mm, algo generoso que atendiendo al promedio de las bicis de enduro de dicho segmento podríamos catalogarla como algo larga.

La geometría está pensada para dar cabida a sus ruedas de diámetros dispares (27,5/29″) y otorgar toneladas de aplomo y estabilidad cuanto más rápida es la bajada. La rueda de 29 nos aporta un gran paso de obstáculos, estabilidad y dirección.

Sus 65º de ángulo de dirección diríamos que son ideales para situar la rueda delantera por delante del manillar, pero sin ser una medida extrema que nos condicione una distancia de ejes excesiva o nos penalice en exceso en la zonas más reviradas y lentas. Diríamos que es una geometría equilibrada, “de libro”, tipo enduro.

La virtud de contar con una rueda trasera de 27,5+ es que el neumático ofrece toneladas de tracción y el diámetro de rueda y sus cortas vainas añaden el picante. Es una bici muy fácil de hacerla entrar en vereda por la trazada elegida, especialmente del tren trasero.

Además, al no ser de 29″ hace que en los tramos más verticales y rotos la rueda trasera no haga el amago de marcar nuestro pantalón, algo que ocurre en ocasiones con bicis de 29” de largo recorrido y tallas pequeñas en este tipo de situaciones.

Motorización

En lo que respecta al apartado motor, nada que ya no supiéramos. El motor Bosch de cuarta generación ha mejorado en todos los aspectos: la entrega de potencia se evidencia con una cadencia de pedaleo óptima muy natural, cerca de las 80-85 pedaladas por minuto.

El motor Bosch entrega 250W de potencia en base a los modos habituales ECO (+ 60%), Tour (+ 140%), eMTB (+ 140/+ 340%), Boost (+ 340%) y WALK que facilitan los porteos con la bici a cuesta a no más de 5 km/h.

El par motor es ya muy potente, de los 75Nm a los 10Nm extras que se pueden llegar a conseguir ya no sólo en la posición Boost, la más potente, también en la opción e-Mtb, la que se encarga de gestionar la entrega de par motor en función de la velocidad, fuerza y cadencia de nuestro pedaleo. Es una posición muy recomendable para las salidas de corta-media duración con la que tenemos calculado que podemos hacer poco más de 1000 metros de desnivel positivo.

El motor además es ahora más compacto con lo que el Factor Q, la distancia entre pedales, es más compacta, casi idéntica a la de una bici convencional. Con todo ello percibimos una entrega de potencia cada vez mas silenciosa y cadenciosa mucho más natural que las primeras generaciones motorizadas de Bosch.

En cuanto a cargar la batería PowerTube, nada podría ser más sencillo: el conector de carga se encuentra a mano, bien protegido y sellado de las más que posibles salpicaduras de agua y suciedad proveniente de las ruedas.

Todo bajo control

Gracias a la pantalla Kiox colocada en el centro del manillar, es posible disfrutar de una increíble cantidad de datos: además del estado de la batería, encontramos la velocidad actual, máxima y media, la distancia recorrida y la distancia total, la cadencia, la autonomía en kilómetros e indicación del modo seleccionado.

También te da la posibilidad de sincronizarlo con tu smartphone a través de la aplicación Bosch eBike Connect, para mostrar notificaciones y aprovechar sensores adicionales, como el GPS que te permite grabar el track o el pulsómetro para mantener los latidos del corazón bajo control. Todo controlado por una simple palanca a la izquierda.

En el apartado de las suspensiones, el protagonismo se lo lleva el amortiguador de muelle trasero, el RockShox SuperDeluxe coil Select+ de 250x75mm. Este tipo de suspensión es, sin duda, más directa en respuesta y requiere por ello un ajuste superfino del amortiguador para poder aprovecharlo al máximo.

KTM Macina Prowler: ¿E-Freeride? ¿Enduro?

Y es que la Macina Prowler Sonic es, si atendemos a su geometría, una bici de enduro de manual pero que si ampliamos su espectro de uso atendiendo a su recorrido estaríamos delante de una bici que pudiera coquetear con el freeride. De hecho, estamos convencidos de que muchos usuarios, por la espectacular presencia de la Prowler y atendiendo al largo recorrido de suspensiones, podrían pensar que anda entre ambos mundos.

Aunque a nuestro parecer se asemeja más a una bici de enduro de largo recorrido que a una bici de freeride. Primero, como decíamos, por su geometría, que no es tan extrema ni lanzada de ángulos como las bicis de Freeride.

Segundo porque a nuestro parecer una bici de freeride casa mejor con las divertidas ruedas de 27,5 y no con una mullet (29″ delantera y 27,5″ trasera, como es el caso). Y un tercer motivo por sus componentes, más enfocados al rendimiento y al bajo peso, que a la resistencia y fiabilidad de los componentes típicos que se emplean (o debieran emplearse) en una bici de freeride.

Un claro ejemplo de ello son las ruedas DT Swiss que monta de serie, las HXC 1200 Spline Carbon. Unas ruedas espectaculares a la par que fiables que utilizar para XC, Trail u All Mountain… pero que para enduro agresivo o freeride extremo no serían las más apropiadas en términos de resistencia aun ofreciendo DT Swiss uno de los aros de carbono de la mejor calidad del mercado.

¿Para quién es?

Es para aquel usuario ávido de sensaciones fuertes. Al que busca sumar bajadas y descontar subidas. Y no bajar de cualquier manera. Quiere divertirse. La KTM Macina Prowler Sonic es una bici que agradece unas manos expertas por eso entendemos que casará muy bien con dos tipos de usuarios. Un mayor grupo, el primero, para los que provienen del mundo de la bici de doble suspensión (con o sin motor) y que quieren disfrutar de los senderos y trialeras más extremas y rápidas de su zona.

Y sí, decimos rápidas porque en las zonas donde la velocidad media es más baja, es decir, zonas de curvas cerradas enlazadas, una bici más light, de menor peso y recorrido sería algo más ágil y menso exigente con el biker.

Y por otro lado, un segundo grupo de usuarios con el que puede hacer muy buenas migas son los que provienen de la moto offroad en cualesquiera de sus modalidades pues por el estilo de conducción, trazadas, reparto de pesos, inercias e incluso requerimientos físicos son similares a las de una moto.

Nunca antes una bici había tenido tantas similitudes con una moto de enduro, por ejemplo, ruedas de distintos diámetros, la trasera más pequeña y la delantera de mayor diámetro… Hasta la estética es «naranjona» como buena KTM que es.

Lo afirmamos porque para los usuarios que provengan de bicis más ligeras y musculares la Prowler es una bici que requiere de un tipo de conducción que se asemeja en muchos casos al de una moto offroad, por ejemplo, al atacar una curva, donde tienes que luchar contra la inercia/peso de la moto aplomando el tren delantero y hacerla girar con vigor, sin titubeos y apoyándote en el motor eléctrico para salir de curva pudiendo así dibujar una línea más cerrada en las curvas, apurando la frenada y atacando el vértice con más beligerancia.

La bici «del más allá»

La KTM Macina Prowler Sonic confirma que «el más allá» existe. La bici que eleva su par motor a más allá de los 75Nm, la bici que apuesta más si cabe por el carbono en detrimento del aluminio, la bici que se deja seducir por la nueva tendencia de ruedas «mullet» o mixtas, una tope de gama más que ayuda a consolidar las transmisiones sin cableado AXS como las más excelsas, la que amplía el recorrido hasta los majestuosos 180mm de recorrido y amortiguadores de muelle… y así un largo etcétera para empujar el horizonte ciclista un paso más allá.

Y es que, solo examinando minuciosamente, advirtiendo cada detalle de este montaje excelso que del hace gala la Macina Prowler Sonic te das cuenta de cuan deprisa avanza la tecnología en nuestro sector. ¿Te subes?

Valoraciones

Cuadro: 4/5 – La calidad del cuadro es bueno en términos generales. Echamos en falta una tapa de la batería del cuadro más lograda y un basculante (¿porqué no?) de carbono.

Transmisión: 5/5 – 5 estrellas para la gama AXS XX1 Eagle de SRAM.

Suspensión: 4,5/5 – Qué bien le sienta a esta bici el amortiguador de muelle. Sensible en el primer tercio de recorrido y muy aprovechable, ideal para activar el tren trasero de la bici.

Eficacia pedaleo: 4/5 – No es deliberadamente su punto más fuerte. Quizás notes que se mueve un tanto en demasía pero teniendo al motor Bosch de cuarta generación y sus 85Nm no deja de ser anecdótico.

Frenos: 5/5 –. XTR rules. Son muy ligeros, de doble pistón, ergonómicos, compactos, fiables y de fácil mantenimiento. No podemos pedir más.

Ruedas: 4/5 – Exquisitas. La calidad de giro de los bujes DT son una delicia y la fiabilidad, fuera de toda duda, si no las ponemos en jaque con un trato excesivamente duro. Piden una mouse a gritos.

Neumáticos: 4/5 – Más que correctos. Para una bici de estas características quizás montáramos unos un poco más anchos en el delantero, pero gracias a la amplia garganta interna de llanta de 30 mm, pero son más que correctos.

Calidad-Precio: 4/5 – Hablamos de un cuadro tope de gama (con un precio tope de gama) con la mayoría de los componentes tope de gama, pero algunos detalles como el basculante de aluminio le fallan para ser redonda.

Ficha Técnica

Cuadro

Cuadro: Macina Prowler Dimmix Performance Carbon SLL-LTE 170mm

Color: fire orange (black + orange)

Juego de dirección: KTM Team eMTB 1.1/8″-1.5″ angle limit

Suspensiones

Horquilla: RockShox Lyrik Ultimate 29″ 180mm

Amortiguador: RockShox SuperDeluxe coil Select+ 250×75

Motorización

Motor Bosch:            Bosch PERFORMANCE CX Gen.4 – 25km/h / 85Nm

Capacidad de la batería: interna de 625 Wh

Batería: Bosch PowerTUBE 625Wh

Display: Bosch KIOX TFT Display with Remote

Cargador: Bosch FAST Charger 6ª

Ruedas

Juego de ruedas: del. DT Swiss HXC 1200 Spline 30 Carbon / TLR Tras: DT Swiss HXC 1200 Spline 30 Carbon CLTLR

Neumáticos: del. Maxxis Minion DHF 3C-MaxxTerra/EXO/TR 63-622 Tras. Maxxis Minion DHR II 3C-MaxxTerra/EXO/TR

Componentes

Frenos: Shimano XTR M9100 / M9120 4-Piston

Sillín: Ergon SM10 E-Mountain Sport

Tija del sillín: RockShox Reverb AXS wireless

Potencia: KTM Team Trail35 Kiox

Puños: Ergon GE10 Evo ergonomic

Manillar: KTM Prime Trail35 Carbon rizer20 800mm

Transmisión:

Plato: SRAM X-Sync 2 Eagle 36T Direct Mount

Pedales: MTB-Pedal flat VP-539 nylon

Bielas FSA CK-702/IS Carbon 160mm

Cassette: Sram XX1 Eagle XG1299 / 10-50

Cambio: SRAM XX1 Eagle AXS 12speed

Cadena: SRAM XX1 Eagle 12s

Pulsador: SRAM Eagle AXS Controller

Más información

PVP: 10.099 EUR

Peso: 23,6kg en talla M sin pedales ni hardware

Garantía: 5 years frame, 2 years motor/battery/display

Contacto: KTM Bikes España, 936 913 151

Website: www.ktm-bikes.at

Fotos: Jesús Andrés Fernández

1 comentario en «Prueba de la KTM Macina Prowler Sonic»

  1. Muy buen análisis Rubén!

    Creo que les ha quedado una bici muy guapa a KTM, y me alegro de que hayan montado el bosch de 4ª al final, porque se escuchaban rumores de que a lo mejor probaban algo nuevo y no lo veía yo del todo claro.
    Habiendo en el mercado este pedazo de motor creo que no merece la pena arriesgarse a liarla, como otras marcas que todos sabemos…

    Responder

Deja un comentario