Ganas teníamos de hincarle el diente a esta Lapierre Overvolt AM I Carbon Team con el cuadro de carbono. Después de asistir a su presentación el pasado verano y de probarla durante dos días seguidos en los Alpes, nos quedamos con ganas de más.

Heredera de uno de los corredores de descenso más laureados a escala internacional, Nicolas Vouilloz, se nota el sello de calidad tanto en calidad de cuadro como en geometría y vocación.

La gran experiencia de Nico se ve reflejada, como es así desde hace años, en todas las novedades de los de Dijon.

Carbono y aluminio

El cuadro de la Overvolt está fabricado en carbono en el triángulo delantero y en aluminio el trasero (y también la bieleta del sistema de suspensión).

Según nos comentaron los ingenieros en su día, en la presentación a la que asistimos a principios de verano, lo realizaron así porque buscaban el mejor compromiso de peso y rigidez y era la mejor combinación posible.

Con 150 mm de recorrido, las ruedas son de 27,5″ plus, pero si queremos, podremos montar tanto ruedas de 27,5″ como de 29″ (con neumáticos de hasta 2.6″), una opción que se nos antoja, al menos, curiosa.

Para ajustar la geometría correspondiente, las punteras son Dual System, por lo que podremos adaptar la longitud de vainas en función de dicho tamaño de rueda.

Como no podría ser de otra manera, el sistema de suspensión trasero es OST+. El motor que monta es el Bosch Performance CX, y equipa batería Powertube 500 Wh integrada totalmente en el tubo diagonal.

Nos encanta poder extraerla para su carga sin necesidad de utilizar una llave, que como a más de uno nos ha pasado, se nos extravía a la primera de cambio. Vamos, ideal para los que quieren las cosas fáciles.

Pero ojo, que si eres de los que quieres más seguridad, con cada unidad de e-bike Lapierre te da un bombín para fijarla con una llave Torx, todo pensado.

Los detalles del cuadro son muy buenos, como así sus características técnicas. Cuenta con cableado interno, rodamiento específico en el anclaje inferior del amortiguador a la bieleta, imán específico de Lapierre para el control de la cadencia…

Destaca también la posibilidad de incorporar un portabotellas, obsesión de Nico Vouilloz, tal como nos comentó en pequeño comité en la presentación del modelo de aluminio de hace ya dos temporadas.

No es de extrañar entonces que en esta también lo hayan pensado para que podamos montarlo. Algo que nos gusta mucho es el ACS (Anti Chain Suck), que ajusta perfectamente la cadena al plato y, además de no dejar que caiga la cadena, la mantiene lo más limpia posible para un mejor funcionamiento en caso de barro o suciedad. Un buen sistema que nos asegura un perfecto funcionamiento en todo momento.

¡Vamos, que nos vamos!

Como siempre pasa con las bicis de Lapierre, solo sentarnos encima de la bici, lo vemos todo a nuestro gusto. La posición del cuerpo, la longitud del tubo horizontal, la de la potencia y la anchura del manillar. Todo en su sitio, parece pensado por y para nosotros.

Y eso que las medidas son, al menos, curiosas. La longitud del tubo superior es importante, con 610 mm en talla M, un tubo de dirección de 130 mm de longitud y con un ángulo de sillín de 73º.

Esto al final quiere decir que contamos con una posición de cuerpo más bien larga, compensada con una corta potencia de 35 mm, y pedaleamos algo retrasados de la caja de pedalier, aunque pedaleando no tenemos la sensación de que sea exagerado.

Para los más técnicos, os diremos que el reach (distancia desde la unión de la perpendicular de la caja de pedalier hasta la línea paralela al suelo con el centro de la parte superior del tubo de dirección) es corto, lo que se consigue que sea manejable.

Tremendamente estable

Inicialmente, y dada esta longitud de reach, la verdad es que nos pensábamos que sería más manejable. La corta potencia así lo hacía presagiar también, pero no fue tanto como esperábamos. Porque en lo que más destaca la Lapierre es en su absorción en tramos lanzados y rotos.

No es de extrañar a tenor de la concentración del peso que podemos ver en la zona de la caja de pedalier. Apenas debes buscar la trazada, simplemente confiar en la bici y ellas lo hace por ti. Traga con una tremenda facilidad y la inercia te lleva.

También es verdad, además de las medidas, que su peso no es ligero, y eso le da un extra de estabilidad y seguridad que en este caso es una ventaja, aunque hay que anticipar algo antes que en muchas otras e-bikes.

Ambas suspensiones ayudan a que esta absorción sea muy buena y, aunque en las dos tenemos la posibilidad de bloquear, no lo hicimos. Simplemente con un pedaleo constante y redondo, hace que no sintamos el típico molesto vaivén. Sin duda, una buena escaladora si la conocemos y la tratamos bien.

Equilibrada

En conjunto, nos gustó mucho y solo le criticaríamos que si quieres una e-bike muy ratonera, seguramente no lo será tanto como desees y, por otro lado, el protector plástico del lateral del motor, junto con el puerto de carga de la batería.

Es muy sencillo y poco ajustado, y aunque todo queda protegido, nos gustaría un mejor ajuste, como detalle. La verdad es que el compromiso que se ha encontrado en esta Lapierre Overvolt AM I Carbon Team (o se ha buscado, porque no es fruto de la casualidad) es ideal si quieres una bici para disfrutar bajando y subir correctamente.

Está claro que con ella se ha buscado una e-bike que, sobre todo, bajase bien, pero que pudiésemos subir sin problemas tanto por funcionamiento como por posición. Objetivo cumplido.

Valoraciones

Cuadro: 4/5 – El trabajo realizado por los ingenieros y diseñadores de Lapierre es muy bueno. Aunque sea una mezcla de carbono y aluminio, nos convenció.

Transmisión: 4/5 – Ideal en todo momento. El pulsador con Single Click, con el que solo podemos subir una corona con cada pulsación, facilita el correcto funcionamiento, además de la calidad del Eagle de SRAM.

Suspensión: 5/5 – Nada o todo que decir. Perfectas en cada momento. De la horquilla no nos sorprendió, pero el amortiguador nos hacía sufrir que no cumpliese con una bici tan potente, y lo hizo con creces.

Frenos: 4/5 – Cumplieron perfectamente en cualquier situación con una gran solvencia. Potencia, calidad y personalización. Eso sí, si se mojan, mejor lleva tapones para los oídos…

Ruedas/Neumáticos: 5/5 – Conjunto ideal. El aro de carbono es rígido como pocos y los neumáticos tienen un buen agarre y tracción, sobre todo el delantero, que al fin y al cabo es el más condicionante.

Batería/Motor: 4/5 – Pocas objeciones podemos hacer a un conjunto eléctrico que permite un buen funcionamiento y una fabricación del cuadro con una buena geometría.

Calidad-Precio: 4/5 – Es lo que tiene una e-bike con el cuadro de carbono, aunque solo sea el delantero. Los componentes no son como para tener el precio que tiene, pero al ser carbono…

Ficha técnica

General

Bici: Lapierre Overvolt AM I Carbon Team

Precio: 6.999 euros

Peso: 22,970 kg (sin pedales)

Cuadro

Material: Triángulo principal de carbono con basculante de aluminio

Tallas: S, M, L y XL

Garantía: 5 años en el cuadro y 2 años en motor, batería y componentes electrónicos

Suspensión

Horquilla: RockShox Pike RC

Amortiguador: RockShox Deluxe RT

Motor

Motor: Bosch Performance CX, 250 W

Batería: Bosch Powertube 500 WH

Transmisión

Pedalier: E13 TRS Race Carbon ISIS/16 T/ Bielas 165 mm con guía cadena E13

Casete: SRAM NX Eagle/11-50

Cadena: SRAM NX Eagle

Mandos de cambio: SRAM GX Eagle

Cambio: SRAM X01 Eagle

Ruedas

Llantas: Lapierre eAM+ Carbon 30 mm

Bujes: Lapierre delantero Boost 110 x 15 mm y trasero Boost 148 x 12 mm

Componentes

Neumáticos: Maxxis Highroller II EXO 3C 2.8″ delantero y Maxxis Rekon+ EXO 2.8″ trasero

Frenos: SRAM Guide RE. Discos de 200 mm

Manillar: RaceFace SIXC Carbon W/785 mm

Potencia: Lapierre CNC / 35 mm

Dirección: FSA Orbit 1.5 ZS

Tija de sillín: Lapierre Dropper+ Trigger, 125 mm

Sillín: Velo custom Lapierre

Más información

Web: www.lapierrebikes.es

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This