¿Cómo va?

Como no podría ser de otra manera, Bontrager sigue la evolución, siempre a mejor, de todos sus productos. En este caso, hablamos de la evolución de la exitosa Flare R, que ahora pasará a llamarse RT.

La verdad es que podrían haber apurado una temporada más porque la R ha sido y sigue siendo una de las luces más vendidas de la historia, ya que por un precio muy razonable ofrecía una potencia y unas características envidiables. Pero no. Bontrager quiere ir más allá y la evoluciona. ¡Y cómo lo hace!

Pensada para hacernos visible durante el día (y lógicamente si es así, también por la noche), sus destellos serán perceptibles hasta 2 kilómetros gracias a su led.

Es verdad que de noche nos verán, claro, pero están pensadas específicamente para el día, ya que brillan más en un rango de visión mayor. El patrón de destello discontinuo produce hasta 90 lúmenes si bien dispone de un sensor de luz diurna para autoajustarse según esta. Incluso con ello, cuenta con 5 modos: 3 de destellos (90 lm durante 12 horas, 45 lm durante 12 horas y 5 lm durante 15 horas) y 2 fijos (25 lm durante 4,5 horas y 5 lm durante 13,5 horas).

El montaje es extremadamente fácil y sin herramientas mediante un soporte pensado para colocar en la tija del sillín o en el casco, con una goma elástica de larga durabilidad.

Para no quedarte sin batería en un momento necesario, cuenta con un pequeño indicador luminoso que se muestra verde cuando está cargada, y de color rojo cuando es necesario cargarla. En este momento, que será cuando quede un 5 %, bajará su intensidad automáticamente y tendremos todavía media hora de funcionamiento.

Para realizar la carga lo haremos mediante conexión USB. En la caja de la luz viene todo: la luz, el soporte para anclarla y un cable para su carga.

Otras características son la opción de conectarla a dispositivos de Garmin o ANT+ Bontrager para ver el estado de la batería y controlarla de forma remota.

¿Para quién es?

Para todo el que quiera una luz que nos asegure que seremos visibles incluso en los días más luminosos. Además, su pequeño tamaño hace que con poco peso y volumen no perdamos potencia respecto a las más potentes (hasta 90 LM es más que suficiente).

¿Qué falta?

Nada. Por pedir y pensando en los más exigentes, ¿que haya más colores? Por nosotros, nada de nada

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.