Quizás sea el nombre que nos condiciona, pensando en la bella ciudad extremeña. O quizás sea porque sus modelos son más bien discretos en cuanto a diseños, sin nada que se salga de lo común y de lo más clásico.

Será eso o no, pero el caso es que en Merida están por la labor de asentarse como una de las marcas importantes de la industria.

Y ojo, porque por capacidad no será, ya que son el segundo fabricante de bicis a escala mundial, ahí es nada. El caso es que la experiencia que tienen y la capacidad es mucha, y parece que sí, que están por la labor, que quieren fabricar bicis que marquen la pauta.

Y este es el caso de la E-One Sixty, que, situada en el segmento más endurero de nuestro deporte, destaca por una geometría digna de una de las mejores, pues han conseguido diseñar un cuadro con una medida de vainas de las más cortas que recordamos (con motor Bosch). Y eso es bueno, aunque también es verdad que no es definitivo, pero vamos paso a paso.

El cuadro

El cuadro de la Merida E-One Sixty está íntegramente fabricado en aluminio. A priori lo que más destaca es su batería semiintegrada, pues, aunque no esté 100% integrada en el tubo diagonal, queda bastante bien estéticamente hablando.

Personalmente nos gustaría que estuviera integrada del todo, viendo de lo que son capaces otros fabricantes, para ganar en personalidad y en estética, pero aun y así diremos que la encontramos bonita.

El rebaje que se le ha hecho al tubo diagonal para que no sobresalga tanto hace que no se vea una estética anticuada, y eso es lo importante. Sea como sea, los detalles son muy buenos, empezando por la reforzada zona de la pipa de dirección o el tubo diagonal con secciones cuadradas, y terminando por el cableado interno que le da una elegancia limpia y sencilla en el buen sentido de la palabra.

Importante mencionar también el marcado slooping del tubo superior, que hará que nos sintamos más cómodos a la hora de bajar de la bici, además de ganar en rigidez general del cuadro.

Componentes espectaculares

El montaje que equipa la Merida E-One Sixty 900 es de lujo, empezando por las suspensiones: una FOX 36 Factory y un amortiguador FOX Float X2 también Factory. Ambas, las suspensiones tope de gama de los americanos. Y siendo el modelo tope de gama del catálogo, esta Merida monta el Shimano XT Di2 electrónico, ahí es nada. Eso sí, la cadena es KMC.

Los frenos son también de los japoneses, en este caso unos Saint de 200 mm de diámetro, mientras que las ruedas son unas DT Swiss. Estas vienen acompañadas de unos neumáticos Maxxis Minion DHR II en 2,8″ de grueso.

En cuanto a motor y batería, el Shimano Steps E-8000, el más deportivo, es el que nos ofrecerá la asistencia al pedaleo.

En nuestro caso, ya desde el primer momento, ajustamos mediante la aplicación E-Tube de Shimano el tanto por ciento de asistencia de cada modo, ya que el que viene de serie no nos acaba de gustar.

Por suerte, con esta app (disponible en Android e iOS) cuentas con tres opciones bastantes estandarizadas que seguro que alguna de ellas te encaja, y más la Custom: esta opción es la que nosotros solemos utilizar, ya que puedes escoger a tu antojo el tanto por ciento de asistencia de los modos Trail y Boost.

En marcha

La absorción es lo más destacable de la Merida E-One Sixty, sea del tipo de irregularidad que sea. Es sensible desde el inicio de sus 160 mm de recorrido gracias a la combinación de un sistema de suspensión superactivo, con un amortiguador pensado para lo que está creada la E-One Sixty: el enduro.

La combinación es espectacular; el dúo, perfecto. Eso sí, para poner a punto el amortiguador tardamos unas cuantas salidas. Sus regulaciones son de precarga de aire, de rebote en alta y baja velocidad y de compresión en alta y en baja velocidad.

Como en la mayoría de los casos, solo tenemos un control de rebote, hay que ir probando hasta encontrar el punto ideal. La compresión es más fácil pero, ojo, también tiene su trabajo el dejarlo bien.

Una vez encontrado el punto, la absorción es tremenda, aunque cuidado porque también nos exigirá. Deberás estar fuerte para controlar la bici como se merece, ya no tanto por su peso sino porque te exige y quiere ir rápido, con lo que el desgaste del biker es mayor.

Hacía tiempo que no sufríamos tanto de brazos como con la E-One Sixty. Con ella la verdad es que fuimos muy muy rápido en nuestras bajadas, y quieres volver a subir para volver a bajar, sin parar, hasta quedar exhausto. Te pide marcha.

Y dicho de paso, ya a priori nos parecía que el no contar con palanca de bloqueo (o cambio de compresión) y tratándose de una bici de enduro sería un punto en contra, y diremos que, aunque ya se asume siempre algo de movimiento, efectivamente nos habría gustado contar con ella, la verdad. El margen de error es casi infinito y ofrece una manejabilidad que no te esperas para nada.

Con su estilo y montaje, dirías que será pesada y poco ágil. Pero nada más lejos de la realidad. Una muy buena sorpresa gracias a sus dimensiones con mucho slooping y a sus cortas vainas.

El comportamiento general de los componentes fue bueno, del que destacó el buen funcionamiento de la tija telescópica.

Lo que no nos acabó de gustar fue la transmisión, que si el Di2 electrónico de Shimano es espectacular, montar una cadena KMC es un sacrilegio. ¿Cómo puede ser que una marca de las grandes, para ahorrarse unos pocos dólares en el montaje, estropee el óptimo funcionamiento que proporcionaría si fuese íntegramente Shimano. Incluso con la cadena más básica de Shimano funcionaría fina, no como nos sucedió con la KMC.

Y otra cosa: el golpeteo de las bielas con el suelo es muy frecuente. ¿Para cuándo unas bielas de 160 o 160 mm? Básico para una e-bike, y más de las características de la E-One Sixty.

Mención aparte se merecen las ruedas y los neumáticos, que ofrecen un agarre tremendo gracias a la forma que quedan con el ancho de llanta interno de 35 mm. Eso sí, o tubelizas o sufres el riesgo de pinchar a menudo si no pones mucha presión, como nos pasó a nosotros.

En definitiva, la Merida E-One Sixty te encantará si lo que buscas es una e-bike de enduro absorbente y muy manejable.

Valoraciones

Cuadro: 4/5 – El cuadro está muy bien trabajado y el sistema de suspensión funciona de maravilla, pero quizás la integración de la batería le añadiría un extra de personalidad.

Transmisión: 4/5 – Aunque funciona mejor que alguna otra de la e-bikes con cadena KMC que hemos probado en este número, por unos pocos euros más podría montar íntegramente Shimano. Sería mejor.

Suspensión: 5/5 – Espectacular funcionamiento de ambas suspensiones, sobre todo de la trasera, con una absorción espectacular. Los 160 mm parecen más.

Frenos: 5/5 – La potencia de los Shimano XT son más que suficientes gracias a los discos de 200 mm de diámetro. Bien en todo momento.

Ruedas/Neumáticos: 3/5 – El ancho de llanta de 35 mm y los neumáticos 2.8″ quedan muy anchos y hay que tubelizarlos sí o sí. Cuentan con carcasa demasiado fina para lo ancho que quedan.

Batería/Motor: 4/5 – No podemos decir nada malo en este sentido, porque el funcionamiento es muy bueno. Sí diremos, sin querernos hacer pesados, que la batería integrada sería un punto más.

Calidad-Precio: 4/5 – El precio diremos que es correcto, aunque es verdad que por estos precios ya encuentras versiones de otras marcas con cuadro de carbono, pero no en bicis de 160 mm y con este montaje. Una cosa va por la otra.

Ficha técnica

General

Bici: Merida E-One Sixty 900 E

Precio: 6.899euros

Peso: 22,350 kg (sin pedales)

Cuadro

Material: Aluminio

Tallas: S, M, L

Garantía: De por vida previo registro

Suspensión

Horquilla: FOX 36 Factory

Amortiguador: FOX Float X2

Motor

Motor: Shimano Steps E-8000, 250 W

Batería: Shimano Steps 500 WH

Transmisión

Pedalier: Shimano Steps E-8050/34/Bielas 170 mm

Casete: Shimano M8000/11-46

Cadena: KMC X11

Mandos de cambio: Shimano XT Di2

Cambio: Shimano XT Di2

Ruedas

Llantas: DT Swiss Spline HX1501 35 mm

Bujes: DT Swiss delantero Boost 110 x 15 mm y trasero Boost 148 x 12 mm

Componentes

Neumáticos: Maxxis Minion DHR II 2.8″ delantero y trasero

Frenos: Shimano XT, discos de 203 mm

Manillar: Merida Expert eTR/780 mm

Potencia: Merida Expert eTR/45 mm

Dirección: Tapered conificada

Tija de sillín: Rock Shox Reverb, 150 mm

Sillín: Merida Expert CC

Más información

Web: www.merida-bikes.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This