¿Cómo va?

Merida es una marca sobradamente conocida por la calidad de sus bicis y su trayectoria en competición, aunque probablemente no tanto por sus componentes, como por ejemplo la tija de altas prestaciones que hemos probado este mes.

Se trata de la Merida Carbon S-Flex, la tija que el mismísimo José Antonio Hermida montó, por ejemplo, en su Merida One Twenty 9 9000 en la pasada Catalunya Bike Race.

Una tija con una estética bien trabajada y acabada en mate, con pequeños detalles en brillo que la hacen vistosa, pero elegante a la vez. Los acabados están muy bien cuidados, sobre todo la zona de anclaje del sillín, formada por dos placas de carbono rebajadas al máximo para conseguir un peso realmente ultraligero.

Un peso que en la versión de 27,2 y 350 mm se sitúa por debajo de la barrera de los 200 g, 185 g para ser más exactos, mientras que en la versión 30,9 y 400 mm, la más pesada, registra en la báscula 225 g.

Vamos a lo que realmente nos ha sorprendido de este componente y lo que le da su nombre: S-FLEX. Nos encontramos con una tija de carbono con una notable capacidad de flexión en el sentido anterior-posterior y que actúa como una microsuspensión que ofrece de esta manera un extra de comodidad, todo sin perder ni un solo vatio en nuestro pedaleo.

Este sistema se sitúa en la parte alta de la tija, donde el tubo pasa de ser redondo a estar aplanado. Esa forma es la que permite esa flexibilidad que nos acaba aportando la comodidad y absorción necesarias para sobrepasar las irregularidades de manera más estable.

Debemos tener en cuenta que lo que nos ofrece esta tija es un plus y que ni mucho menos trabajará igual que una suspensión. En este caso la hemos probado en una bicicleta rígida. Su funcionamiento se acentúa en este tipo de bicicletas en comparación con las de doble suspensión, aun así pensamos que es una muy buena tija para llevar en cualquier tipo de bicicleta, por su comodidad y ligereza.

Lo que no le falta es un buen precio, ya que, con un PVP de 139 €, se posiciona como una de las mejores tijas de carbono en relación peso-calidad-precio.

¿Para quién es?

Como comentamos, es una tija que se puede adaptar a cualquier tipo de ciclista que aprecie el confort en marcha. Cómoda, ligera, fiable y estéticamente bonita.

¿Qué falta?

La única pega que le podemos encontrar a esta tija es que la longitud en la versión de 27,2 mm está limitada a una única longitud de 350 mm, mientras que la de 30,9 mm solo está disponible con 400 mm de longitud.

Valoración: 4,5/5

Características técnicas

Precio: 139 €
Peso: 185 g
Diámetro: 27,2 mm
Longitud: 350 mm
Material: Carbono de alto módulo
Otras opciones: Longitud de 400 mm y en diámetro de 30,9 mm
Web: www.merida-bikes.com

Texto: Ismael López / Foto: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.